In summary

Los votantes de California decidirán el día 14 de septiembre en cuanto a la destitución del gobernador Gavin Newsom, lo que al llegar a ser una realidad, lo convertiría en el segundo gobernador en la historia del Estado, y apenas el cuarto en toda la historia del país completo que se enfrentaría a un retiro de su cargo.

Read this article in English

Después de que se diera un periodo de incertidumbre durante varios meses, la segunda elección revocatoria en la historia de California se llevará a cabo el próximo 14 de septiembre, según el anunció emitido por la vice gobernadora Eleni Kounalakis.

Los votantes de California decidirán el día 14 de septiembre en cuanto a la destitución del gobernador Gavin Newsom, lo que al llegar a ser una realidad, lo convertiría en el segundo gobernador en la historia del Estado, y apenas el cuarto en toda la historia del país completo que se enfrentaría a un retiro de su cargo. 

El anuncio llevado a cabo el día de 01 de Julio, por la vicegobernadora Eleni Kounalakis se produce después de semanas de disputas en cuanto al procedimiento por parte de legisladores demócratas y funcionarios estatales para acelerar el proceso de elección de una fecha para la realización de la elección revocatoria. Su cálculo aparente es que el gobernador demócrata tiene mejores probabilidades de salir vencedor de este intento por ser retirado, si es respaldado por el Partido Republicano, esto, sí la elección se lleva a cabo más temprano que tarde. 

“Creo que hemos elegido una fecha justa y razonable para que se celebren estas elecciones”, expresó Kounalakis en su comunicado. “Siempre mi intención ha sido elegir una fecha para estas elecciones, que les dé a los funcionarios electorales y a la ciudadanía en general,  el tiempo suficiente para garantizar una elección fluida con la participación más amplia posible”.

La aprobación pública de Newsom ha ido en aumento mientras el Estado se recupera de la pandemia de coronavirus, lo que ha sido favorable pues ha acumulado un buen armamento para luchar contra este movimiento por ser retirado. La celebración de las elecciones el 14 de septiembre protege al gobernador de ser arrinconado por intereses especiales y compañeros demócratas durante la mayor parte de lo que correspone al período crítico de firma de facturas que finaliza el 10 de octubre.

Retrasar la  votación hasta después del otoño daría a sus oponentes más tiempo para movilizarse, y plantearía la posibilidad de que los votantes se decepcionen aún más de la gestión de Newsom, si las condiciones en el Estado empeoran debido a la pandemia, la temporada de incendios forestales u otras calamidades imprevistas.

Aunque este esfuerzo por su retiro, está siendo liderado por activistas conservadores que han sido críticos de la oposición de Newsom a la pena de muerte y los altos impuestos de California, así como la falta de vivienda generalizada y las políticas favorables a los inmigrantes, comenzó antes de la pandemia, ganó apoyo a medida que aumentaba el virus y Newsom impuso estrictos cierres para contenerlo. Fue ampliamente tachado de hipócrita cuando surgieron informes en noviembre de que el mismo sin portar máscara, había asistido a la fiesta de cumpleaños de un amigo cabildero en el lujoso restaurante French Laundry, incluso cuando les dijo a los californianos que se enmascararan y evitaran socializar. 

Solo alrededor de 55,000 votantes habían firmado peticiones de revocación al momento que el incidente de la cena ocurrió. Un juez les dio a los proponentes más tiempo para recolectar firmas debido a la pandemia. Y para la fecha límite de abril, unos 1.7 millones de votantes firmaron la petición de destitución, más que suficiente para desencadenar el proceso de destitución. 

Pero la ley estatal que rige las elecciones revocatorias establece un proceso largo entre la recolección de firmas y la celebración de una votación. Para acelerar las cosas, la Legislatura controlada por los demócratas aprobó el lunes un proyecto de ley que permite a los legisladores omitir una revisión financiera de 30 días de los costos electorales si ya han reservado dinero en el presupuesto para financiar un retiro, y Newsom siendo el encargado, procedió a firmar esta ley, en cuestión de horas. El nuevo presupuesto estatal que aprobaron incluye $ 250 millones para costear la celebración de estas  elecciones. 

“Los políticos se enfrascan en jugarretas partidistas. Se trata de retener el poder”, dijo el empresario republicano John Cox, quien perdió ante Newsom en 2018 y lo desafía nuevamente, durante un evento de campaña matutina llevada a cabo Sacramento.

“Creo que los votantes se darán cuenta de lo que realmente está sucediendo. Lo que será contraproducente para el Gobernador”.

El candidato republicano a la revocatoria, John Cox, habla sobre su plan para abordar la falta de vivienda en Sacramento el 1 de julio de 2021. Foto de Manuela Tobias, CalMatters

Newsom inmediatamente prometió salir triunfante del intento de  retirarlo del poder y continuó con el tema que ha estado siendo su caballito de batalla durante meses: que el retiro es una toma de poder liderada por “republicanos de Trump” que se niegan a aceptar el resultado que han perdido las elecciones. 

“El 14 de septiembre, los californianos tendrán la oportunidad de defender nuestro estado y rechazar esta toma de poder republicana de una vez por todas”, expresó en un comunicado el director de campaña de Newsom, Juan Rodríguez.

La El Partido Republicano en California ha disminuido drásticamente desde 2003, cuando los votantes sacaron al gobernador demócrata Gray Davis de su cargo en un retiro respaldado por el Partido Republicano y lo reemplazaron por el republicano Arnold Schwarzenegger. Los votantes no han elegido a un republicano para un cargo estatal desde la reelección de Schwarzenegger en 2006. Y los republicanos ocupan tan pocos escaños en la Legislatura, aproximadamente una cuarta parte, que no tienen el poder de influir en las decisiones políticas o presupuestarias.

Pero un retiro crea una oportunidad para los republicanos, porque las reglas son diferentes a las de una elección ordinaria. 

Una boleta de revocación contiene dos preguntas. Primero: ¿Debería retirarse a Gavin Newsom? Y segundo: si esto ocurre, ¿quién debería reemplazarlo? Si más del 50% de los votantes dice “sí” a la primera pregunta, gana la persona que obtenga la mayor cantidad de votos en la segunda pregunta, incluso si tiene menos de la mayoría. Esto ocurre debido a que  no hay límite para la cantidad de personas que pueden competir por la candidatura en la elección de retiro. 

55 personas ya han presentado una declaración de intención de postularse, incluido el ex alcalde de San Diego Kevin Faulconer, el ex representante del área de Sacramento Doug Ose y la famosa de programas de telerealidad  Caitlyn Jenner, todos los anteriores, miembros del partido Republicano. El presentador del programa de entrevistas, quién es conservador, Larry Elder también está considerando competir por el puesto, informó Politico. 

Faulconer ha intentado atraer a los votantes de todo el espectro político destacando su trabajo con un concejo municipal demócrata como alcalde de San Diego. “Este movimiento está impulsado por californianos de todas las comunidades: demócratas, republicanos e independientes. Estoy listo para liderar este retiro y comenzar un nuevo capítulo para California para limpiar nuestras calles, reducir los impuestos a la clase media y reabrir nuestras escuelas ”, expresó en un comunicado. 

Los candidatos tienen hasta el 16 de julio para finalizar su decisión de postularse en esta elección especial de retiro. En 2003, 135 personas se postularon para reemplazar a Davis. Pero ahora hay un nuevo requisito que podría reducir el campo: los candidatos deben presentar cinco años de declaraciones de impuestos.

“Va a ser como escalar una montaña. Y, por supuesto, una vez que lleguemos a la cima y llevemos a cabo una elección exitosa, la vista será agradable”.

Donna Johnston, presidenta de la asociación estatal de funcionarios electorales

Los votantes recibirán una boleta por correo a partir del 16 de agosto. Todos podrán enviar su boleta por correo, pero las opciones para devolverla en persona variarán según el condado. Los funcionarios electorales locales habían dado la alarma sobre el cronograma rápido, diciendo que no podrían lograrlo antes del 14 de septiembre. Incluso entonces, algunos todavía están preocupados de que puedan tener dificultades para obtener el papel especial y los sobres necesarios, y asegurar las ubicaciones para que los votantes emitan sus votos.  

“Es bueno que al menos tengamos una reunión lo antes posible, para que podamos al menos concentrarnos en esos elementos”, indicó Donna Johnston, registradora de votantes en el condado de Sutter y presidenta de la asociación estatal de funcionarios electorales.

No sorprende a nadie, que los republicanos estén muy entusiasmados con el retiro, al ver una encuesta reciente que muestra que el 75%  de personas está muy interesado en él. Pero solo el 36% de los demócratas dijo lo mismo, lo que significa que el desafío de Newsom en los próximos dos meses y medio será motivar a este último grupo  ejercer su voto.

“Los riesgos de una baja participación, tanto como los de un electorado desinformado, podrían ser catastróficos para nuestro estado”, dijo el asambleísta demócrata David Chiu durante una llamada con la prensa,  después que se anunciara la fecha de las elecciones, en la que los líderes del partido demócrata prometieron unirse encontra del retiro.

“Es tan importante que todos trabajemos duro para educar a cada rincón, cada ciudad, cada condado, cada pequeña comunidad en California sobre lo que está en juego”.

Los reporteros de CalMatters, Sameea Kamal y Manuela Tobias, contribuyeron a este informe.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org .

Laurel covers California politics for CalMatters, with a focus on power and personalities in the state Capitol. In 2020, she was included in the Washington Post’s list of outstanding state politics reporters....