En resumen

Las viviendas para estudiantes en California son escasas y el estado tiene grandes planes para ampliar la inscripción en la Universidad de California y Cal States. Una propuesta de $5 mil millones otorgaría préstamos a los campus sin intereses para expandir su inventario de viviendas.

Read this article in English

La Universidad de California albergó a más estudiantes de los que el sistema tenía espacio oficialmente el otoño pasado. Sin embargo, los líderes de la UC, los legisladores y el gobernador quieren expandir drásticamente la inscripción de estudiantes.

Pero esa ambición está en desacuerdo con una crisis de vivienda que paraliza la UC y los campus en todo California.

Los estudiantes necesitarán un lugar donde vivir y un nuevo plan legislativo arrojaría $5 mil millones para ayudar a los campus del estado a aumentar su inventario de viviendas.

El proyecto de Ley 1602 por el asambleísta Kevin McCarty, demócrata de Sacramento, crearía un fondo de $5 mil millones que prestaría dinero, sin intereses, a colegios y universidades públicas que busquen ampliar su oferta de viviendas asequibles.

Esa cantidad de dinero podría albergar alrededor de 21,000 estudiantes más, según un análisis reciente que muestra que los campus gastan un promedio de aproximadamente $240,000 al construir viviendas para los estudiantes. Pero incluso eso puede no satisfacer la necesidad total dada la cantidad de estudiantes que luchan con la falta de vivienda.

El plan, aprobado el año pasado por los legisladores, se basa en una subvención de $2 mil millones para viviendas asequibles para estudiantes y señala el creciente compromiso del estado para abordar todos los costos que enfrentan los estudiantes para obtener un título. McCarty ve el programa de préstamos como una forma de capitalizar otro superávit presupuestario estatal masivo. Además, a diferencia de los programas de ayuda financiera que requieren financiamiento anual, el estado puede ayudar a construir viviendas una vez y permitir que una generación de estudiantes se beneficien de estas.

Los campus luchan por financiar sus proyectos de vivienda para que puedan cubrir los gastos operativos y los pagos de la deuda y así poder ayudar a los estudiantes con hospedajes, dijo un analista de la Oficina del Analista Legislativo a los legisladores en noviembre. Eliminar el interés de la ecuación permitiría a los campus transferir una mayor parte de los ahorros a los estudiantes, dijo McCarty a CalMatters.

Pero la propuesta enfrenta un largo camino por la Legislatura y actualmente no define qué unidades son asequibles, aparte de que deberían costar menos que las tarifas del mercado local.

Detalles del programa

Según el plan de McCarty, la Universidad de California, la Universidad Estatal de California y, en menor medida, los colegios comunitarios de California aprovecharían estos fondos rápidamente, construirían más viviendas para estudiantes y luego, durante un período de no más de 30 años, utilizarían el alquiler para estudiantes. Ingresos para pagar lo que pidieron prestado: un préstamo renovable sin intereses. Luego, el estado podría prestar más dinero para así continuar con el programa.

El préstamo sería gestionado por el Tesorero del Estado. Los campus podrían utilizar los fondos para construir nuevas estructuras, demoler las antiguas y renovar los dormitorios existentes. McCarty quiere que el proyecto de ley se apruebe en los próximos meses y entre en vigor de inmediato. El dinero llegaría a los campus a mediados de 2023. 

“Tenemos una crisis de asequibilidad universitaria y tenemos una crisis de suministro de viviendas”, comentó McCarty. “Estas dos cosas son realmente agudas en este momento en California”.

El año pasado se propuso un préstamo renovable similar, pero esos planes fueron destruidos.

El estado también está tratando de ayudar a los estudiantes con lo siguiente:

  • el compromiso de California de cubrir los costos de matrícula de los estudiantes de bajos ingresos en la UC, la CSU y los colegios comunitarios;
  • y otro gran programa en camino para dar dólares adicionales a UC y CSU para cubrir gastos de bolsillo como vivienda, alimentación y transporte. 

La promesa de viviendas más baratas haría que los estudiantes ahorren más dinero.

Obtenga más información sobre los legisladores mencionados en esta historia.

D

Kevin McCarty

State Assembly, District 7 (Sacramento)

State Assembly, District 7 (Sacramento)

How he voted 2019-2020
Liberal Conservative
District 7 Demographics

Race/Ethnicity

Latino 29%
White 41%
Asian 14%
Black 10%
Multi-race 5%

Voter Registration

Dem 50%
GOP 20%
No party 24%
Other 6%
Campaign Contributions

Asm. Kevin McCarty has taken at least $1.3 million from the Labor sector since he was elected to the legislature. That represents 42% of his total campaign contributions.

¿Qué es una unidad asequible y quién la obtendrá?

Si bien el programa de préstamos se basa en gran medida al programa inicial de hace tres años y $2 mil millones en subvenciones para viviendas para estudiantes que los legisladores aprobaron el año pasado, existen diferencias clave. 

Tal como está escrito, el proyecto de ley no define lo que significa un alquiler asequible, solo que debe estar por debajo de los niveles del mercado local para viviendas para estudiantes. El programa de subvenciones del año pasado, sin embargo, es más específico: limita el alquiler a un nivel bajo de lo que son los ingresos medios del condado. En Los Ángeles, por ejemplo, las viviendas del campus construidas con el dinero de la subvención no pueden cobrar más de $700 al mes de alquiler. Aunque las unidades universitarias estándar suelen ser más baratas que las viviendas fuera del campus, todavía pueden costar más de $1,600 al mes, informaron UCLA y UC Berkeley. 

El programa tampoco designa qué porcentaje del dinero se destinaría a los sistemas de educación superior. El programa de subvenciones reservó la mitad de todo el dinero para los colegios comunitarios, el 30% para Cal States y el 20% para las UC. Eso tomó por sorpresa a algunos expertos de la UC, dado que pocos colegios comunitarios tienen un historial de construcción de viviendas para estudiantes.

McCarty dijo que la mayoría de los fondos del préstamo probablemente se destinarán a Cal States y UC, pero esos detalles pueden cambiar. 

Otra diferencia entre los dos programas de vivienda: el proyecto de ley de préstamos de McCarty actualmente permitiría que los fondos se utilicen para viviendas para profesores y personal.

“Tenemos una crisis de asequibilidad universitaria y tenemos una crisis de suministro de vivienda”.

Asambleísta Kevin McCarty, demócrata de Sacramento.

Seguro que el estado necesita más viviendas para estudiantes. El gobernador Gavin Newsom quiere aumentar 7.000 estudiantes más en la UC para 2027, además de los casi 11,000 espacios adicionales que él y los legisladores aprobaron el año pasado. La UC tiene su propio objetivo de expandir la inscripción a 20,000 estudiantes para 2030, incluidos 4,000 estudiantes de posgrado, aunque no necesariamente todos esos espacios adicionales serían para el aprendizaje en persona.

Expandir la inscripción y no la oferta de viviendas “va a ser un gran problema”, agregó McCarty.

También es probable que viole el delicado acto de equilibrio que algunos campus de la UC han elaborado con sus gobiernos locales. UC Davis y UC Santa Cruz están legalmente obligadas a proporcionar espacio de vivienda para cada nuevo estudiante que admitan. Mientras tanto, un juez bloqueó una expansión de UC Berkeley, citando la ley ambiental estatal.

Se han estado construyendo campus… pero no lo suficiente

El sistema ha avanzado a pasos agigantados: los campus de la UC han agregado 22,000 camas en los últimos cuatro años y tiene planes de agregar 20,000 camas más en los próximos cuatro años, dijo un funcionario de la UC la semana pasada. Cal States ha agregado 14,000 camas en los últimos años.

Aun así, los estudiantes se encuentran en medio de una grave crisis de vivienda. La UC informó que su ocupación de viviendas estaba en el 102% del espacio disponible en el otoño de 2021. Numerosos campus tenían más demanda de alojamiento que camas disponibles el otoño pasado y cientos de estudiantes se acostumbraron a vivir en hoteles. Un tercio de los estudiantes universitarios de California lidian con vivienda inestable, según una encuesta de 2019.

A veces, los sistemas de educación superior ni siquiera pueden salirse de su propio camino: CalMatters descubrió un caso a finales de 2021 en el que un bodrio burocrático podría terminar costando al sistema Cal State 3,000 camas. 

La UC, Cal States y los colegios comunitarios ya han propuesto más de $3 mil millones en proyectos de vivienda apoyados por el estado — superando con creces la subvención de vivienda de $2 mil millones que los legisladores aprobaron el año pasado.

El primer obstáculo legislativo del proyecto de ley será ganar votos en el comité de educación superior de la Asamblea, probablemente en algún momento de marzo.

Este artículo fue publicado originalmente por CalMatters.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

more on student housing

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Mikhail Zinshteyn has been a higher education reporter since 2015. As a freelancer, he contributed to The Atlantic, The Hechinger Report, Inside Higher Ed and The 74. Previously, he was a reporter at EdSource...