En resumen

Un programa de subvenciones para pequeñas empresas administradas por el estado hizo que un programa de préstamos para estas empresas  también administrado por el estado y lanzado casi al mismo tiempo, no cumpliera con las expectativas, según muestra un informe reciente.

Read this article in English.

¿Qué elegiría: dinero gratis que puede conservar o dinero que debe devolver con intereses?

Esa fue la decisión fácil que tomó algunas pequeñas empresas cuando California implementó dos programas de asistencia financiera casi al mismo tiempo a fines de 2020, según un informe reciente de la Comisión Little Hoover , una agencia de supervisión independiente.

En respuesta a las empresas que luchaban contra la pandemia, el gobernador Gavin Newsom presentó un programa de préstamos para pequeñas empresas llamado Fondo de Reconstrucción de California a fines de noviembre de 2020.

Aproximadamente una semana después, Newsom dijo que el estado también otorga subvenciones a las pequeñas empresas afectadas por la pandemia.

“Los fondos de préstamo no pueden competir con el dinero gratis”, dijo Scott Wu, director ejecutivo de IBank de California, una agencia de financiamiento dentro de la Oficina de Desarrollo Comercial y Económico del Gobernador, que obtuvo el efectivo inicial para el fondo.

Además de las subvenciones del estado, los préstamos perdonables del Programa de Protección de Cheques de Pago estaban disponibles por parte del gobierno federal. Entonces, el IBank y los grupos comerciales con los que estaban trabajando dieron un paso atrás en la comercialización del programa de préstamos, dijo Wu.

La demanda de los préstamos fue “mucho menor” de lo previsto, dijo. Al principio, los arquitectos del fondo de préstamo esperaban que alcanzaría un tamaño de entre $250 millones y $500 millones. Hasta ahora ha recaudado solo $114 millones, dijo Beth Bafford, vicepresidenta de Calvert Impact Capital, que organizó el fondo.

Pero, dijo Wu, se necesitaban ambos tipos de alivio. Las subvenciones oscilaron entre $5,000 y $25,000, mientras que los préstamos tienen un tope de $100,000.

El Fondo de Reconstrucción ha distribuido alrededor de $71 millones en préstamos a unas 1200 empresas en California, la gran mayoría de las cuales han ido a empresas con 10 empleados o menos, según el informe.

San Francisco supera a todos los demás

Las empresas de todo el estado no aprovechan el programa por igual. En 19 condados, nadie recibió un préstamo, según el informe. En varios condados solo una o dos empresas adquirieron uno. Todas las empresas que completaron las solicitudes y cumplieron con los requisitos de elegibilidad y crédito recibieron el préstamo, dijo Bafford.

Doscientos dos préstamos por un total de alrededor de $15 millones se otorgaron a empresas en el condado de San Francisco, según el informe. Las empresas de ese condado recibieron el 17 % del total de los fondos distribuidos hasta el momento, a pesar de albergar al 2% de los californianos.

Eso se debe a que San Francisco construyó sobre el programa del estado, invirtiendo $4 millones de su propio dinero, $2 millones de los cuales se destinaron al pago de intereses. Eso permitió a la ciudad ofrecer préstamos sin intereses a las empresas, dijo Kate Sofis, directora de la Oficina de Desarrollo Económico y Laboral de la ciudad.

Sin los préstamos sin interés, mucho menos empresas habrían hecho uso del fondo, dijo Sofis. Y, dijo, la ciudad planea invertir otro $1 millón de su propio dinero en el programa.

Muchos otros municipios y condados decidieron ejecutar sus propios programas de subvenciones para pequeñas empresas, dijo Bafford.

Fresno, por ejemplo, estableció su propio programa de subvenciones, dijo Tate Hill, director ejecutivo de Access Plus Capital, un fondo de préstamos para pequeñas empresas que prestan servicios en el centro de California. Otro factor, dijo Hill, es que algunas regiones de California no tienen tantas instituciones financieras dedicadas a servir a las comunidades de bajos ingresos, que ayudan a ejecutar programas de préstamos, pero el Área de la Bahía tiene muchas.

Las empresas en los 13 condados que conforme el Valle Central recibieron un total de 53 préstamos por un total de alrededor de $3 millones, en comparación con los 202 del condado de San Francisco, según el informe.

“Tenemos algunas de las comunidades más pobres de todo el estado”, dijo Rich Mostert, director del Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas de la Comunidad del Valle, que atiende a los condados de Fresno, Tulare, Madera y Kings.

El éxito de San Francisco no restó valor a la capacidad de las empresas de otros condados para obtener préstamos, dijo Bafford. El programa de la ciudad atrajo inversión privada adicional al fondo, dijo, y no es tan desproporcionado como podría parecer según la población, dada la alta densidad de negocios en San Francisco.

Los préstamos del fondo estarán disponibles hasta noviembre de 2022, dijo Bafford. Ella está discutiendo con el estado “lo que depara el futuro más allá de eso”.

Este artículo fue publicado originalmente por CalMatters.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Grace covers California’s economy for CalMatters. Previously, she was an editor at the Washington Monthly. She is a graduate of Pomona College.