EN RESUMEN

Las protecciones de inquilinos del condado de Los Ángeles afectados por la pandemia del Covid-19  vencen el 31 de marzo. Pero los defensores ya predicen un aumento en los desalojos, ya que los propietarios están buscando una recuperación financiera.

Read this article in English.

Irma Cervantes apenas podía pagar el alquiler mensual de $750 del apartamento convertido en garaje en el que vive con sus hijos en el este de Los Ángeles cuando trabajaba a tiempo completo en una lavandería.

Cuando la pandemia cerró negocios no esenciales, Cervantes se quedó sin trabajo. Luego se enfermó de COVID-19 por largo tiempo. 

Ahora debe 10 meses de renta, dijo, y está tratando de pagarla. Sus tres hijos, de 19 a 23 años, están ayudando con trabajos de medio tiempo. 

Su arrendador ha aumentado las demandas de pago y quiere que se vaya, dijo Cervantes. Y el 31 de marzo, las protecciones de desalojo para inquilinos del condado de Los Ángeles expirarán. 

“Me quedo pensando qué pasará cuando no haya protección”, dijo Cervantes. “¿Qué voy a hacer con mis hijos? No podemos pagar $1,600 de renta”.

En todo California, casi 600,000 personas deben un total de $2,100 millones en alquileres atrasados, dicen los investigadores. En la ciudad y el condado de Los Ángeles, casi 200,000 personas deben más de 500 millones de dólares en alquileres impagos. 

Muchos inquilinos, como Cervantes, están nerviosos porque las protecciones estatales y la asistencia de alquiler en todo el estado disminuyeron, y ahora las protecciones locales como la del condado de Los Ángeles se están eliminando gradualmente. Los defensores y abogados del derecho a la vivienda dicen que las demandas por desalojo ya están aumentando en el condado más poblado del estado; se están preparando para picos aún mayores una vez que desaparezcan las protecciones pandémicas del condado.

“Debido a que las protecciones de desalojo estatales y locales promulgadas durante la pandemia han llegado a su fin, es una crisis aún mayor”, dijo la senadora estatal María Elena Durazo, demócrata de Los Ángeles, durante una conferencia de prensa reciente.

Terminan las protecciones

El alivio y las protecciones para inquilinos en todo el estado de California finalizaron en junio de 2022. Los programas de la era de la pandemia protegieron a muchos inquilinos perjudicados por el COVID-19 del desalojo y ofrecieron asistencia financiera para ayudarlos a pagar el alquiler atrasado. 

Desde entonces, se implementaron algunas medidas locales de la ciudad y el condado para mantener a los inquilinos en los hogares. Las protecciones del condado de Los Ángeles contra los desalojos intervinieron para los residentes de la ciudad el 31 de enero. 

Las protecciones para inquilinos del condado de Los Ángeles no impiden que los propietarios presenten demandas de desalojo, que se denominan demandas por retención ilícita. Pero las protecciones brindan a ciertos inquilinos de bajos ingresos una defensa en los tribunales si su alquiler se retrasó entre julio de 2022 y el 31 de marzo de este año debido a la pandemia.A partir del 1 de abril, los propietarios podrán desalojar a los inquilinos por una variedad de razones, pero tendrán que avisar a los inquilinos con 30 días de anticipación.

“El hogar es la base de la vida de todo ser humano. Aquí podemos reír, podemos descansar, podemos llorar”.

IRMA CERVANTES, UNA INQUILINA EN EL ESTE DE LOS ÁNGELES

Sin embargo, los grupos de justicia de vivienda pueden estar avanzando en su intento de extender algunas protecciones para los inquilinos. 

Se espera que los supervisores del condado, Lindsey P. Horvath e Hilda Solis, propongan hoy una moción que protegería a los inquilinos de los desalojos sin culpa hasta marzo de 2024. Si la mayoría de los cinco supervisores la aprueban, los inquilinos que pagan el alquiler no podrían ser desalojados. incluso si tuvieron una mascota o una persona que se mudó durante la pandemia en violación de su contrato de arrendamiento.

Horvath dijo que, como inquilina, reconoce que miles estarían en riesgo de perder su vivienda después del 31 de marzo sin este cambio, lo cual está en consonancia con los esfuerzos de la alcaldesa de Los Ángeles, Karen Bass, para reducir la falta de vivienda.

“Si vamos a resolver esta crisis, debemos detener la afluencia de personas que se quedan sin hogar manteniéndolas en las viviendas en las que ya se encuentran”, dijo Horvath en un comunicado. 

Un mosaico de protección

Solís dijo que es deber del condado, como “la red de seguridad para los más vulnerables”, proteger a las personas para que no pierdan sus hogares. 

Una vez que caduquen las protecciones en todo el condado, las protecciones para inquilinos volverán a ser un mosaico de medidas locales en algunas de las 88 ciudades del condado, lo que dejará a muchos inquilinos sin protección.

Ya en el condado de Los Ángeles, las solicitudes de desalojo por retención ilegal aumentaron en los dos años anteriores, cuando había más niveles de protección para los inquilinos. 

En 2020 y 2021, hubo 13,796 y 12,646 solicitudes de detención ilegal, respectivamente, mínimos históricos en lo que había sido una tendencia descendente constante en las solicitudes de desalojo desde la recesión de 2008, dijo Kyle Nelson, investigador de desalojos en UCLA.  

Pero el año pasado hubo 34,398 solicitudes de detención ilegal en el condado de Los Ángeles. Eso no está exactamente en los niveles de 2019, cuando hubo 40,572 solicitudes de desalojo, pero los expertos esperan otro salto después de la primera fecha límite de alquiler atrasado.Incluso antes de que expiraran las protecciones estatales, los analistas de vivienda estaban preocupados por un “tsunami” de desalojos. Nelson dijo que ahora piensa que fue una sobreestimación, pero “estamos viendo la ola”.

Sin embargo, podría variar según la ciudad. 

“Yo esperaría que los picos sucedan cuando vence la deuda del alquiler”, dijo, “porque en varias políticas de moratoria hay diferentes ventanas para cuando vence la deuda por diferentes períodos de tiempo”.  

Deuda de alquiler

El National Equity Atlas, una colaboración entre el grupo de investigación de Oakland Policy Link y el USC Equity Research Institute, estima que 199,520 hogares en el condado de Los Ángeles están atrasados ​​en el alquiler, por un total de $542 millones. 

Sus estimaciones se basan en la Encuesta de Pulso de Hogares del Censo, que mide el impacto de la pandemia en las familias. 

Selena Tan, quien dirige el laboratorio de datos de equidad racial de Policy Link, dijo que las estimaciones de la deuda de alquiler probablemente sean más bajas que la realidad, en parte porque las respuestas de la encuesta Pulse representan un solo punto en el tiempo y pueden dejar fuera a los inquilinos que se endeudan y salen de ella.

Los defensores dicen que el mejor remedio para los desalojos son los programas que pagan la deuda de alquiler de los inquilinos, como el Programa Estatal de Asistencia de Alquiler de Emergencia, que otorgó más de $4,600 millones a los inquilinos antes de que expirara en marzo de 2022. 

Aunque el programa ayudó a los inquilinos y propietarios durante la pandemia, también rechazó a muchos solicitantes aparentemente sin motivo. Tres organizaciones comunitarias demandaron al estado el año pasado, argumentando que los rechazos fueron discriminatorios y vagos. Un juez estuvo parcialmente de acuerdo.

“Hubo todo tipo de problemas con la forma en que se administró”, dijo Christina Livingston, directora ejecutiva del Instituto Alliance of Californians for Community Empowerment. “Pero para las personas a las que ayudó, realmente evitó que se quedaran sin hogar”, 

Los líderes de la alianza esperaban persuadir a los legisladores para que mantuvieran la asistencia de emergencia para el alquiler como una forma de eliminar la deuda de los inquilinos, dijo Livingston, pero “no hay voluntad para eso”.

Propietarios familiares

La asambleísta Kate Sánchez , republicana de Murietta, dijo que las protecciones generales de desalojo y la burocracia dificultan que los propietarios cobren el alquiler atrasado. Y los programas estatales y locales no han brindado suficiente apoyo a los caseros que luchan por vivir. 

“Mi oficina y mis colegas republicanos han estado ayudando a estos pequeños propietarios a sortear la horrible burocracia de Sacramento para obtener los pagos que necesitan para pagar sus hipotecas y mantener sus inversiones”, dijo Sánchez a CalMatters. “El estado no debería inclinar la balanza a favor de los inquilinos sin brindar el apoyo adecuado a nuestros dueños de propiedades familiares”.

María Elena Durazo
D

María Elena Durazo

State Senate, District 26 (Los Angeles)

María Elena Durazo

State Senate, District 26 (Los Angeles)

How she voted 2021-2022
Liberal Conservative
District 26 Demographics

Voter Registration

Dem 62%
GOP 9%
No party 23%
Campaign Contributions

Sen. María Elena Durazo has taken at least $1.4 million from the Labor sector since she was elected to the legislature. That represents 54% of her total campaign contributions.

Kate Sanchez
R

Kate Sanchez

State Assembly, District 71 (Rancho Santa Margarita)

Kate Sanchez

State Assembly, District 71 (Rancho Santa Margarita)

District 71 Demographics

Voter Registration

Dem 31%
GOP 40%
No party 22%
Campaign Contributions

Asm. Kate Sanchez has taken at least $35,400 from the Government Agencies/Education/Other sector since she was elected to the legislature. That represents 12% of her total campaign contributions.

Todavía hay algunos apoyos para inquilinos en el condado de Los Ángeles.

Los inquilinos en riesgo de desalojo aún pueden aprovechar los fondos federales y estatales para pagar el alquiler atrasado. Pero primero necesitan conseguir un abogado a través de Stay Housed LA, una asociación de agencias y proveedores de servicios legales, dijo Javier Beltrán, subdirector del Centro de Derechos de Vivienda, que administra los fondos.

En la ciudad de Los Ángeles, las nuevas protecciones para inquilinos imponen un límite sobre cuánto debe adeudar un inquilino antes de que pueda ser desalojado: un mes de alquiler de ‘mercado justo’, que en 2023 es de aproximadamente $1,747 por un apartamento de una habitación.

Los propietarios que aumenten el alquiler por encima del límite estatal, que ahora es del 10% (5% más la inflación), tendrán que pagar asistencia de reubicación al inquilino, según establece una ordenanza de la ciudad de Los Ángeles. 

Los grupos que representan a los propietarios han demandado a la ciudad y al condado por estas protecciones, incluida la ordenanza más reciente de Los Ángeles.

Inquilinos vs propietarios

Los propietarios han tenido problemas para cobrar miles, o millones, de dólares de deuda de alquiler. Las protecciones y regulaciones de los inquilinos limitan el embargo de salarios, dijo Daniel Yukelson, director ejecutivo de la Asociación de Apartamentos del Gran Los Ángeles.

“Más del 80% de los propietarios en California son propietarios independientes, mamá y papá”, dijo.

“Fueron crucificados los últimos tres años a manos del gobierno. El gobierno continúa utilizando a los propietarios como chivo expiatorio de las personas sin hogar que vemos en las aceras de nuestra ciudad todos los días, porque no han encontrado soluciones a ese problema”. 

Varios propietarios familiares dijeron en privado que preferirían comprometerse con los inquilinos en lugar de desalojarlos. Pero pasar tanto tiempo sin ingresos por alquiler pone a prueba sus finanzas. Algunos agregaron que la asistencia de alquiler del gobierno no fue lo suficientemente lejos para pagar las facturas.

“Si vamos a resolver esta crisis, debemos detener la afluencia de personas que se quedan sin hogar”.

LINDSEY P. HORVATH, SUPERVISORA ​​DEL CONDADO DE LOS ÁNGELES

Los defensores de los inquilinos respondieron que el cabildeo de las asociaciones de propietarios y las donaciones de campaña de la industria de bienes raíces dificultan la aprobación de una legislación favorable a los inquilinos, como una ley que establezca el derecho legal de los inquilinos a un abogado en los tribunales.

En Los Ángeles, los organizadores han avanzado con el consejo de la ciudad. Recientemente, se aprobó una moción para explorar el establecimiento del derecho a la asesoría legal en los procedimientos de desalojo en el comité de vivienda y personas sin hogar del concejo municipal. 

El desafío será encontrar fuentes de financiamiento, dijo Pablo Estupiñan, quien dirige la campaña de asesoría de Acciones Estratégicas para una Economía Justa.

Los defensores de la vivienda quieren un impuesto de transferencia único recientemente aprobado para ayudar a pagar la representación de desalojo, dijo. Ese impuesto se agregará a las ventas de bienes raíces. También pagaría la vivienda asequible y la educación y divulgación de los inquilinos.

Ayuda estatal

Pero los defensores de la vivienda todavía se están enfocando en el estado para fortalecer las protecciones de los inquilinos. 

El Instituto Alliance of Californians for Community Empowerment está dando prioridad al proyecto de ley 567 del Senado de Durazo , dijo Livingston.

El proyecto de ley, cuando esté completo, ampliaría la Ley de Protección de Inquilinos de California de 2019 al limitar aún más los aumentos de alquiler, cerrar algunas lagunas que permiten el abuso de las reglas de desalojo y mejorar el cumplimiento de los derechos de vivienda, dijo Durazo.

“El gobierno continúa utilizando a los propietarios como chivos expiatorios para las personas sin hogar que vemos en las aceras de nuestra ciudad todos los días”.

DANIEL YUKELSON DE LA ASOCIACIÓN DE APARTAMENTOS DEL GRAN LOS ÁNGELES

“La respuesta del gobierno para abordar esta crisis se ha centrado principalmente en realojar a las personas después de que pierden su vivienda, y esto es importante”, dijo Durazo, “pero debe ir junto con un esfuerzo para evitar que las personas se queden sin hogar”.

Pero las protecciones existentes para inquilinos en la ciudad de Los Ángeles y los cambios propuestos a la ley estatal no borrarán los millones de dólares que los inquilinos en riesgo ya les deben a los propietarios. Los defensores de los inquilinos de Los Ángeles están buscando alternativas, como la creación de un fondo familiar para propietarios, por ejemplo. 

Pero el progreso es lento y los fondos potencialmente disponibles no son suficientes para cubrir toda la deuda de alquiler de Los Ángeles, dijeron. 

Faizah Malik, una abogada, dijo que le preocupa que avancen los programas de alivio de alquiler propuestos. Malik trabaja para Public Counsel, una organización pro bono sin fines de lucro que ha demandado al estado por su programa de alivio de alquiler.

“Tenemos un reloj en marcha sobre la deuda de alquiler y los desalojos por esa deuda en la ciudad de Los Ángeles”, dijo Malik. “Tenemos muchas preocupaciones sobre cómo se están configurando los programas de asistencia de alquiler. La forma más eficiente de manejar la deuda del alquiler sería cancelarla. Esa es la máxima demanda del movimiento de inquilinos”.

Ese remedio podría cambiar la vida de Cervantes, permitiéndole permanecer en su casa.

“El hogar es la base de la vida de todo ser humano”, dijo. “Aquí podemos reír, podemos descansar, podemos llorar. Tener una casa es un derecho, no es una opción”.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Alejandra is a California Divide reporter writing about inequality in Los Angeles. She previously covered breaking news, the pandemic and Latino communities for the Los Angeles Times. She earned her bachelor’s...