En resumen
El presupuesto del gobernador y un proyecto de ley de un legislador demócrata impedirían que el estado cobrara a más de 500,000 californianos una prima mensual por su cobertura de salud de Medi-Cal.

Read this article in English.   

Medi-Cal, el programa de salud del estado, no es gratuito para todos.

Más de medio millón de niños de bajos ingresos, personas embarazadas y adultos discapacitados que trabajan en California deben pagar primas de seguro médico, que van desde $13 al mes hasta $350.

Eso puede cambiar este año bajo dos propuestas presentadas en Sacramento. Ambos planes tienen como objetivo alinearse con la última tendencia en salud pública: brindar el mayor acceso a quienes lo necesitan con la menor carga posible. 

Bajo una propuesta, el gobernador Gavin Newsom dijo que invertiría $59 millones este año y $89 millones anualmente para reducir las primas de Medi-Cal a cero dólares. Este movimiento mantiene las primas en los libros, dejando abierta la posibilidad de que una futura administración pueda comenzar a cobrar nuevamente. 

Mientras tanto, el asambleísta Joaquín Arámbula, demócrata de Fresno, presentó un proyecto de ley esta semana que eliminaría por completo las primas para todos los beneficiarios de Medi-Cal.

“Esta es una reliquia del pasado. La cobertura de salud debería ser más inclusiva”, dijo Arámbula. “También va en contra de los objetivos de California en términos de salud pública y amenaza la seguridad económica de las personas y familias de todo nuestro estado”.

Learn more about legislators mentioned in this story

D

Joaquin Arambula

State Assembly, District 31 (Fresno)

State Assembly, District 31 (Fresno)

How he voted 2019-2020
Liberal Conservative
District 31 Demographics

Race/Ethnicity

Latino 71%
White 15%
Asian 8%
Black 4%
Multi-race 2%

Voter Registration

Dem 46%
GOP 24%
No party 24%
Other 7%
Campaign Contributions

Asm. Joaquin Arambula has taken at least $864,000 from the Labor sector since he was elected to the legislature. That represents 29% of his total campaign contributions.

La pandemia centró una nueva atención en las primas de Medi-Cal cuando el Departamento de Servicios de Atención Médica comenzó a ofrecer una exención de prima por COVID-19, lo que permitió a las familias y las personas permanecer en el programa sin realizar pagos durante la crisis de salud. Pero la exención no se aplica automáticamente; las familias deben llamar y pedirlo. Desde que se crearon las exenciones en marzo de 2020, menos de la mitad de los que pagan primas se han beneficiado, según datos del departamento.

Aproximadamente 13 millones de los residentes del estado con bajos ingresos reciben Medi-Cal, y se requiere alrededor del 4% para pagar las primas. 

Para Martha Antonio de Madera, los $26 al mes que ha pagado por dos de sus hijos podrían haber cubierto parte de su factura de agua o una bolsa de comida para su familia de cinco. Antonio y su esposo son trabajadores agrícolas. Han pagado primas de vez en cuando durante años porque su trabajo es temporal y sus ingresos cambian. Justo antes de la pandemia, sus ingresos disminuyeron y dejaron de pagar por el seguro médico.

Antonio dijo que le preocupa que su familia pronto vuelva a tener problemas con las primas. A finales de este mes, se volverá a evaluar su elegibilidad para Medi-Cal.  

“Aunque no es mucho, son solo $26 al mes, pagamos el alquiler, el agua, la comida y todo, así que quizás no sea mucho para ellos, pero lo es para nosotros”, agregó. “Con ese dinero podríamos pagar media factura del agua o algo que necesitemos para los niños. Todo es mucho más caro este año”.

“Esta es una reliquia del pasado. La cobertura médica debería ser más inclusiva”. 

Joaquín Arámbula, asambleísta demócrata de Fresno

California es uno de los únicos cuatro estados que cobran primas para niños en su programa Medicaid, conocido como Medi-Cal en California, según un análisis por Kaiser Family Foundation.

Según el programa, las primas cuestan $13 o $21 por niño por mes, con un tope de $39 o $63 por tres niños o más. A las personas embarazadas se les cobra el 1.5% de los ingresos familiares anuales, y los adultos discapacitados que trabajan pagan entre $20 y $350 al mes, según sus ingresos y el tamaño del hogar, de acuerdo al Departamento de Servicios de Atención Médica, que administra el programa Medi-Cal.

Los pagos, por bajos que parezcan, pueden marcar la diferencia entre que un niño o un adulto discapacitado reciba atención médica oportuna, comentó Mike Odeh, director principal de salud de Children Now. La organización de defensa de los niños patrocina el proyecto de ley de Arámbula.

“Es fácil decir que $13 parece poco, pero cuando miramos el costo de vida, no sé cómo alguien logra eso”, dijo Odeh. “Cuando observamos el costo real de vida y lo que realmente cuesta la vivienda, el transporte y la alimentación, las familias con esos niveles de ingresos tienen literalmente miles de dólares al año bajo el agua”.

Odeh dijo que las primas contrastan marcadamente con los cuantiosos subsidios estatales otorgados a las familias de ingresos medios y altos inscritas en el intercambio de seguros de Covered California.

“Se convirtió en una inequidad”, agregó Odeh. “Las personas de ingresos más altos pagaban menos por Covered California, pero las familias de ingresos más bajos con Medi-Cal pagaban primas más altas”.

Las primas para personas embarazadas o familias con niños comienzan en el 160% del nivel federal de pobreza. Para una familia de tres, eso comienza en aproximadamente $35,000 al año. Los adultos discapacitados que trabajan y ganan hasta el 250% del nivel federal de pobreza también pagan primas. La tasa federal de pobreza para una familia de tres es de $23,000.

En California, las primas para niños y personas embarazadas se crearon en la década de 1990 y principios de la del 2000. Por separado, los adultos discapacitados comenzaron a pagar primas en 2009. 

Desde entonces, mucho ha cambiado en la forma en que el estado aborda la atención médica, explicó Shannon McConville, investigadora del Instituto de Políticas Públicas de California. Los programas premium administrados por el gobierno originalmente operaban de forma independiente y eran para familias que ganaban un poco más que aquellas que calificaban para Medi-Cal regular. Luego, en 2012 y 2014, los programas fueron absorbidos por Medi-Cal pero las primas continuaron.

“La perspectiva ha evolucionado”, dijo McConville. “En el pasado, hacíamos que el trámite para que las personas obtuvieran Medi-Cal fuera más difícil, con el fin de que el gobierno se ahorrara dinero. Eso ha cambiado en la última década  ‘ahora cubre a todos y no queremos tener barreras ni cargas administrativas’”.

Para los discapacitados que trabajan, las primas pueden ser una dificultad adicional, comentó David Kane, abogado del Western Center on Law and Poverty, que copatrocina el proyecto de ley de Arámbula.

“Esas son personas que tienen una discapacidad pero aún así logran superar las cosas y encontrar trabajo a tiempo parcial”, dijo Kane. “Siguen siendo de bajos ingresos, tienen pocos recursos y tienen que pagar una parte importante de sus limitados ingresos para tener atención médica. Podrían usar ese dinero para satisfacer otras necesidades”.

“En el pasado, dificultavamos el proceso para que las personas obtuvieran Medi-Cal y asi el gobierno se ahorrara más dinero”.

Shannon McConville, Instituto de Políticas Públicas de California

Es probable que la eliminación de las primas cree una cobertura más estable para las familias a lo largo del tiempo, independientemente de si sus ingresos suben o bajan, explicó Nadereh Pourat, directora del Centro de Investigación de Políticas de Salud de UCLA.

“Es una buena idea, así los padres no tienen que preocuparse por perder la cobertura si no pueden pagarla en un mes determinado”, agregó.

Debido a la pandemia, los beneficiarios no pierden la cobertura médica por no pagar las primas, según el Departamento de Servicios de Atención Médica. En circunstancias normales, dos meses de pagos atrasados ​​provocan que la cobertura se cancele.  

El departamento no proporcionó datos sobre cuántas familias perdieron beneficios debido a la falta de pagos de primas antes de la pandemia. El departamento tampoco puso a disposición a un miembro del personal para una entrevista. 

Pero el departamento se muestra a favor de eliminar las primas.

Jacey Cooper, quien supervisa Medi-Cal para el Departamento de Servicios de Atención Médica, testificó ante el Subcomité de Salud de la Asamblea esta semana sobre la propuesta de reducción de primas de Newsom. Ella dijo que las primas crean barreras de acceso y pueden conducir a interrupciones en la cobertura. 

“Este requisito de pago por aseguranza médica impone una carga económica indebida a las personas y familias que ya viven con ingresos limitados y están restringidas en la búsqueda de un empleo remunerado sustancial debido a una discapacidad”, dijo Cooper al panel. 

Si bien los funcionarios de Sacramento consideran finalizar las primas de pago por seguro médico, los beneficiarios aún deben solicitar una exención si necesitan ayuda.

Las exenciones deberían haber sido automáticas para todos los beneficiarios, comentó Lynn Kersey, directora ejecutiva de Maternal and Child Health Access, con sede en Los Ángeles. Las exenciones ya son automáticas para quienes experimentan desastres naturales, como incendios forestales.  

“Para las familias de bajos ingresos es difícil tener un poco de dinero extra, por lo que tienen que decidir si pagar por una aseguranza médica o comprar cosas que necesiten”, explicó Kersey. 

Los detalles de la exención se envían en volantes a los destinatarios con sus facturas mensuales, escribió el departamento en un correo electrónico. Los folletos están en el idioma seleccionado por el destinatario.

“Este requisito de pagar por seguro médico impone una carga económica indebida a las personas y familias que ya viven con ingresos limitados…”

Jacey Cooper, supervisora del departamento de servicios de atención médica de Medi-Cal.

Aun así, Odeh dice que los beneficiarios deben superar muchos obstáculos durante una pandemia llena de estrés por lo que, en última instancia, no es mucho dinero para California. 

El estado recaudó $63.7 millones en primas en 2020 y $48 millones en 2021, según datos del Departamento de Servicios de Atención Médica. Se recaudaron otros $3 millones en primas del programa de trabajadores discapacitados en los últimos dos años.  

Sin embargo, un análisis proporcionado por Children Now encontró que, de esos millones recaudados en 2020, el estado se quedó solamente con alrededor de $8 millones después de pagarle a un proveedor externo para administrar la facturación, el cobro y otros costos administrativos. 

Para Toni Callwood, poder quedarse con los $135 que su familia ha pagado previamente en primas cada mes significa que su familia puede hacer un poco más en casa y en su comunidad de Long Beach.

Callwood generalmente paga $125 al mes a través del programa de trabajadores discapacitados porque tiene esclerosis múltiple. Ella paga $10 adicionales al mes para que su hijo de 10 años tenga Medi-Cal. La familia no está pagando las primas en este momento porque los ingresos del esposo de Callwood cayeron durante la pandemia.

Al igual que Antonio, a Callwood le preocupa que una próxima revisión de elegibilidad pueda traer de vuelta las primas o, su mayor temor, resulte en la pérdida total de Medi-Cal.

“El problema es que tienes que ser bastante pobre para calificar para ello, así que tenemos que permanecer lo más pobre posible para que podamos seguir recibiendo atención médica”, concluyó.

Este artículo fue publicado originalmente por CalMatters.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Elizabeth Aguilera

Elizabeth Aguilera is an award-winning multimedia journalist who covers health and social services for CalMatters. She joined CalMatters in 2016 from Southern California Public Radio/KPCC 89.3 where she...