En resumen

Los defensores de la vivienda asequible se preguntan por qué los proyectos de ley apoLos defensores de la vivienda asequible se preguntan por qué los proyectos de ley apoyados por el líder del Senado estatal, Toni Atkins, están estancados en la Asamblea. Una respuesta parece ser una disposición laboral impulsada por el Consejo de Obras de Construcción y Edificación del Estado.

Read this article in English.   

Fomentar la construcción de viviendas en lugar de grandes almacenes y centros comerciales abandonados. Facilitando la construcción de viviendas para estudiantes que se encuentren cerca a colegios comunitarios. Establecer una entidad en Los Ángeles para financiar viviendas asequibles.

Todas estas propuestas prometen aliviar la crisis creciente de vivienda de California al agregar o preservar la oferta que ya es escasa.

Pero estas propuestas también parecen estar ahogadas en los mares legislativos.

No cumplieron con una fecha límite clave que era el 14 de julio para ser escuchados en un comité de políticas en la Asamblea estatal antes de que los legisladores tuvieran un receso de verano de un mes hasta mediados de agosto. Todavía es posible revivir las medidas antes que termine la sesión a mediados de septiembre, pero hacerlo requiere una exención de las reglas y fuerza de voluntad política.

Entonces, si los legisladores han declarado una y otra vez que aliviar la crisis de asequibilidad de la vivienda en el estado es su máxima prioridad, y estas son algunas de las soluciones, ¿cuál es el problema?

Como sucede a menudo en la Legislatura, es imposible determinarlo con certeza, y los protagonistas clave permanecen en silencio. Pero varios observadores del debate sobre la vivienda notaron una similitud significativa entre los proyectos de ley: todos requieren que una parte de la fuerza laboral que construye la vivienda haya estudiado en los programas de aprendizaje en su mayoría administrados por sindicatos.

Ese requisito de trabajo sindical ya ha demostrado en el pasado ser un factor decisivo para varios proyectos de ley de vivienda: la disposición se convirtió en proyecto de ley y es lo que le ha permitido que hasta ahora aún sobreviva, aunque el fin era que fuese excluido pero por el contrario, resultó ser causante de una fuerte oposición provocando la desaparición de un proyecto de ley, que incluía  el año pasado construir viviendas asequibles en los estacionamientos de la iglesia , y otro esfuerzo de convertir centros comerciales abandonados en viviendas para personas de bajos recursos, ese era bastante similar al proyecto de ley que ahora está en el limbo.

El requisito es una fuente de tensión entre el poderoso Consejo Estatal de Edificación y Oficios de la Construcción, que representa a más de 450,000 trabajadores de la construcción de California y quiere más empleos para sus miembros, y los contratistas de viviendas asequibles, que esperan construir muchos de los proyectos propuestos.

“Esta cuestión de buenos empleos versus viviendas asequibles es una falsa premisa”, dijo Lola Smallwood Cuevas, directora de proyectos del Centro Laboral de UCLA . “Es una interrogante que ha existido durante 15 años y que no puede darse el lujo de sobrevivir por más tiempo”.

Las negociaciones entre los dos grupos chocaron contra un muro en enero; CalMatters informó en junio que los contratistas, esperaban que los líderes legislativos ayudaran a romper el estancamiento.

En cambio, el presidente de la Asamblea, Anthony Rendon, un demócrata de Lakewood, se opone al enfoque fuerte del Consejo de Comercio al retrasar los proyectos de ley, según varios legisladores y miembros del personal legislativo, que hablaron bajo condición de anonimato debido a la sensibilidad de las negociaciones.

“Esta cuestión de buenos trabajos versus viviendas asequibles es una falsa premisa”.

Lola Smallwood Cuevas, Directora de proyectos en el centro laboral de la UCLA.

Dos de los proyectos de ley en el limbo están en el paquete de viviendas propuesto por el líder del Senado Toni Atkins, demócrata de San Diego: el Proyecto de Ley 6 del Senado para permitir viviendas en zonas comerciales y la SB 330 para crear viviendas para estudiantes y trabajadores en distritos de colegios comunitarios . Varios otros proyectos de ley en el paquete del Senado también incluyen los deseos de la unión, incluido el SB 7, que el gobernador Gavin Newsom promulgó para acelerar la revisión ambiental en proyectos más grandes, incluida la vivienda asequible.

Otros dos proyectos de ley de alto perfil en el paquete de Atkins , SB 9 para permitir dúplex y divisiones de lotes en áreas divididas en zonas para viviendas unifamiliares y SB 10, permite que las ciudades autoricen proyectos de viviendas más densos cerca del tránsito, no se ven afectados por la disposición laboral porque solo cubren proyectos más pequeños.

Las fuentes dijeron que las conversaciones están en curso entre Rendon, Atkins y el Building and Trade Council, conocido como “The Trades”.

El presidente de la Asamblea, Anthony Rendon, pronuncia un discurso con el líder del Senado, Toni Atkins, a su lado, luego del discurso sobre la situación del estado de 2020 del gobernador Newsom. Foto de Anne Wernikoff, CalMatters

Tanto Rendon como Atkins se negaron a comentar para esta historia. La portavoz de Trades, Erin Lehane, dijo que no sabía nada sobre un conflicto con el liderazgo sobre los acuerdos laboral y que su grupo no había sido parte de ninguna discusión.

“Realmente no tengo idea”, dijo Lehane. “Nadie me ha dicho que hay problemas con estos proyectos de ley”.

Pero el obstáculo podría ser algo más que una simple política. Varias fuentes dijeron que los Trades se pusieron del lado de Rendon cuando financiaron anuncios de ataque en 2018 contra la asambleísta Cristina García, una demócrata de Bell Gardens con quien también está discutido sobre política energética. The Trades, junto con los sindicatos locales afiliados, han donado más de $ 90 millones a candidatos y campañas estatales desde 2015.

Bill Wong, asesor político en jefe de Rendon, dijo que es posible que esas tensiones hayan persistido: “Es como cuando las parejas discuten sobre cosas del pasado que no son relevantes para el argumento en cuestión. Creo que es la naturaleza humana “.

Sin embargo, Wong advirtió que no se debe leer demasiado sobre el plazo no cumplido. Expresó que los proyectos de ley polémicos generalmente salen ilesos de la cámara donde se presentan, mientras que los debates políticos más difíciles tienen lugar en la otra cámara antes que lleguen al escritorio del gobernador.

“Es la naturaleza de las negociaciones”, dijo. “Nos quedan aproximadamente de cuatro a seis semanas de sesión. Sabes, si yo fuera uno de los Trades, querría obtener el mejor trato que pueda, lo que significa que si cierro un trato hoy y mis miembros dicen: ‘Bueno, tuviste seis semanas para conseguir un mejor contrato, ¿por qué no negociaste más? ¿Porque no peleaste hasta el final? “

El presidente del Consejo de Comercio, Robbie Hunter, quien ha estado al frente de estas discusiones, anunció su retiro a fines de junio, poco después de la historia de CalMatters y una historia de politico sobre la frustración de los legisladores con sus tácticas de negociación.

Pero Lehane dijo que Hunter podría permanecer en el puesto hasta fin de año y se rio de una pregunta sobre sobre ese momento: “Todo el mundo estaba buscando tanta información de que sucedía con él. Fue divertido. Creo que sorprendió a muchas personas, pero realmente lo que quiere es tener algo de tiempo para sí mismo “.

¿Lo que está en juego?

Lo que está en juego es el lenguaje “calificado y capacitado” de los proyectos de ley que establece que al menos un tercio de los empleados en cada oficio (plomeros, albañiles, etc.) que trabajan en los lugares de los proyectos, deben ser graduados de un programa de aprendizaje. Eso beneficia principalmente a los miembros de Trades, ya que los sindicatos dirigen alrededor del 90% de dichos aprendizajes.

El consejo está presionando el requisito porque dicen que los trabajadores de la construcción no sindicalizados apenas sobrepasan la línea de pobreza, mientras que los graduados de programas de aprendizaje ganan más salarios altos en el transcurso de sus carreras .

Los contratistas de viviendas asequibles, por otro lado, dicen que una pequeña fracción de los trabajadores de la construcción están sindicalizados, por lo que el requisito limitaría un grupo de mano de obra ya reducido y aumentaría los costos. Además, argumentan, que muchas leyes estatales ya exigen que paguen salarios a nivel de sindicato, a diferencia de los contratistas a precio de mercado.

Es un escenario en que no se sabe que vino primero, si la gallina o el huevo: los sindicatos dicen que no pueden reclutar más miembros a través de aprendizajes si no pueden garantizar trabajos, pero los contratistas dicen que no pueden construir viviendas si no hay suficientes trabajadores.

Los aprendices clasifican a través de cables llamados gargantillas en el centro de capacitación del Sindicato Local de Trabajadores del Hierro 377 en Benicia el 20 de junio de 2021. Foto de Anne Wernikoff, CalMatters

Lehane insistió en que el lenguaje “calificado y capacitado” no era un problema, y ​​señaló el proyecto de ley que Newsom firmó como ley y el Proyecto de Ley 777 de la Asamblea, que permitiría al estado transferir tierras en Sacramento a UC Davis para construir viviendas asequibles muy necesarias para los estudiantes. El requisito de mano de obra fue agregado al proyecto de ley en el último minuto, en el Senado.

El asambleísta Kevin McCarty, un demócrata de Sacramento y autor del proyecto de ley, atribuyó al momento de la enmienda a “la debida diligencia y la evaluación de lo que este lenguaje significaría en cuanto a tratar de encontrar contratistas para trabajar aquí”.

“Creo que en algunos de los otros proyectos de ley hay dudas sobre el impacto”, expresó. “Pero en mi caso aquí, llegué a la innegable conclusión de que este lenguaje no frenará lo que estamos tratando de lograr en UC Davis para aumentar las viviendas para estudiantes en el campus del Med Center”.

El misterio en la proyecto de ley de  Los Ángeles

Otro proyecto de ley en el limbo que tiene el requisito de unión, SB 679, establecería una entidad para financiar viviendas asequibles en Los Ángeles .

Según los datos estatales más recientes, hay aproximadamente un trabajador de la construcción sindicalizado por cada tres unidades de vivienda asequibles necesarias en el condado de Los Ángeles. Esa proporción es importante porque las investigaciones muestran que se necesita aproximadamente un trabajador para construir cada unidad de vivienda. Y aunque el objetivo es desarrollar la fuerza laboral con el tiempo, la mayoría de los miembros del sindicato serán elegibles de inmediato para comenzar a construir bajo estos proyectos de ley.

Según la ley estatal, el condado de Los Ángeles debe planificar 340,000 unidades de vivienda para 2030 que sean asequibles para hogares de bajos y muy bajos ingresos.

“Nos tomó un poco darnos cuenta de que el proyecto de ley se estaba llevando a cabo en una especie de purgatorio”, dijo Tommy Newman, director en jefe de la organización sin fines de lucro United Way, que patrocinó el proyecto de ley. “Suponemos que la razón se relaciona con el debate más amplio sobre los requisitos laborales”.

El autor del proyecto de ley, el senador estatal demócrata Sydney Kamlager, que representa a la mayor parte del centro y sur de Los Ángeles, dijo que el proyecto de ley marca todas las casillas para ser aprobado. Tiene 10 coautores en la Legislatura; es una prioridad máxima para la delegación de Los Ángeles de 39 miembros; y cuenta con el apoyo de los legisladores del Área de la Bahía, que normalmente no están de acuerdo con sus homólogos de Los Ángeles en cuestiones de vivienda.

“Entonces, no hay tensión allí”, dijo Kamlager, quien encabeza la delegación de Los Ángeles. En cambio, dijera un editorial de Los Angeles Times que destaca el mismo conflicto con los Trades.

“Creo que es hora de que tengamos conversaciones más honestas y deliberadas sobre cómo funciona nuestra fuerza laboral en Los Ángeles”.

El senador estatal Sydney Kamlager, demócrata de Los Ángeles

Si la provisión “calificada y capacitada” realmente es el problema, dijo, parece irrelevante, porque el proyecto de ley trata sobre la creación de una agencia para financiar proyectos de vivienda, no para construirlos. La nueva agencia, dijo, “no tendrá trabajadores capacitados, así que no sé si tiene sentido tener ese tipo de detalles en este proyecto de ley”.

“Pero creo que es hora que tengamos conversaciones más honestas y deliberadas sobre cómo es que funciona nuestra fuerza laboral en Los Ángeles”, agregó. “¿Qué experiencia y formación tienen actualmente y cómo conseguimos que la gente acceda a este tipo de trabajos? ¿Cuáles son las diferentes palancas y mecanismos que deberían aprovechar y utilizar? Pero este proyecto de ley no tiene ese fin “.

Tal vez debería serlo, dijo Smallwood Cuevas de UCLA, quien también es director del Centro de Trabajadores Negros de Los Ángeles .

“Tenemos que basarnos en la contratación y el aprendizaje local específico, y superponer eso con un lenguaje y una estructura muy intencionales que garanticen que las comunidades más marginadas tengan acceso”, indicó.

Señaló que si bien las personas negras comprenden menos del 8% de los residentes de Los Ángeles, son el 34% de la población sin hogar . Ella cree que el proyecto de ley debería ayudar a las personas que están al borde de la falta de vivienda a emprender la construcción de viviendas asequibles para que puedan costear el alquiler y construir una carrera de esa manera.

Kamlager dijo que estaba abierta a todo lo que sea necesario para hacer avanzar el proyecto de ley, siempre que las partes interesadas participen en las discusiones. Si bien no ha estado involucrada hasta ahora, cuenta con Atkins: “Estoy poniendo mi fe en ella”.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Manuela is the housing reporter for CalMatters. Her stories focus on the political dynamics and economic and racial inequities that have contributed to the housing crisis in California and its potential...