Habitaciones de hotel para las personas sin hogar

Cassie Gamboa, left, and Robert Romo, right, go into their new hotel room with Edwin Aviles, of Union Station Homeless Services on Tuesday, April 7, 2020. Photoby Michael Owen Baker courtesy of Los Angeles County
Cassie Gamboa, izquierda, y Robert Romo, derecha, entran en su nueva habitación de hotel con Edwin Avilés del Servicio para Personas sin Hogar de Union Station el martes 7 de abril de 2020. Foto de Michael Owen Baker cortesía del condado de Los Ángeles

¿Qué se había prometido?

El 3 de abril Newsom anunció el Proyecto Roomkey, un programa financiado en gran parte por el gobierno federal para arrendar 15,000 habitaciones de hotel en las que las personas sin hogar podrían refugiarse durante la pandemia.

Eso cubriría alrededor de una décima parte de la población sin hogar de California, que asciende a más de 150,000. Cerca de 108,000 de ellos viven en la calle o en automóviles.

“Esta es la crisis previa a la más actual del estado de California”, dijo Newsom. “Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para enfrentarla de manera contundente”.

¿Cómo se ha desempeñado California?

Hasta el 22 de junio el estado había asegurado 15,781 habitaciones y colocado a 10,050 personas con padecimientos subyacentes en habitaciones de hotel donde pueden quedarse hasta que la amenaza del virus disminuya. A otras 595 personas se las puso en cuarentena temporalmente porque dieron positivo o habían estado expuestas al virus. El resto de las habitaciones están vacías, listas para una posible oleada.

Sin embargo, el condado de Los Ángeles, epicentro de la crisis de las personas sin hogar de California y de la propagación de COVID-19 no ha alcanzado su propia meta de colocar en habitaciones a 15,000 angelinos vulnerables y sin hogar, habiendo alquilado tan solo cerca de 4,000 habitaciones hasta el momento. En su lugar, los funcionarios proponen ahora colocar a los 15,000 en viviendas permanentes dentro de un plazo de tres años.

Si bien 10,000 personas son muchas para colocar en habitaciones, es la mitad del número de trabajadores de la salud que se han alojado en hoteles a cuenta de California durante la pandemia, lo que refleja lo difícil y polémico que es hacer frente a la crisis de la falta de vivienda en California.

El objetivo de Newsom ha pasado de ser una intervención de salud pública a corto plazo a una solución a largo plazo para los sin hogar. El nuevo acuerdo presupuestario reserva 550 millones de dólares en ayuda federal de emergencia para comprar hoteles que se convertirán en viviendas permanentes de apoyo. La dificultad radica en que la ayuda vence el 31 de diciembre, y la adquisición de hoteles puede demorar y ser costosa.

Para que determinar si reúne los requisitos para recibir una habitación de hotel, llame al organismo para personas sin hogar de su zona.