En resumen

Los legisladores y activistas de California están presionando al gobernador Gavin Newsom para que invierta más para ayudar a los residentes más pobres del estado.

Read this article in English.   

Mientras los líderes demócratas del estado sopesan cómo gastar un superávit presupuestario récord de $97,500 millones, también están tratando de encontrar la mejor manera de mantener a muchos californianos vulnerables fuera de la pobreza ante la disminución de los dólares del estímulo federal y la alta inflación que devora los presupuestos familiares.

Algunos defensores dicen que el presupuesto que el gobernador Gavin Newsom dio a conocer el viernes no será suficiente. Para abordar la inflación, Newsom propone invertir $18.1 millones en fondos estatales.

Su propuesta principal, cuyo costo se estima en torno a $11,500 millones, reembolsaría $400 a cada propietario de automóviles del estado, con el objetivo de aliviar la carga de los altos precios de la gasolina. Newsom también agregó $750 millones para financiar el transporte público de forma gratuita durante tres meses.

Los activistas dijeron que el reembolso a los dueños de un automóvil no estaría dirigido a aquellos que necesitan más ayuda.

“Al final del día, el presupuesto estatal debe garantizar que todos los californianos puedan pagar vivienda, alimentos, cuidado infantil, atención médica y oportunidades educativas”, comentó Chris Hoene, director ejecutivo del Centro de Políticas y Presupuesto de California.

Los expertos dicen que los californianos de bajos ingresos son los que más luchan con una económica volátil empañada por los altos costos de la vivienda y las necesidades básicas. Los críticos argumentaron que la propuesta de presupuesto no va lo suficientemente lejos como para ayudar a los hogares de bajos ingresos a sobrellevar la alta inflación.

Mayra Paniagua, una preparadora de impuestos en el condado de Ventura, cuya familia de cinco miembros vive frugalmente con un ingreso combinado de $44,000, señaló que agradecería cualquier alivio ya que ha visto aumentar los gastos este año.

“Ha sido difícil”, explicó Paniagua. “Estiramos dinero y tratamos de ahorrar tanto como sea posible, especialmente para lo que necesitamos”.

Pero los demócratas de California que controlan el gobierno estatal están en desacuerdo sobre cómo pueden invertir en las comunidades más pobres del estado. 

“Estiramos dinero y tratamos de ahorrar tanto como sea posible, especialmente para lo que necesitamos”.

Mayra Paniagua, preparadora de impuestos

Algunos abogan por que el estado extienda los programas de estímulo federal. Otros dicen que la elegibilidad de los programas debería ampliarse para incluir a más personas.

Los líderes del estado tienen alrededor de un mes para llegar a un acuerdo, ya que la legislatura está obligada constitucionalmente a aprobar un presupuesto antes del 15 de junio. Luego, Newsom tiene 15 días para actuar, antes de que el nuevo presupuesto entre en vigencia el 1 de julio.

Los legisladores republicanos, que son una minoría tan pequeña que prácticamente no tienen voz sobre el gasto, culpan a la inflación de las políticas del partido mayoritario. “El gobierno demócrata ha hecho que este estado sea inasequible”, dijo la semana pasada James Gallagher, líder republicano de la Asamblea de Yuba City.

Gallagher y otros republicanos han culpado al impuesto estatal de la gasolina, el cual aumentaron los demócratas en 2017 bajo el mandato del ex gobernador Jerry Brown para reparar carreteras, puentes y ampliar el transporte público. Gallagher también ha culpado a la agencia de cambio climático del estado por aumentar el costo de los servicios públicos.

Show more

Se atribuye al estímulo federal el impulso de la fortuna de los menos favorecidos del estado. 

La tasa de pobreza del estado cayó del 16,2% en 2019 al 12,3% en 2020, según el Public Policy Institute of California.

Pero los expertos advierten que la inflación y el vencimiento de los programas federales podrían amenazar ese progreso. Sin el crédito fiscal para hijos, por ejemplo, 1,7 millones de niños corren el riesgo de caer en la pobreza, ha dicho el Budget & Policy Center.

Más de la mitad de los residentes de California con ingresos inferiores a $50,000 tuvieron dificultades para pagar los costos de alimentos, vivienda y atención médica entre el mes de marzo y abril. Las familias afroamericanas, latinas y otras de color se encontraron entre las que tenían más probabilidades de tener dificultades económicas, informó Budget & Policy Center.

“Tenemos un mercado laboral sólido”, comentó Sarah Kimberlin, analista de políticas en Bidget & Policy Center. “Pero incluso si puede encontrar un trabajo, eso no significa que pueda pagar el alquiler y poner comida en la mesa”.

El gobernador dio a conocer otras medidas que, según dijo, tenían como objetivo aliviar la carga de la inflación. Esas propuestas incluyen $2,700 millones en asistencia para el alquiler y $1,400 millones en asistencia para facturas de servicios públicos. También se determinará una exención de las tarifas de cuidado infantil para familias de bajos ingresos cuyo costo se estima en $157 millones.

“Incluso si puede encontrar un trabajo, eso no significa que pueda pagar el alquiler y poner comida en la mesa”.

Sarah kimberlin, analista de políticas en el Centro de Políticas y Presupuesto de California

Newsom también hizo que se utilizaran $933 millones para proporcionar pagos en efectivo de $1,500 para trabajadores de hospitales y asilo de ansianos, mientras que reservaba $304 millones para asistencia con primas de seguro médico para familias.

Para compensar los costos, el gobernador decidió pausar  $439 millones en el impuesto estatal al diésel.

Newsom también anunció que el salario mínimo del estado aumentará a $15.50 la hora debido a la inflación.

Algunos legisladores demócratas y sus aliados están presionando a Newsom para que adopte un enfoque diferente.

El asambleísta Miguel Santiago, demócrata de Los Ángeles, planea un proyecto de ley que permitiría al estado extender el crédito tributario federal por hijos. El proyecto de ley de Santiago, respaldado por United Ways of California, proporcionaría un pago de $2,000 por niño a las familias que ganan $30,000 al año o menos

Obtenga más información sobre los legisladores mencionados en esta historia

R

James Gallagher

State Assembly, District 3 (Chico)

State Assembly, District 3 (Chico)

How he voted 2019-2020
Liberal Conservative
District 3 Demographics

Race/Ethnicity

Latino 25%
White 62%
Asian 7%
Black 2%
Multi-race 4%

Voter Registration

Dem 32%
GOP 40%
No party 20%
Other 7%
Campaign Contributions

Asm. James Gallagher has taken at least $498,000 from the Agriculture sector since he was elected to the legislature. That represents 10% of his total campaign contributions.

D

Miguel Santiago

State Assembly, District 53 (Los Angeles)

State Assembly, District 53 (Los Angeles)

How he voted 2019-2020
Liberal Conservative
District 53 Demographics

Race/Ethnicity

Latino 66%
White 9%
Asian 18%
Black 6%
Multi-race 1%

Voter Registration

Dem 59%
GOP 9%
No party 27%
Other 6%
Campaign Contributions

Asm. Miguel Santiago has taken at least $2.4 million from the Labor sector since he was elected to the legislature. That represents 37% of his total campaign contributions.

“Es una oportunidad para que la Legislatura envíe un mensaje claro de priorización”, dijo Anna Hasselblad, directora de políticas públicas de United Ways of California.

Cualquier forma de alivio sería bienvenida para Paniagua, quien tiene 38 años, y es madre de tres hijos. Ella vive con su esposo en un apartamento de dos habitaciones en la ciudad costera de Port Hueneme, en el condado de Ventura.

En una entrevista telefónica, Paniagua explicó que su familia sobrevivió a la pandemia sólo porque su esposo mantuvo su trabajo en una guardería local. Él es indocumentado, agregó, por lo que no habría calificado para el alivio federal de 2020.

En 2021, su familia se benefició de los cheques de estímulo estatal para los indocumentados y de los productos de una despensa de alimentos locales y algunos beneficios de CalFresh disponibles para ella porque su hijo estaba inscrito en la escuela.

Este año, dijo, el alto costo de vida ha afectado económicamente a su familia. Su renta aumentó $200 y ahora paga $2,100 por mes. Paniagua ha comenzado a usar la aplicación Flipp para buscar ofertas en productos esenciales como leche y yogurt. 

Se acabaron las visitas al cine y las salidas a comer hamburguesas de In-N-Out, una de las comidas favoritas de sus hijos, concluyó.

Este artículo es parte de California Division Project, una colaboración entre salas de redacción que examinan la desigualdad de ingresos y la supervivencia económica en California.

Este artículo fue publicado originalmente por CalMatters.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

more on spending and inequality

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Alejandro joined CalMatters from The Wall Street Journal, where he covered the West Coast for eight years. He previously wrote about housing and real estate for the Los Angeles Times and The Washington...