En resumen

Las escuelas de California están luchando para aumentar su personal, a pesar de que los distritos escolares reciben miles de millones de dinero estatal para remediar la escasez de maestros. Las subvenciones han ayudado pero, según los educadores, no son suficientes.

Read this article in English.   

Daniel Poulos trabajó como conserje para el Distrito Escolar Unificado de Castro Valley durante 12 años. Se convirtió en un rostro familiar en Redwood High, donde se aseguraba de que las aulas estuvieran limpias y las luces encendidas.  

Pero en 2017, tuvo la oportunidad de convertirse en profesor de historia con la ayuda del Programa de Acreditación de Empleados Escolares Clasificados de California. Ahí obtuvo su licencia de maestro. Ese año, California asignó $25 millones en subvenciones que ayudarían al personal escolar no docente a convertirse en maestros en un esfuerzo por abordar la escasez en todo el estado.

Dijo que siempre había esperado jubilarse como custodio. “Pero cuando surgió la oportunidad de enseñar, la aproveché”, agregó Poulos.

Los programas de capacitación para docentes son financiados por el estado, pero es posible que no tengan los recursos suficientes para hacer frente a las necesidades urgentes a corto plazo. Un informe de enero por el Learning Policy Institute descubrió que algunos de los distritos más grandes del estado tenían el 10% de las vacantes aún sin cubrir al comienzo del nuevo año escolar. Un distrito tenía una cuarta parte de sus vacantes sin cubrir.

Y no todos los distritos cuentan con los beneficios del dinero estatal. Los distritos rurales más remotos no tienen suficientes solicitantes para subvenciones estatales, ni tienen universidades cercanas de cuatro años para capacitar a los educadores. 

“No tenemos tiempo para redactar subvenciones”, dijo Morgan Nugent, superintendente de Lassen Union High. “Nuestro tiempo se estira asegurándonos de que las comidas lleguen a los niños y educadores en las aulas”.

Barret Snider, un cabildero que representa a los distritos escolares de California, dijo que escuchó a un superintendente comparar los programas de subvenciones del estado con dar unas vacaciones en Disneylandia a una familia en situación de pobreza. 

“Eso es bueno”, comentó Snider. “Pero no es lo que necesitamos”.

Desde 2015, California ha invertido $4.8 mil millones en reclutamiento, retención y capacitación de maestros, todo diseñado para aliviar la escasez crónica de personal que se convirtió en una crisis durante la pandemia. Esa cantidad de dinero pagaría el salario de un año de más de 56,000 maestros de escuelas públicas. El gobernador Gavin Newsom propuso gastar $560 millones más en el presupuesto del próximo año.

“No tenemos tiempo para escribir subvenciones”.

Morgan Nugent, superintendente, distrito de escuelas secundarias de Lassen Union

Si bien los distritos escolares consideran que estas subvenciones a corto plazo son una bendición, los administradores dicen que se necesitan aumentos más permanentes en la financiación de la educación para ayudarlos a pagar los costos continuos de los salarios y beneficios de los maestros. Los salarios de los maestros pueden oscilar entre $50,000 y $100,000. Una de las ventajas de la docencia son las largas vacaciones de verano y las vacaciones por días festivos.

Nicole DiRanna, quien supervisa un programa de capacitación docente en el Distrito Escolar Unificado de San Marcos en el condado de San Diego, dijo que su distrito está haciendo todo lo posible dentro de las restricciones de esta financiación estatal, pero la solución obvia es aumentar el salario de los docentes.

 “El problema son los diferentes tipos de financiamiento estatal”, explicó. “Si nos saliéramos con la nuestra, simplemente aumentaríamos los salarios, ¿verdad?”

Un éxodo a largo plazo

La escasez de docentes existe desde antes de la pandemia. 

Los distritos escolares tuvieron dificultades para contratar maestros a medida que comenzaban a recuperarse de la Gran Recesión y a restablecer puestos que habían sido recortados, según un estudio del 2016 por el Instituto de Políticas de Aprendizaje. Los maestros de ciencias, matemáticas, bilingües y de educación especial tenían una demanda alta y el estudio proyectó que en todo el estado, los distritos necesitarían contratar alrededor de 300,000 maestros al año a partir de 2018. 

“Antes de la pandemia, los grandes impulsores de la escasez eran la disminución significativa en la preparación, el aumento de la demanda y la rotación de maestros”, comentó Tara Kini, directora de política estatal en Learning Policy Institute. “En California, eso representa el 90% de la demanda”.

Si bien la inscripción de estudiantes también disminuyó a un ritmo más rápido durante la pandemia que en años anteriores, las jubilaciones y la rotación de maestros fueron factores aún más importantes en algunos distritos.

Desde el comienzo de la pandemia, los docentes decidieron dejar la profesión a un ritmo más rápido. El Departamento de Educación de California no rastrea la rotación de maestros en todo el estado, pero los datos del Sistema de Jubilación de Maestros del Estado de California muestran que las jubilaciones aumentaron un 26% en el primer año de la pandemia. Según una encuesta, el 56% de los jubilados se fueron debido a los desafíos de la enseñanza durante la pandemia.

El presidente de la Asociación de Maestros de California, E. Toby Boyd, dijo en un comunicado a CalMatters que los maestros están “agotados y quemados y planean dejar la profesión antes de lo esperado”.

“Si California realmente se toma en serio brindar a todos los niños la educación que se merecen, abordar la escasez de maestros debería ser la principal prioridad de todos los distritos y de nuestros líderes electos en este momento”, agregó.

Los administradores del distrito escolar y los líderes sindicales de California están de acuerdo en que la instrucción virtual empujó a muchos educadores a dejar la profesión para siempre. También dicen que los maestros han sido subestimados durante la pandemia.

“Es malo y va a empeorar”, dijo Matt Best, superintendente del Distrito Escolar Unificado de Davis. “La tendencia se ha mantenido durante casi una década. Tenemos que arreglar algunas de estas barreras”.

Propuestas para solucionar la escasez de maestros

Una de las barreras para convertirse en maestro es el costo. Después de obtener una licenciatura, los futuros educadores deben pasar uno o dos años adicionales en la escuela para obtener una credencial y pasar tiempo como maestros en formación no remunerados.

Para ayudar a aliviar esa carga, California ha invertido casi $170 millones desde 2017 para ayudar a los empleados actuales de las escuelas públicas que no son maestros a obtener credenciales de enseñanza. Pueden obtener hasta $25,000 para ayudar a cubrir los costos de matrícula, libros y exámenes. Las becas han producido hasta ahora 511 docentes y podrían generar hasta 7,620 en los próximos años. 

“Necesitamos que nuestra fuerza laboral refleje nuestra comunidad rural, y actualmente no es así”.

Brooke Berrios, Oficina de Educación del Condado de Fresno

En Davis Joint Unified, Best dijo que su objetivo con este programa era diversificar el distrito con maestros de todas las razas y mantenerlos en el distrito por muchos años.

“Estas eran personas que ya estaban involucradas en la comunidad y en sus escuelas”, explicó. “El programa les resulta atractivo porque han vivido aquí durante una generación”. 

El estado también ha ofrecido a los distritos escolares $350 millones para programas de residencia de maestros donde los graduados universitarios reciben estipendios y son emparejados con maestros mentores que brindan capacitación práctica.

En el condado de Fresno, los “residentes” docentes trabajan en escuelas rurales mientras asisten a clases en universidades locales. Después de completar el programa de dos años, serán los principales candidatos para las ofertas de trabajo en sus distritos.

“Necesitamos que nuestra fuerza laboral refleje nuestra comunidad rural”, comentó Brooke Berrios, quien supervisa el programa para la Oficina de Educación del Condado de Fresno. “Y actualmente no lo hace”. 

Berrios dijo que los maestros principiantes generalmente trabajan en estos distritos durante algunos años antes de irse a un distrito suburbano. Cuesta alrededor de $9,000 cada vez que un distrito tiene que contratar a un nuevo maestro, un problema significativo para los distritos rurales pequeños.

“Históricamente, estas escuelas han estado tan desatendidas que aceptan a cualquiera”, agregó Berrios. “El costo de contratar no siempre es equitativo”. 

Distritos escolares remotos son cada vez más excluidos

A veces, el problema puede ser tan simple como completar el papeleo. 

Las solicitudes de subvenciones estatales pueden ser docenas de largas páginas y requiere el trabajo de varios miembros del personal para completarlas. Si el distrito obtiene una subvención, el personal también debe supervisar cómo se gasta el dinero. Es un problema que afecta a los distritos rurales. 

Nugent, el superintendente de Lassen Union High y su personal, ya están al límite, dijo. Nugent transporta regularmente a los niños hacia y desde la escuela en una camioneta.

“Benefician a los distritos más grandes que tienen la mano de obra para solicitar estas subvenciones”, agregó.

El distrito de 800 estudiantes, situado a unas 190 millas al noreste de Sacramento, no tiene universidades de cuatro años en sus alrededores. Chico State está a unas 2 horas y más de cien millas de distancia.

“Los graduados de Chico son contratados en esa comunidad antes de que tengamos la oportunidad de comunicarnos con ellos”, explicó Nugent. “No tenemos acceso a personas altamente calificadas”.

Actualmente, el distrito tiene vacantes para dos maestros y tres auxiliares docentes, y Nugent dijo que no está seguro de poder llenarlos. Además de eso, dice, Lassen Union High es uno de los pocos distritos en el estado donde la inscripción de estudiantes está creciendo. El distrito también mantuvo las escuelas abiertas durante la mayor parte de la pandemia. 

Aun así, Nugent dijo que siente que está recibiendo poca ayuda del estado.

Snider, el cabildero, dijo que tratar de abordar la escasez de personal a través de programas de subvenciones de una sola vez o incluso de varios años es insostenible para los distritos. 

Dijo que los administradores del distrito son cautelosos para no sonar desagradecidos por el dinero de la subvención, pero el estado necesita aumentar el financiamiento general continuo para las escuelas y así los distritos puedan dar a los maestros salarios más competitivos y atraer candidatos talentosos. 

“Necesitas enviar dinero continuo a las escuelas”, comentó Snider. “Las organizaciones laborales y la gerencia comparten esa perspectiva”. 

¿Un futuro prometedor?

El presupuesto estatal 2021-22 contenía una cantidad histórica para la capacitación, contratación y retención de maestros. Una de las mayores inversiones fue un aumento continuo en la financiación de los distritos escolares más necesitados del estado, por un total de $1.1 mil millones. Los distritos que reciben este dinero deben demostrar cómo lo están usando para contratar más personal.

Otro programa prometedor, dijo Kini, es el programa Golden State Teacher, que les daría a los estudiantes universitarios hasta $20,000 por comprometerse a trabajar en escuelas con las peores escasez de maestros

Si bien es probable que los distritos continúen sintiendo el dolor mientras esperan que estos programas de subvenciones den sus frutos, Kini dijo que es optimista. Los datos, dijo, demuestran una correlación entre las subvenciones estatales y un repunte en la preparación de los maestros. 

“Nos estamos moviendo en la dirección correcta”, concluyó.

Este artículo fue publicado originalmente por CalMatters.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Joe reports on the students, teachers and lawmakers who shape California's public schools. Before joining CalMatters in 2021, he was the education reporter at KPBS, the public radio station in San Diego....