¿Qué ha cambiado durante el COVID-19?

Desde los cheques de estímulo y la mejoras para el desempleo, las prórrogas de impuestos y la flexibilización de las normas, el gobierno — estatal y federal — está moviendo los hilos en todos lados para responder ante la crisis de COVID-19. 

  • La elegibilidad para el seguro de desempleo se ha ampliado e incluiría a quienes deben faltar al trabajo para cuidar a los niños. Si bien los beneficios generalmente se limitan a 26 semanas por año, se permiten dos nuevas extensiones para 13 y luego 20 semanas adicionales.
  • La Asistencia para el Desempleo por la Pandemia es un nuevo programa federal que provee beneficios de desempleo que abarcan entre $167-$450 para quienes no son elegibles para el seguro típico de desempleo, como los trabajadores autónomos, los contratistas independientes, los trabajadores temporales y las personas con antecedentes limitados de trabajo. Los impactos en el trabajo relacionados con COVID-19 hacen que los trabajadores sean elegibles para este programa.
  • Los $600 extra por semana, también disponibles según la Ley federal CARES, se agregaron automáticamente a cada semana de beneficios entre el 29 de marzo y el 25 de julio. Ahora la decisión de si se extienden depende de los políticos en D.C. y en Sacramento.

La razón de las medidas drásticas es clara. Millones de californianos se han visto duramente afectados por la pandemia, en particular los trabajadores jóvenes, de sexo femenino o los no blancos. Una encuesta mostró que un tercio de los residentes del estado no saben cómo pagarán la renta el próximo mes. Otro investigador estimó que la tasa de seguridad alimentaria en el hogar se ha duplicado.