En resumen

Un nuevo estudio dice que California ha podido enviar alivio de alquiler a solo el 16% de los solicitantes, que han estado esperando por meses. El estado cuestiona el análisis, pero según sus cifras, solo el 41% de los solicitantes han sido acreedores del alivio financiero.

Read this article in English.   

Según un nuevo análisis publicado hoy , solo el 16 % de casi medio millón de inquilinos que solicitaron alivio de alquiler del estado de California han recibido su pago. Y el tiempo corre: según la ley estatal, los propietarios podrán desalojar a los inquilinos que no hayan pagado el alquiler antes del 1 de abril.

De más de 488 000 hogares que solicitaron asistencia desde que se lanzó el programa en marzo de 2021, se aprobaron alrededor de 180 000. El cuatro por ciento fue denegado y más de la mitad de los solicitantes aún esperan una respuesta, según el estudio , elaborado por National Equity Atlas, Housing Now y Western Center on Law & Poverty utilizando datos estatales. 

Pero incluso la mayoría de los inquilinos cuyas solicitudes fueron aprobadas siguen esperando un cheque, según el análisis. De los 180.000 hogares cuyas solicitudes fueron aprobadas, solo se pagó a más de 75.000 hogares. Y todavía necesitan más ayuda: el 90% de esos hogares han vuelto a solicitar más dinero.

El número de personas pagadas, según el estudio, es significativamente más bajo que lo que se muestra en el tablero público del estado : 191,000 hogares “servidos” y $2,200 millones pagados. 

Mónica Hernández, vocera del Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario de California, cuestionó los hallazgos del informe y dijo que el tablero del estado tiene “los números más actualizados y precisos”. 

De 467,000 solicitudes completas hasta la fecha, se han realizado 191,000 pagos, o el 41%, dijo, y cada semana se envían más de $80 millones a más de 8,000 hogares.

Los autores del estudio dijeron que respaldaron su análisis, que muestra que se han pagado $ 900 millones (“solicitud completa, pagada” en los datos del estado), mientras que otros $ 1.15 mil millones solo han sido aprobados (“solicitud completa, pago pendiente”). 

“No importa si tiene un papel que dice que está aprobado, necesita el dinero”, dijo Madeline Howard, abogada sénior del Western Center y coautora del informe. “No refleja la experiencia de los inquilinos que viven este día a día”.

El estudio también encontró que los solicitantes esperaron un promedio de más de tres meses para obtener una aprobación y otro mes para recibir el pago: 135 días en total. Sin embargo, los tiempos de espera se han acortado: los hogares que solicitaron ayuda en marzo pasado esperaron alrededor de seis meses para recibir el pago, mientras que los que solicitaron en octubre enfrentaron un tiempo de espera de poco menos de cuatro meses.

En su respuesta enviada por correo electrónico, Hernández dijo que la medida del tiempo de espera “no tiene en cuenta las diferentes reglas que se aplicaron en diferentes aplicaciones en diferentes momentos” o “para aplicaciones incompletas, duplicadas o potencialmente fraudulentas que ahora estamos eliminando de los datos”. 

“No importa si tiene un papel que dice que está aprobado, lo que necesitan es el dinero”.

Madeline Howard, abogada sénior del Western Center sobre derecho y pobreza

California recibió alrededor de $5,200 millones del gobierno federal para ayudar a los inquilinos a permanecer en sus casas y pagar a los propietarios. El estado está a cargo de administrar aproximadamente la mitad de eso, mientras que 25 ciudades y condados administran el resto. El nuevo estudio se centra en el programa estatal, que cubre a casi dos tercios de los californianos.

En enero, el estado recibió $62 millones en ayuda federal adicional, o solo el 3% de los casi $2 mil millones que solicitó en noviembre. Aun así, California recibió un tercio de los fondos reasignados por el Tesoro de los EE. UU., lo que, según Hernández, habla de la “confianza de los funcionarios federales en nuestra capacidad para distribuir fondos a los hogares necesitados de manera oportuna”. 

Según Hernández, un proyecto de ley de presupuesto aprobado por la Legislatura en febrero que asigna dinero del Fondo General a programas de alivio de alquiler estatales y locales “significa que todos los solicitantes elegibles que busquen asistencia para los costos presentados e incurridos el 31 de marzo de 2022 o antes, recibirán asistencia.”

El nuevo estudio es la mirada más completa hasta ahora sobre cómo va el alivio de la renta en California.

El conjunto completo de datos no se entregó al Western Center a través de la Ley de Registros Públicos del estado hasta que el centro anunció su intención de demandar al Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario, que administra el programa con la ayuda de un contratista privado . Las solicitudes repetidas de la Ley de Registros Públicos para el conjunto de datos completo se habían denegado previamente. Estos grupos han estado rastreando los esfuerzos de alivio de alquiler y desalojo de California desde el principio.

CalMatters ha solicitado datos similares del estado a través de varias solicitudes de la Ley de Registros Públicos y se le ha dicho repetidamente que los datos no existen.

“No hacemos un seguimiento de los datos y creamos un informe sobre las fechas en que las personas solicitaron y luego recibieron una respuesta. Lo que hacemos es poder ver la antigüedad de las solicitudes dentro del sistema y asegurarnos de que todas las solicitudes se asignen en una fecha determinada”, dijo Geoffrey Ross, subdirector de la División de Asistencia Financiera Federal del departamento de vivienda. CalMatters en octubre 11.

Hernández dijo que esa declaración era precisa en ese momento.

Un estado de prohibición de desalojos por falta de pago de alquiler entró en vigor al comienzo de la pandemia y se prorrogó varias veces. Esa protección terminó en octubre pasado, con una condición. Hasta el 31 de marzo, los propietarios no podrían desalojar a los inquilinos por falta de pago de alquiler hasta el 30 de septiembre de 2021, si hubieran solicitado una exención de alquiler del estado. Esa capa adicional de protección desaparece el 1 de abril.

“Estoy realmente confundido en cuanto a por qué no hemos escuchado nada en cuanto a extender las protecciones de desalojo”, dijo Howard. “La gente está esperando. No tienen el dinero prometido”.

El programa estatal de alivio de la renta continúa enfrentando otros desafíos que han persistido desde su inicio, según otra encuesta reciente de 58 organizaciones de inquilinos en todo el estado realizada por Tenants Together, un grupo de defensa. El noventa por ciento de los encuestados informaron dificultades para acceder a la aplicación y el 82% informaron dificultades para obtener información sobre sus aplicaciones.

La encuesta encontró que los inquilinos más vulnerables de California, incluidos los que no hablan inglés , las personas mayores y las personas con contratos de arrendamiento informales, continúan enfrentando los mayores obstáculos para obtener alivio de la renta. 

“Creo que hay una falta de comprensión en la Legislatura en cuanto a que las personas se quedan sin hogar después de ser desalojadas de sus hogares”, dijo Shanti Singh, directora legislativa y de comunicaciones del grupo que realizó la encuesta.

Este artículo fue publicado originalmente por CalMatters.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Manuela is the housing reporter for CalMatters. Her stories focus on the political dynamics and economic and racial inequities that have contributed to the housing crisis in California and its potential...