Cómo se califica Newsom a sí mismo

Gov. Gavin Newsom, wears a face mask as he answers a reporters question during his visit to the Queen Sheba Ethiopian Cuisine restaurant in Sacramento on Friday, June 19, 2020. Newsom visited the restaurant that is participating in the Great Plates Delivered program that provides meals to older adults who are at-risk to COVID-19. Photo by Rich Pedroncelli, AP Photo/Pool
El gobernador Gavin Newsom, lleva puesta una mascarilla mientras responde a una pregunta de un reportero durante su visita al restaurante Queen Sheba Ethiopian Cuisine en Sacramento el viernes 19 de junio de 2020. Newsom visitó el restaurante que está participando en el programa Great Plates Delivered que proporciona comidas a adultos mayores que están en riesgo de contraer la COVID-19. Foto de Rich Pedroncelli, AP Photo/Pool

Cuando se le pidió que calificara el éxito de la red de asistencia de COVID-19 que ha construido, Newsom dijo que está “muy orgulloso de empezar las cosas desde cero”.

“Podríamos habernos alejado y ni siquiera habernos esforzado en hacer algo audaz, hacer algo que nadie más ha hecho nunca, hacer algo que nadie más está haciendo”, dijo Newsom.

Pero para algunos, las grandiosas promesas de Newsom han causado decepción. Sheila Kern, de 66 años, del condado de Monterey, esperó seis semanas para recibir comidas de restaurante que Newsom se comprometió a enviar a ancianos aislados, sólo para tener que cancelarlas después de recibir panqueques quemados de una compañía de catering que tenía malos comentarios. Mientras tanto, sabía de ancianos en Laguna Beach que recibieron comidas que “superaron sus expectativas”.

Para Kern, “fue un fracaso del 100%” debido a la falta de supervisión.

Parte del problema: con la economía en pleno auge y con un desempleo récord en febrero, el estado no estaba preparado para un desastre de esta magnitud o velocidad.

“Cuando la economía es buena, es raro que los estados inviertan en la capacidad de recuperación de sus redes de seguridad social porque sienten que funciona”, dijo Patterson de Code for America. “Y entonces, sobreviene una crisis”.

Unas buenas noticias: en el actual acuerdo presupuestario, Newsom y los legisladores lograron evitar los tipos de recortes devastadores a los servicios sociales que marcaron la recesión pasada, posiblemente perjudicando la capacidad del estado a aguantar esta recesión actual