In summary

Muchos inmigrantes en California fueron excluidos del primer paquete de ayuda federal; esta vez debería abordar las necesidades de salud y nutrición de todos los californianos.

Hello! We’re publishing more of our work in Spanish to better serve our diverse state. Make sure to click here to read the article in English.

Por Betzabel Estudillo y

Betzabel Estudillo es una asesora principal de California Food Policy Advocates, betzabel@cfpa.net

Gabrielle Tilley, Especial para CalMatters

Gabby Tilley es una asesora de políticas de California Food Policy Advocates, gabby@cfpa.net.

Está muy claro que los inmigrantes californianos nuestros amigos, familias y vecinos se encuentran entre los más afectados por la pandemia de COVID-19. 

Ellos enfrentan un mayor riesgo de infección y muerte por COVID-19 porque trabajan en las primeras líneas de la agricultura, supermercados, restaurantes y otras industrias que nos ayudan a todos a obtener los alimentos que necesitamos. Sin embargo, muchos inmigrantes están excluidos de la ayuda federal, incluidos las iniciativas destinadas a prevenir el hambre y ayudar a las familias a satisfacer las necesidades básicas.   

Las familias con estatus migratorios mixtos fueron injustamente excluidas de los pagos de estímulo proporcionados a través de la Ley CARES, aprobada en marzo. Para tener derecho al pago, se exigía que todos los miembros de la familia tuvieran un número de seguro social.  Se calcula que unos 5 millones de niños, que de otro modo tendrían derecho a los pagos, fueron excluidos porque al menos uno de sus padres no contaba con un número de seguro social. El 85 por ciento de estos niños que quedaron excluidos son ciudadanos de los Estados Unidos. 

Podemos y debemos hacer mejor las cosas. La exclusión de la ayuda perjudica a las familias inmigrantes, lo que a su vez nos perjudica a todos, ya que dependemos unos de otros para superar esta pandemia. Como el Congreso pronto decidirá el próximo paquete de ayuda, los instamos a ser audaces e inclusivos. 

Los californianos necesitan un paquete que proporcione alivio financiero a todos los inmigrantes y que combata el hambre fortaleciendo el alcance y el impacto de importantes programas contra el hambre. 

Uno de estos programas es el EBT Pandémico, que proporciona hasta $365 en beneficios de alimentos para cada niño que normalmente recibiría comidas gratis o a precio reducido en la escuela, si no fuera por los cierres relacionados con COVID. El EBT Pandémico está disponible para los niños sin importar su estatus migratorio, pero cerró su proceso de solicitud el 15 de julio. Esto es crítico para California, donde casi la mitad de los niños son hijos de inmigrantes

Los líderes federales deben actuar ahora para expandir y extender el EBT Pandémico durante el verano y en el curso de esta crisis. De no ser así, la EBT Pandémico será un beneficio de una sola vez que no atiende las necesidades continuas de los niños durante esta pandemia. 

Los líderes también deben aumentar los beneficios de los SNAP, conocidos como CalFresh en California, en un 15%. Este aumento de beneficios se destinaría directamente a los hogares que luchan por pagar por alimentos necesarios para sus familias. Muchos hogares de inmigrantes pueden participar en el SNAP, pero sólo los miembros de la familia que cumplen los requisitos de inmigración son elegibles. Si los líderes federales no están dispuestos a poner fin a la política discriminatoria de decidir qué inmigrantes son “merecedores” de los recursos alimentarios básicos, entonces necesitamos que los líderes de nuestro estado den un paso adelante y llenen los vacíos proporcionando una alternativa estatal a CalFresh para los inmigrantes excluidos.

Un aumento del 15% en el SNAP aportaría $467 millones adicionales en asistencia para alimentos financiados por el gobierno federal en California. Estos dólares adicionales del SNAP ayudarían a los hogares individuales a satisfacer sus necesidades básicas y a fortalecer nuestra economía. Se estima que cada dólar gastado en el programa SNAP genera 1.54 dólares en actividad económica. 

Los cierres de escuelas y guarderías relacionadas con COVID agravan las dificultades de las familias de bajos ingresos con niños pequeños. El programa de nutrición para mujeres, bebés y niños (WIC) ha sido un salvavidas para muchas familias inmigrantes durante esta pandemia, ya que WIC está disponible para todas las mujeres embarazadas y lactantes elegibles y para los niños menores de 5 años, independientemente de su estatus migratorio. WIC atiende a casi 1 millón de californianos, una cifra que sigue creciendo junto con los índices de inseguridad alimentaria a medida que avanza la pandemia. 

El gobierno federal ha extendido las exenciones que hacen que WIC sea más accesible durante este tiempo, como permitir que las agencias ofrezcan servicios remotos e inscriban a las familias por teléfono. Sin embargo, estas flexibilidades tienen como fecha de vencimiento el final de septiembre. Necesitamos que el Congreso otorgue al Departamento de Agricultura la autoridad para extender todas las exenciones de WIC más allá de septiembre por la crisis de COVID-19. 

Sin estos cambios significativos en los programas de nutrición, la crisis de hambre provocada por COVID seguirá creciendo en las comunidades de inmigrantes y no inmigrantes por igual. 

Las comunidades inmigrantes sostienen nuestra economía durante esta pandemia global, a menudo con un gran riesgo para ellos y sus familias. Debemos asegurarnos de que el próximo paquete de ayuda de COVID-19 aborde las necesidades económicas, sanitarias y nutricionales de todos los californianos, independientemente de su lugar de nacimiento.

Síganos en Twitter y Facebook.


Siga nuestro canal RSS para artículos en español.


CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

Support in-depth reporting that matters

As a nonprofit newsroom, we rely on the generosity of Californians like you to cover the issues that matter. If you value our reporting, support our journalism with a donation.

$
$
$

Your contribution is appreciated.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact Gary Reed with any commentary questions: gary@calmatters.org, (916) 234-3081.