Hello! We’re publishing more of our work in Spanish to better serve our diverse state. Make sure to click here to read the article in English.

La demanda de alimentos y servicios sociales se ha multiplicado casi por cinco en algunos de los barrios más ricos de Silicon Valley. Actualmente, el único proveedor de servicios sociales de servicio completo de Cupertino y de otras ciudades del valle del oeste está comenzando con las renovaciones antes de lo esperado y está planificando una despensa móvil para responder a una población cada vez más numerosa que lo necesita. 

West Valley Community Services inauguró su establecimiento temporario el miércoles en el centro comercial The Oaks de Cupertino, que atenderá a las más de 22,000 personas de la zona que viven en la pobreza, mientras el centro de 18 años que ya existía es remodelado. La nueva ubicación abrirá el próximo mes. La organización sin fines de lucro también anunció planes para una despensa móvil de alimentos, que se espera que esté en funcionamiento en tres o cuatro meses. 

“Me han ayudado muchísimo con la renta, con la comida,” dijo Kenneth Garay, un ex trabajador de hotel y padre de dos hijos, que habla español. “Es una situación difícil, COVID-19. Necesitamos invertir en programas como este que reinviertan en nuestra comunidad”.

El centro es el único proveedor de servicios para necesidades fundamentales en las áreas de Saratoga, Monte Sereno, Los Gatos, West San Jose y Cupertino. La región alberga algunos de los códigos postales más ricos de Silicon Valley, con casas de valores promedio de hasta $2 millones, pero incluso aquí muchos están teniendo dificultades con las consecuencias económicas de la COVID-19. 

“Ha sido un flujo constante de gente que necesita apoyo por primera vez en sus vidas,” dijo Josh Selo, director ejecutivo de West Valley Community Services. El centro atiende a residentes de bajos ingresos que ganan menos de $31,000 por año. Selo dijo que han aparecido cientos de clientes nuevos desde marzo.

El edificio renovado y la nueva despensa móvil de alimentos, llamada “Park-it Market”, se presentarán en forma de pequeños mercados en los que los clientes podrán elegir los alimentos que deseen. El nuevo establecimiento debería abrir dentro de medio año y contará con una despensa de alimentos del doble del tamaño que la antigua, diseñado para permitir el distanciamiento social. West Valley recaudó un poco más de $2 millones para el nuevo establecimiento durante una campaña de un año.  

La construcción debería durar cinco meses, durante los cuales West Valley atenderá clientes desde la ubicación temporaria en The Oaks, espacio que ha sido donado por el desarrollador de Silicon Valley y dueño de The Oaks, KT Urban.

“West Valley nos ha ayudado muchísimo con la transición de la vivienda y con la despensa de alimentos durante la COVID-19,” dijo Gayelynn Miller, residente jubilada de Silicon Valley que cuida a su sobrino y a su sobrina. “La despensa móvil ayudará a mucha gente”

Laurence es periodista de The Mercury News. Este artículo forma parte de The California Divide, una colaboración entre las salas de redacción para evaluar la desigualdad de los ingresos y la supervivencia económica en California.

Síganos en Twitter y Facebook.


Siga nuestro canal RSS para artículos en español.


CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact Gary Reed with any commentary questions: gary@calmatters.org, (916) 234-3081.