La brecha en la educación preescolar

El preescolar en California no es gratuito para todos y no es obligatorio.

Pero para los que sí asisten, hay opciones públicas o privadas, básicamente, gratuitas y subvencionadas, o programas que se pagan de su bolsillo. 

Entre las opciones públicas, California tiene tres programas financiados principalmente para las familias de bajos ingresos: el programa preescolar estatal, Head Start y el kínder de transición. Pero estos programas no pueden atender a todos los niños que califican.  

Por el contrario, los costos de los preescolares privados pueden oscilar entre $1,000 y $3,000 por mes.

De acuerdo con el Instituto de Políticas Públicas de California, es menos probable que los niños se inscriban en un preescolar si viven en la pobreza, o cerca de ella, y si en el hogar no hay un adulto con educación universitaria. También es menos probable que los niños se inscriban si no se habla bien el inglés en el hogar y si son niños de color.