En resumen

Las últimas protecciones de desalojo en todo el estado para inquilinos de bajos ingresos de California afectados por COVID-19 finalizaron el jueves, pero muchos aún no han recibido noticias sobre sus solicitudes de alivio de alquiler. Algunas protecciones locales todavía están vigentes. 

Read this article in English.

Las protecciones de desalojo para decenas de miles de hogares de California que aún esperan en la fila para recibir pagos del programa de alivio de alquileres del estado expiraron el jueves.

Desde septiembre de 2020, la Legislatura aprobó y el gobernador Gavin Newsom firmó cuatro leyes que protegen del desalojo a los inquilinos que no pudieron pagar el alquiler debido al COVID-19. La extensión más reciente protegió a los inquilinos que habían solicitado alivio de alquiler del programa estatal de $5 mil millones hasta el 30 de junio, pero aún no habían recibido respuesta o pagos. Esos inquilinos ahora pueden ser llevados ante los tribunales por sus propietarios. 

“Es muy poco probable que completen todas estas solicitudes antes del 30 de junio cuando expiren las protecciones de desalojo”, dijo en una reunión Sarah Treuhaft, vicepresidenta de investigación de PolicyLink, una organización sin fines de lucro que ha estado revisando el programa de alivio de alquileres del estado. “Esto significa que es probable que sean desalojados y que eventualmente obtengan asistencia para el alquiler”.

Debra Carlton, cabildera principal de la Asociación de Apartamentos de California, comentó que han pedido a sus miembros que no lleven a sus inquilinos con solicitudes pendientes a los tribunales.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario del estado, que administra el programa a través de un contratista, no respondió a múltiples solicitudes de entrevistas.

El programa de alivio de alquileres ha pagado más de $3.8 millones a 329,000 hogares, según datos del estado. Más de 28,000 solicitantes iniciales y 57,000 personas que volvieron a aplicar aún no han recibido respuesta, según PolicyLink, que ha estado revisando los datos del programa del estado a través de solicitudes de la Ley de Registro Público.

Horne LLP, una firma de contabilidad con sede en Mississippi que se especializa en proveer asistencia en casos de desastre, está pagando un total de $278 millones para distribuir $4.5 mil millones de los fondos federales de alivio de alquileres, según una renovación de contrato que CalMatters obtuvo a través de la Ley de Registros Públicos el 17 de junio. 

La asambleísta estatal Buffy Wicks, demócrata de Oakland y coautora de la última extensión, reconoció que el programa ha sido “increíblemente frustrante”. También agregó que el departamento de vivienda del estado le había asegurado que se pagarían sus solicitudes calificadas. 

“Creo que no es ningún secreto que el programa ha tenido desafíos”, explicó. “Y aunque simpatizo con algunos de los desafíos que hemos tenido como gobierno estatal en términos de lidiar con una pandemia global que ninguno de nosotros anticipó, también es nuestro trabajo como gobierno funcionar bien, especialmente cuando se habla de críticas de seguridad social”.

Pero hay un lado positivo para los defensores de los inquilinos. Una parte clave de la ley ahora caducada fue la preferencia de medidas locales más estrictas contra el desalojo, muchas de las cuales ahora entrarán en vigencia, incluso en la Junta de Supervisores.

Obtenga más información sobre los legisladores mencionados en esta historia

D

Buffy Wicks

State Assembly, District 15 (Oakland)

State Assembly, District 15 (Oakland)

How she voted 2019-2020
Liberal Conservative
District 15 Demographics

Race/Ethnicity

Latino 24%
White 39%
Asian 20%
Black 12%
Multi-race 5%

Voter Registration

Dem 70%
GOP 6%
No party 21%
Other 3%
Campaign Contributions

Asm. Buffy Wicks has taken at least $742,000 from the Labor sector since she was elected to the legislature. That represents 24% of her total campaign contributions.

El estado enfrenta al menos dos demandas por el programa por parte de los defensores de los inquilinos, quienes argumentan que negó la financiación a los inquilinos calificados y no está cubriendo la cantidad de deuda de alquiler originalmente prometida.

Más de 135,000 personas, o casi un tercio de todos los hogares que solicitaron alivio de alquiler, vieron rechazadas sus solicitudes a partir del 17 de junio, según datos del departamento de vivienda obtenidos por CalMatters. Ese número se disparó en las últimas semanas cuando el programa terminó. La demanda, que cita el mismo conjunto de datos, dice que los inquilinos reciben poca o ninguna explicación por sus negativas, lo que dificulta la impugnación de la decisión final.

“Los inquilinos se enfrentan al desalojo incluso cuando sus propietarios reciben estos cheques gigantes y los inquilinos que son elegibles para recibir asistencia se les niega con estos avisos crípticos que no les dicen por qué. Simplemente no tiene sentido”, dijo Madeline Howard, abogada del Western Center on Law & Poverty, uno de los grupos que demandaron al estado.

Wicks dijo que el último presupuesto estatal, aprobado esta semana, incluye casi $2 mil millones para pagar al estado una línea de crédito abierta a principios de este año para pagar a los inquilinos que presentaron solicitudes antes del 31 de marzo, aunque no incluye ningún fondo nuevo para el alivio del alquiler. El programa cubrió la cuota de alquiler entre el 1 de abril de 2020 y el 31 de marzo de 2022 para inquilinos de bajos ingresos que se vieron afectados financieramente por COVID-19.

Este artículo fue publicado originalmente por CalMatters.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Manuela is the housing reporter for CalMatters. Her stories focus on the political dynamics and economic and racial inequities that have contributed to the housing crisis in California and its potential...