En resumen

La forma en que el sistema Cal State presenta las tasas de graduación oscurece cómo el sistema está fallando a sus estudiantes de raza negra.

Read this article in English.

Al cierre del primer Simposio Juneteenth de la Universidad Estatal de California el mes pasado, el máximo ejecutivo del sistema presentó una agenda para mejorar la experiencia de los estudiantes de raza negra en el sistema universitario público más grande del país.

¿El primer elemento en la lista de la canciller interina Jolene Koester? “Necesitamos desagregar los datos”, dijo.

¿Cómo?

Eso puede sonar a secas, pero hay una buena razón por lo que es lo más importante: la lucha de Cal State para graduar a sus estudiantes de raza negra a menudo no se menciona en los informes públicos del sistema sobre las tasas de graduación.

Combinados, los 23 campus del sistema gradúan solo la mitad de los estudiantes afroamericanos que ingresan como estudiantes de primer año durante un período de seis años, muy por debajo del promedio general de seis años del 63%, según los últimos datos del sistema de 2021 .

Pero eso no sería fácil de detectar al ver cómo Cal State informa los datos.

Loading…

En su herramienta de datos que muestra los esfuerzos del sistema para cerrar las brechas de rendimiento entre los grupos étnicos y raciales, los estudiantes afroamericanos, latinos y nativos americanos se agrupan en una sola categoría de “minorías subrepresentadas”. Dado que los estudiantes latinos comprendieron aproximadamente el 91 % de todos los estudiantes en la categoría de “minoría subrepresentada”, de acuerdo con el tamaño de su población en el sistema y el estado, eso hace que los datos reflejen casi por completo el éxito de los estudiantes latinos.

En consecuencia, las desigualdades más profundas que enfrentan los estudiantes afroamericanos permanecieron ocultos.

En promedio, Cal State graduó al 57 % de sus estudiantes primerizos que son minoritarios subrepresentados dentro de seis años, una brecha de 12 puntos porcentuales en comparación con los estudiantes blancos, asiáticos y otros que no pertenecen a ese grupo. Pero la brecha de graduación entre los estudiantes afroamericanos y los estudiantes fuera de la categoría de reducción subrepresentada es de 20 puntos porcentuales, y ha sido así durante 15 años.

El año pasado, en todo el sistema, Cal State se gradaron 770 estudiantes afroamericanos por primera vez y transferidos menos después de seis y cuatro años, respectivamente, que sus objetivos para 2025.

En otras palabras, el método predeterminado de Cal State de presentar datos de minorías sugiere que el sistema está mucho más cerca de cerrar la brecha de rendimiento para los estudiantes afroamericanos de lo que realmente está.

Cargando…

La brecha de graduación entre los estudiantes afroamericanos y los estudiantes fuera de la categoría de minoría subrepresentada es del 20%, y ha sido así durante 15 años.

“Hemos estado presionando a la oficina del rector durante años para que desglose y nos proporcione los datos”, dijo Michele Siqueiros, presidente de Campaign for College Opportunity, una organización de defensa de los estudiantes. “Siempre hemos sido críticos con eso”.

Sin embargo, en la reunión de la Junta Directiva de noviembre de 2021 que discutió las brechas en las tasas de graduación, los altos funcionarios de Cal State nunca mencionaron las brechas de equidad más profundas que experimentaron los estudiantes afroamericanos ni desglosaron ningún dato por grupos raciales específicos. En cambio, tanto el material escrito disponible públicamente como la discusión oral se centró únicamente en la brecha estudiantil minoritaria subrepresentada.

Nadie de la Oficina del Canciller de Cal State estuvo disponible para una entrevista para esta historia.

El canciller interino Koester rechazó una solicitud de entrevista de CalMatters. Lo mismo hizo Jeff Gold, vicepresidente asociado interino de éxito estudiantil del sistema. En una declaración escrita, Gold explicó que el sistema Cal State cambió la métrica de mínima subrepresentada en 2009 y la incorporó a las metas para 2025 de su iniciativa de graduación que se lanzaron en 2015.

“A pesar de la naturaleza problemática del término ‘URM’ y las limitaciones de la metodología subyacente, la CSU decidió no abandonar esta métrica y/o cambiar las metas a la mitad del camino”, escribió. En otras palabras, el sistema no cambiará su enfoque para medir las brechas de equidad debido a una decisión que tomó hace siete años y no cambiará hasta 2025 como muy pronto. El sistema de Cal State “está comprometido” a alejarse de la métrica de minorías subrepresentadas para futuras iniciativas de graduación, dijo Gold.

Gold luego indicó que los campus individuales “desagregan periódicamente los datos de la tasa de graduación y retención de estudiantes por raza, género, etnia” y otros descriptores, como los niveles de ingresos del hogar.

“Diría que, como una cuestión de cumplimiento legal de la ley federal, no debería agregar datos en exceso de esa manera”.

Thomas A. Saenz, presidente y consejero general, Fondo Educativo y de Defensa Legal Mexicano-Estadounidense

Sin embargo, la investigación de CalMatters encontró que nueve de los 23 campus no tenían una herramienta de datos de tasa de graduación en funcionamiento, herramientas con datos obsoletos o herramientas que no revelaban las tasas de graduación por raza o etnia. Los campus restantes presentan sus datos de tasa de graduación por raza y etnia, pero la mayoría comparte la información de manera engorrosa.

Tome a Cal Poly San Luis Obispo , por ejemplo. Para comparar la brecha en la tasa de graduación entre estudiantes afroamericanos y estudiantes blancos, un usuario de Internet tiene que hacer clic en cada grupo individualmente, registrar la información manualmente y luego detectar las brechas de equidad.

El propio portal de índices de graduación en profundidad del sistema Cal State también presenta los datos de una manera que requiere que los usuarios registren cada grupo racial y étnico individualmente, por ejemplo, descargando los datos como hojas de cálculo para permitir comparaciones matemáticas. Algunos de los sitios web del campus, como el de Cal Poly, ni siquiera permiten que el usuario descargue los datos como hojas de cálculo, lo que limita aún más la capacidad del público para detectar fácilmente las brechas de equidad.

No tiene que ser así. Los sitios web de índices de graduación para la Universidad Estatal de San Diego  y de San Jose State, por ejemplo, muestra el éxito de cada grupo racial y étnico uno al lado del otro, lo que permite a los usuarios notar instantáneamente la profundidad de las brechas de equidad entre los grupos demográficos.

El enfoque de Cal State de agrupar varios grupos de identidad también puede entrar en conflicto con el Título VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964, dijo Thomas A. Saenz, presidente y asesor legal del Fondo Educativo y de Defensa Legal México-Estadounidense (MALDEF), un grupo legal de derechos civiles que ha argumentado ante la Corte Suprema de los Estados Unidos.

“Diría que, como una cuestión de cumplimiento legal de la ley federal, no debería agregar datos en exceso de esa manera”, dijo. El sitio web del sistema universitario dedicado a cerrar la brecha de rendimiento compara los grupos agregados entre sí, no hay grupos raciales individuales que hayan ilustrado claramente las brechas de equidad mucho más amplias que experimenten los estudiantes negros.

Show more

Si bien se pueden obtener datos separados sobre el éxito de los estudiantes afroamericanos, los números están escondidos en grandes conjuntos de datos que carecen de la simplicidad de las otras pantallas digitales del sistema del progreso de los estudiantes. Para determinar las brechas de equidad que enfrentan los estudiantes de raza negra, CalMatters analizó los datos de graduación de todo el sistema y específicos del campus por raza. CalMatters también recreó las categorías subrepresentadas y no subrepresentadas para compararlas con las tasas de graduación de los estudiantes afroamericanos.

Como parte de su ambicioso objetivo para 2025 de aumentar las tasas de graduación, Cal State dice que quiere eliminar la brecha en la tasa de graduación entre ciertos estudiantes de color y sus compañeros. En 2015, el sistema lanzó la Iniciativa de Graduación 2025, que también incluye objetivos para aumentar las tasas de graduación de CSU hasta un 70 % para estudiantes nuevos y un 85 % para transferencias en un período de seis años.

Desde el inicio de la iniciativa de graduación, la tasa de graduación de seis años para los estudiantes afroamericanos que ingresaron como estudiantes de primer año aumentado del 41,9% al 49,7% en todo el sistema, como parte de una tendencia general de 15 años de más estudiantes que terminan. Pero durante esos 15 años, la brecha en la tasa de graduación de seis años entre los estudiantes blancos y de raza negra que ingresaron como estudiantes de primer año en realidad se ha ampliado ligeramente. Fue del 21,9% en 2006; en 2021, fue del 22,2%.

Aunque el sistema está listo para alcanzar sus objetivos generales de graduación, “todavía no estamos en camino de eliminar la parte del desafío que es la brecha de equidad”, dijo el entonces canciller Joseph Castro durante la reunión de la Junta Directiva de noviembre pasado.

Aún así, añadió: “Creo que todavía podemos hacerlo”.

Variación extrema y reportes incompletos

Profundice en los campus individuales, y la disparidad entre el éxito de los estudiantes afroamericanos y el grupo minoritario subrepresentado más grande es más extrema. En el estado de Sonoma, la brecha de logros de graduación de seis años para estudiantes primerizos subrepresentados y no subrepresentados prácticamente se ha cerrado: hay una diferencia de solo 1.4 puntos porcentuales. Pero la brecha entre los estudiantes afroamericanos y sus compañeros no subrepresentados es de 20 puntos porcentuales.

Solo un campus de Cal State, San Diego State, ha cerrado efectivamente su brecha de rendimiento de graduación de estudiantes de primer año de seis años, tanto entre estudiantes subrepresentados y no subrepresentados como entre estudiantes afroamericanos y estudiantes no subrepresentados.

Al menos un informe legislativo de Cal State pintó una imagen incompleta de sus esfuerzos para cerrar las brechas de equidad. El año pasado, el sistema les escribió a los legisladores que Cal State Northridge redujo su brecha de rendimiento en 4 puntos porcentuales entre los grupos minoritarios subrepresentados y no subrepresentados entre 2019 y 2020. Eso es cierto, pero solo porque la tasa de graduación de los grupos no minoritarios se redujo en tres puntos. 

La tasa de graduación de los estudiantes afroamericanos en realidad resultó en un punto porcentual en ese tiempo, algo que el informe no menciona. Si bien el informe menciona las brechas de equidad entre los grupos de estudiantes subrepresentados y no subrepresentados, nunca desglosó los datos por grupos raciales y étnicos individuales.

Tendencias similares para estudiantes transferidos

Las brechas de equidad son aún más pronunciadas para los estudiantes de transferencia de colegios comunitarios en todo el sistema, que representan casi la mitad de todos los estudiantes universitarios de Cal State.

Después de cuatro años, la brecha de graduación entre los estudiantes transferidos de minorías subrepresentadas y sus compañeros no subrepresentados ha sido de entre 2 y 3 puntos porcentuales en los últimos seis años. Pero la brecha de graduación entre los estudiantes afroamericanos transferidos y los estudiantes no subrepresentados ha oscilado entre 9 y 12 puntos porcentuales en el mismo período. Eso equivale a unos 1200 estudiantes afroamericanos transferidos menos que obtuvieron títulos durante ese tiempo.

Show more

Existen brechas de equidad más profundas entre los estudiantes transferidos en campus individuales. En Cal State Bakersfield, la brecha en las tasas de graduación después de cuatro años entre estudiantes transferidos subrepresentados y no subrepresentados es de 2 puntos porcentuales. Pero la brecha entre los estudiantes afroamericanos y sus compañeros no subrepresentados es de 18 puntos porcentuales.

De hecho, el 22 de los 23 campus de Cal State vio un solo dígito de cerrar la brecha de rendimiento entre los estudiantes de transferencia subrepresentados y sus compañeros no subrepresentados. Pero lo mismo sucedió con solo siete campus de Cal State cuando se compararon las tasas de graduación de los estudiantes negros con sus compañeros no subrepresentados.

Muchos campus tienen pocos estudiantes afroamericanos

Hay pocas excusas para tener tasas de graduación tan bajas, dado lo pequeño que es la población de estudiantes afroamericanos en cada uno de los 23 campus de Cal State, dijeron los expertos. En 2015, de una clase promedio de primer año de casi 2800, solo 118 eran estudiantes afroamericanos, aproximadamente el 4%.

“Uno pensaría que tendrían suficiente energía para dedicarse a una pequeña cohorte”, dijo Lesa Johnson, profesora de sociología negra en Chico State que estudiar las relaciones raciales en el campus.

En Chico State, la brecha de rendimiento entre los estudiantes afroamericanos y los estudiantes minoritarios no subrepresentados es de 26 puntos porcentuales para el año más reciente. Entre todos los estados de California, solo Channel Islands, con una brecha de 31 puntos porcentuales, tiene una brecha más amplia, incluso cuando su brecha entre los estudiantes de minorías subrepresentadas y no subrepresentadas es de 8 puntos porcentuales.

Una brecha del 8% “no parece tan grave”, dijo Siqueiros. Pero las “estrategias que vamos a hacer para cerrar una brecha del 8% frente a una brecha del 31% obviamente serán muy diferentes”.

Algunos campus tienen solo unas pocas docenas de estudiantes de primer año que son de raza negra. Como consecuencia, un ligero cambio en la cantidad de estudiantes afroamericanos que se gradúan puede provocar grandes cambios en la tasa de graduación. Cal State Channel Islands inscribió solo a 25 estudiantes afroamericanos de primer año en 2015, y solo ocho estudiantes de raza negra se graduaron después de seis años, con una tasa de graduación del 32 %. Si el campus hubiera graduado a ocho estudiantes afroamericanos más, su tasa de graduación para los estudiantes de raza negra hubiera sido del 64 %, suficiente para cerrar por completo la brecha de equidad con los estudiantes sin representación insuficiente.

La raza no es solo un factor

El presidente de Cal State con la mayor proporción de estudiantes afroamericanos no ve engaño en la forma en que el sistema presenta los datos.

“Creo que hay un esfuerzo muy sincero e intencional para cerrar estas brechas de equidad”, dijo Thomas Parham, presidente de Cal State Dominguez Hills y uno de los tres presidentes de raza negra en los campus de el sistema de Cal State. “Si tuviera una pregunta sobre si realmente estamos comprometidos con el trabajo, entonces no estaría haciendo lo que estoy haciendo”.

Parham también advirtió que la raza no es el único factor para comprender los datos detrás de las brechas de logros. Si un estudiante es de bajos ingresos y el primero en su familia en asistir a la universidad también puede afectar la probabilidad de que se gradúe.

“Creo que hay un esfuerzo muy sincero e intencional para cerrar estas brechas de equidad”.

Thomas Parham, presidente de Cal State Dominguez Hills

Dominguez Hills tiene una gran cantidad de estudiantes que se ajustan a algunos o todos esos perfiles demográficos, así como también aquellos que provienen de comunidades que soportan el racismo sistémico. Al igual que otros con perfiles estudiantiles similares, Domínguez Hills tiene que trabajar más duro para que los estudiantes crucen la línea de meta que los campus con estudiantes más adinerados y que no provienen de entornos subrepresentados, dijo Parham.

Aún así, tanto para los estudiantes transferidos como para los estudiantes por primera vez, Cal State Dominguez Hills tiene una brecha de equidad más estrecha para los estudiantes afroamericanos y los estudiantes de minorías subrepresentadas que el promedio del sistema para el año más reciente. Dominguez Hills también tiene una brecha de equidad más estrecha que Cal Poly San Luis Obispo, cuyo alumnado es 1% de raza negra, 19% URM y 16% de bajos ingresos, puntos de datos que están muy por debajo del promedio del sistema y muy por debajo de la proporción de la escuela secundaria. graduados en California que tomaron cursos de preparación para la universidad.

Por otro lado, los esfuerzos de equidad de Cal State Dominguez Hill han retrocedido. Hace cuatro años, prácticamente no hubo una brecha en la tasa de graduación de seis años entre los estudiantes afroamericanos por primera vez y los estudiantes de minorías no subrepresentadas. 

Desde entonces, la tasa de graduación de los estudiantes afroamericanos cayó alrededor de 5 puntos porcentuales, mientras que la tasa de estudiantes de minorías no subrepresentadas creció casi 10 puntos porcentuales.

Para James Minor, ex vicecanciller asistente en la oficina de todo el sistema de CSU, cualquier ayuda para los estudiantes con dificultades en el sistema mejora directamente el destino académico de los estudiantes de raza negra. Destacó varios esfuerzos en curso para mejorar las tasas de graduación de todos los estudiantes, incluida la reinscripción de los estudiantes que abandonaron de asistir y la reducción de la proporción de estudiantes que obtuvieron calificaciones D y F. Cal State también está probando software adicional y contactando a los estudiantes en la primavera que no se han inscrito en las clases de otoño, una clara señal de que pueden abandonar. Todos esos esfuerzos también beneficiaron a los estudiantes de raza negra, dijo.

Pero el sistema universitario debe apuntar específicamente a los estudiantes afroamericanos, dijeron expertos y estudiantes a CalMatters.

Declaraciones contradictorias

Si bien el líder de CSU, Koester, mencionó claramente el desglose de datos como un objetivo para mejorar la experiencia de los estudiantes afroamericanos en el sistema Cal State, eso parecería entrar en conflicto con otros objetivos que ella y el sistema comparten.

Si Cal State no quiere desagregar los datos sobre el rendimiento de los estudiantes afroamericanos hasta 2025 debido a la meta de 10 años que estableció en 2015, como dijo a CalMatters el vicepresidente asociado interino Gold, entonces probablemente no lo hará bajo Koester.

Cuando Koester asumió el cargo de canciller interina en marzo, le dijo a Calmatters que no quiere el puesto de forma permanente, que estaba “comprometida al 150 %” con el puesto interino.

Este artículo fue publicado originalmente por CalMatters.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

more on higher ed

How much student housing does $1.4 billion buy?

State lawmakers are giving public colleges and universities $1.4 billion this year to build or renovate affordable dorms for students. The 25 projects across California range in size and price but are expected to make space for 7,300 students.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Mikhail Zinshteyn has been a higher education reporter since 2015. As a freelancer, he contributed to The Atlantic, The Hechinger Report, Inside Higher Ed and The 74. Previously, he was a reporter at EdSource...