EN RESUMEN

Algunos fiscales dicen que eso puede cambiar. Se están asociando con el estado en más casos de salarios o formando unidades especiales para combatir judicialmente los abusos laborales como delitos. Dicen que una nueva ley de delitos graves podría ayudar.

Read this article in English.

Se necesitaron dos turnos para limpiar el edificio de oficinas central de Los Ángeles de cinco pisos donde Edith López trabajaba como conserje.

Desde la mañana hasta el anochecer pasaba la aspiradora, limpiaba las cocinas y sacaba la basura, y su empleador, Pacific Commercial Co., le pagaba como a un empleado regular. Luego, de 5:00 a 10:00 pm hizo lo mismo, pero Pacific la clasificó como contratista independiente y pagó esas horas con cheques personales que dejaron fuera las deducciones típicas de la nómina, como el impuesto sobre la renta o la retención del Seguro Social, dijo.

Edith López, de 57 años, posa para una foto en Eugene A. Obregon Park en el este de Los Ángeles el 20 de octubre de 2022. Foto de Pablo Unzueta para CalMatters

Durante sus ocho años trabajando para Pacific Commercial, la compañía a veces le pagaba tarde y le reducía las horas, dijo, y no recibió ningún pago de tiempo y medio por horas extras. López, una madre soltera que emigró de Durango, México, se atrasó en el pago de la renta y estaba preocupada por mantener a sus tres hijas. Un médico le advirtió a la mujer de 52 años que el estrés estaba causando que su presión arterial se disparara. 

En septiembre, tuvo un descanso. Recibió $30,000 en restitución, resultado del procesamiento penal exitoso de su exjefe, Moon Hyuk Hahn, por parte de la Oficina del Fiscal de Distrito de Los Ángeles en asociación con el Comisionado de Trabajo del estado, el Departamento de Seguros de California y un grupo de vigilancia de la industria de limpieza llamado Maintenance Cooperation Trust Fund

“Se siente como una retribución por el sufrimiento que esta empresa me ha hecho pasar”, dijo López. “Esta empresa me ha hecho perder tiempo con mi familia y ha hecho sufrir a mi familia”. 

Cargos criminales son raros

Hahn, propietario de Pacific Commercial, enfrentó más de una docena de cargos de robo de salarios y otras acusaciones. Se declaró culpable de un cargo de fraude de seguros y robo de salarios y acordó pagar $1.6 millones como restitución

Se negó a comentar sobre el caso con CalMatters, pero su abogado, Keith Kim, dijo que declararse culpable era una “vía más segura” que ir a juicio. 

La mayoría de los casos de robo de salarios en California no se manejan de esta manera.

El robo de salarios ha sido un delito federal durante décadas, pero en California, donde los casos de delitos graves se castigan con hasta tres años de cárcel, los fiscales de todo el estado rara vez presentaron cargos penales basados ​​únicamente en el robo de salarios.

Algunos fiscales dicen que eso está empezando a cambiar.

Desde 2015, la Oficina del Comisionado Laboral del estado ha investigado 13 casos de violaciones laborales que resultaron en cargos penales, dijo la vocera Paola Laverde en un correo electrónico; 11 de esos casos involucraron robo de salarios.

Pocos fiscales locales, contactados en todo el estado, pudieron decirle a CalMatters por cuántos casos de robo de salarios han presentado cargos desde 2015.

Por el contrario, la oficina del Comisionado Laboral realizó investigaciones en los lugares de trabajo y emitió 141 citaciones por incumplimiento del salario mínimo y 102 citaciones por incumplimiento de horas extras en el año fiscal 2019-2020. Esas citaciones por robo de salario se manejaron administrativamente o en un tribunal civil.

Además, los trabajadores que piensan que sus salarios fueron robados generalmente presentan reclamos ante la oficina del Comisionado Laboral, en lugar de informarlo a la Policía. El año pasado, los empleados de California presentaron 19,000 reclamos de salarios no pagados por un total de $320 millones, que también suelen manejarse administrativamente.

La atención de los fiscales

A medida que California continúa lidiando con el alcance del robo de salarios, los fiscales dicen que los cargos penales podrían volverse más comunes. Varias oficinas de los fiscales en los últimos años han anunciado unidades que se centrarán en violaciones laborales como el robo de salarios.

“El objetivo aquí es aumentar nuestra atención procesal al robo de salarios”, dijo George Gascón, fiscal de distrito de Los Ángeles, quien el año pasado acordó recibir referencias e investigar el robo de salarios junto con la Oficina del Comisionado Laboral. “Esto (el robo de salarios) es malo para toda la comunidad”. 

Las iniciativas coinciden con un aumento de lo que algunos llaman “fiscales progresistas”, que buscan reenfocar la atención de sus oficinas en temas que afectan de manera desproporcionada a los residentes de minorías y de bajos ingresos, como violaciones laborales y trata de personas. Los estudios muestran que el robo de salarios afecta principalmente a los trabajadores más vulnerables: aquellos que ganan salarios bajos, a menudo personas de color o inmigrantes.

Estos esfuerzos a menudo se basan en la aplicación de la ley que ya está apuntando a formas relacionadas de delitos de cuello blanco, como el fraude de compensación laboral o la evasión de impuestos, donde las víctimas son otras empresas o el gobierno, en lugar de los trabajadores. 

“El robo de salarios afecta a muchas más personas individuales que viven en los márgenes y, por lo tanto, tiene un mayor impacto en la seguridad pública que muchas de las categorías de delitos en las que los fiscales de distrito tradicionalmente enfocan sus recursos”, dijo Chesa Boudin, exfiscal de distrito de San Francisco que creó una unidad que investiga los delitos en el lugar de trabajo en 2020.

Hace cinco años, la unidad de investigación criminal de la oficina del Comisionado Laboral remitió tres casos a los fiscales. En lo que va del año, ha referido a más de una docena, dijo Laverde. 

‘Más aterrador’

A nivel nacional, hay un aumento en los procesos penales por abusos laborales, según un informe publicado el año pasado por el Instituto de Política Económica, de tendencia izquierdista. El estudio señaló que desde 2017, los fiscales en 15 estados han presentado nuevos casos penales contra los empleadores.

“Mi fuerte sensación fue que la comunidad de empleadores realmente respondió de manera diferente a los casos penales versus civiles”, dijo Terri Gerstein, autora del informe y ex jefa de la oficina laboral en la oficina del Fiscal General de Nueva York. “Se sentía diferente cuando había un caso criminal. Fue mucho más aterrador”.

Algunos expertos laborales cuestionan si la persecución penal es una herramienta eficaz para recuperar dinero. Después de todo, muchos trabajadores que ganan juicios civiles de salarios contra sus jefes terminan sin cobrar nada, y algunas empresas que operan en la llamada economía clandestina ni siquiera tienen activos líquidos, dicen los abogados de los trabajadores.

Cuando el dueño de un negocio es condenado, “si está tras las rejas, definitivamente no le está pagando a sus trabajadores”, dijo Tia Koonse, gerente de investigación legal y de políticas en el Centro Laboral de UCLA.

Otros dicen que la amenaza de tiempo en la cárcel y la prensa negativa asociada con los cargos criminales son disuasivos más fuertes que otros métodos de ejecución laboral. 

La posibilidad de ir a la cárcel también puede obligar al propietario de un negocio a pagar una restitución, dijo Joel McComb, fiscal adjunto de distrito en el condado de San Mateo.

Recientemente, un agricultor de marihuana de Half Moon Bay pagó $128,000 en restitución a 31 ex empleados que, según las autoridades, habían dejado de pagar en diciembre de 2020 y enero de 2021. Inicialmente, el agricultor enfrentó 33 cargos por delitos graves de robo de mano de obra, pero no se opuso a dos cargos y fue sentenciado a un año de cárcel, para cumplir simultáneamente con una sentencia de dos años en un caso no relacionado, dijo McComb.

Riesgos y beneficios

En el caso de Pacific Commercial en Los Ángeles, López y otros 16 trabajadores recibieron un total de $240,000 en restitución. El dinero provino de $522,000 que el Departamento de Seguros de California incautó a la compañía durante la investigación. El estado se quedó con el resto para los impuestos atrasados. 

Hahn todavía debe alrededor de $1 millón, que se dividirá entre el estado y dos compañías de seguros que las autoridades dicen que defraudó, dijo un vocero de la oficina de Gascón. 

En esa investigación, dijo Gascón, su oficina se enfocó en devolver dinero a las víctimas y la incautación de efectivo creó un “camino claro” para el pago.

“Queremos asegurarnos de que no estamos creando una situación en la que… también habrá un montón de desempleados”

GEORGE GASCÓN, FISCAL DE DISTRITO DE LOS ÁNGELES

Pero un pago en efectivo no siempre es posible en los casos de robo de salarios, dijo, y los fiscales tienen que sopesar los riesgos y beneficios de los cargos penales. 

La amenaza de perder un negocio es un “disuasivo sustancial” para el robo de salarios, dijo.

“Pero también somos conscientes del hecho de que hay muchas personas que trabajan en esta empresa que dependen de este trabajo para su sustento”, dijo. “Y luego la evaluación es, queremos asegurarnos de que no estamos creando una situación en la que… también habrá un montón de personas desempleadas. Así que realmente está logrando un equilibrio”.

El peaje humano

Como investigador del fiscal de distrito del condado de Santa Clara centrado en el fraude de seguros, Michael Whittington dijo que a menudo vio a los empleadores pagar a los empleados fuera de los libros o reducir sus salarios. 

Pero pocos trabajadores estaban dispuestos a presentarse para testificar como víctimas, dijo, por lo que su oficina estaba acusando de robo de salarios “intermitentemente, cuando podíamos identificarlo”.

A raíz de las protestas en todo el país por la equidad racial en el sistema de justicia penal, la oficina del fiscal de distrito del condado de Santa Clara anunció en 2020 que formaría una Fuerza de Tarea contra la Explotación de Trabajadores, reuniendo a las agencias laborales estatales y federales para remitir los casos de robo de salarios a la oficina del fiscal. . 

“Realmente nos enfocamos en encontrar lo que llamamos el costo humano de las investigaciones de fraude y nos enfocamos primero en el robo de salarios”, dijo Whittington, capitán de la Oficina de Investigación de la oficina. Dijo que la asociación ha ayudado a alentar a los trabajadores a presentarse y cooperar con las fuerzas del orden; ahora escucha a los trabajadores que quieren denunciarle los casos directamente.

Lo correcto

Junto con el lanzamiento del grupo de trabajo, la oficina del fiscal del distrito anunció cargos contra Robert Foster, entonces oficial de policía de San José, y su esposa, a quienes acusaron de dirigir un negocio de seguridad privada extraoficial. Los fiscales dijeron que la empresa se involucró en fraude de seguros, evasión de impuestos y lavado de dinero y que Foster no pagó a los trabajadores las horas extras, no informó sobre las lesiones de los trabajadores y amenazó a los empleados.

No se declaró culpable en enero y este marzo fue sentenciado a tres años de cárcel. 

Su abogado, Ronald Richards, dijo que Foster pagó la restitución total, incluido el dinero adeudado a los trabajadores y 1,13 millones de dólares al estado ya las compañías de seguros. 

Richards dijo que su cliente quedó atrapado en las decisiones comerciales de su contador y “quería rectificar la situación y hacer lo correcto”. El caso dependía de si los trabajadores podían clasificarse como contratistas en lugar de empleados, dijo.

“El robo de salarios afecta a más personas que viven en los márgenes y, por lo tanto, tiene un mayor impacto en la seguridad pública que muchas de las categorías de delitos en las que los fiscales tradicionalmente enfocan sus recursos”.

CHESA BOUDIN, EXFISCAL DE DISTRITO DE SAN FRANCISCO

Cuándo imputar el delito

Richards opinó que Foster debería haber tenido la oportunidad de pagar una multa y resolver el asunto fuera del tribunal penal. 

“Él no estaba robando ningún salario”, dijo Richards. “Muchas veces la gente paga después de una auditoría. ¿Por qué vas a disuadir a la gente de pagar? Si los acusa penalmente, solo le pagarán al abogado penal”.

De manera similar, en el condado de San Diego, la fiscal de distrito Summer Stephan inauguró el año pasado una Unidad de justicia en el lugar de trabajo dedicada a investigar violaciones de salarios y horarios y tráfico laboral.

Antes, la oficina había cobrado robo de salarios cuando era secundario a casos de fraude de seguros o evasión de impuestos. 

Hasta ahora, la unidad ha obtenido una declaración de culpabilidad en un caso de robo de salarios, dijo un portavoz.

Varios fiscales dijeron que no existen reglas generales sobre cuándo presentar cargos penales en casos de robo de salarios; ellos deciden caso por caso. 

Los casos penales conllevan una mayor carga de la prueba que los civiles; los fiscales deben probar que un empleador es culpable más allá de una “duda razonable”. Y para condenar a un empleador por robo de salarios según la ley de California, un fiscal también debe probar que la falta de pago fue intencional, no simplemente un descuido.

Más víctimas

El año pasado, los legisladores de California dieron a las fuerzas del orden público flexibilidad adicional al acusar el robo de salarios como un delito grave. 

Si bien el estatuto de hurto mayor por delitos graves del estado ya incluye salarios robados de al menos $950 de un solo trabajador en un período de un año, el nuevo estatuto permite cargos si varios trabajadores pierden al menos $2,350 en salarios no pagados combinados. 

La nueva ley “nos permite sumar las pérdidas de varios empleados de la misma empresa”, dijo Tanya Sierra, vocera del fiscal de distrito del condado de San Diego. “Esto nos permitiría procesar casos en los que un empleador roba un poco a muchos empleados en lugar de una gran suma a un solo empleado”.

Varias oficinas del fiscal de distrito y la Asociación de Fiscales de Distrito de California dijeron que no conocen casos presentados bajo la nueva ley, que entró en vigencia en enero.

Boudin dijo que su oficina en San Francisco estaba realizando múltiples investigaciones bajo el nuevo estatuto antes de que los votantes lo destituyeran la primavera pasada. 

Un portavoz de la oficina de Gascón en Los Ángeles dijo que los funcionarios esperan presentar al menos un caso bajo el nuevo estatuto para fin de año.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Jeanne returned home to California to cover the state's economic divide for CalMatters. She previously covered Missouri government and politics for The Kansas City Star, local and state government for...

Lil Kalish’s reporting, from Myanmar to the deserts of southern California, has appeared in the Guardian, LAist, Bitch Media, ARTnews, and other outlets. Before joining CalMatters, they were a fellow...