Read this article in English.     

Frente a fotos de trabajadores esenciales que murieron de COVID-19, los empleados y manifestantes de Food 4 Less se reunieron afuera del supermercado en el vecindario de Boyle Heights en Los Ángeles la semana pasada para exigir que la compañía restablezca el pago de héroes y adopte mejores protecciones a medida que aumentan los casos en todo el estado.

La solicitud se produjo cuando el gobernador Gavin Newsom anunció que la mayor parte del estado volvería a adoptar medidas más restrictivas en medio de un aumento alarmante de los casos de coronavirus. La semana pasada, el condado de Los Ángeles reportó 5,031 casos positivos de COVID-19, el más alto en un día desde el verano.

Los empleados culpan a la fatiga pandémica y señalan cuántas personas y empresas han comenzado a bajar la guardia. Elizabeth Rodríguez, quien trabajó en Food 4 Less de Highland Park durante casi 20 años, dijo hace meses que los supervisores de la tienda dejaron de limitar la cantidad de personas que ingresaban a la tienda y quitaron el letrero de la fila afuera para esperar la entrada.

“Esta semana empezaron a hacer las líneas nuevamente, pero porque sabían que íbamos a hacer este mitin”, dijo Rodríguez, señalando que no se siente segura en el trabajo.

Los trabajadores entregan una petición 

Rodríguez y otros trabajadores y activistas caminaron dentro de Food 4 Less en Boyle Heights para presentar una petición con sus preocupaciones a los supervisores. Las demandas incluyen la reducción del número de personas que ingresan a las tiendas, lo que puede reducir la propagación, especialmente durante el Día de Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo acercándose rápidamente.

Los trabajadores dijeron que aunque ponen en riesgo sus vidas todos los días, Kroger, la empresa matriz de Food 4 Less, informó un aumento de 15,8% en las ventas. Durante el mes de abril, los trabajadores recibieron un aumento conocido como la paga de los héroes pero solo duró un mes.

El aumento salarial se debió a trabajar en condiciones peligrosas. Sin embargo, incluso cuando la pandemia se prolonga, la paga de los héroes no ha vuelto.

 “Algunos de mis colegas están haciendo el trabajo de dos personas, pero (los supervisores) no les dan el trabajo de tiempo completo. Muchos trabajan solo 34 o 36 horas ”, dijo Rodríguez. Eso les impide calificar para beneficios tan necesarios como el seguro médico.

Empresa: una prioridad en la seguridad 

Vanessa Rosales, directora de asuntos corporativos de Kroger, dijo que la empresa prioriza un entorno seguro para los trabajadores y los clientes. La compañía se dedica a apoyar a los asociados que trabajan en la primera línea de la pandemia, sirviendo a los clientes cuando más lo necesitan.

“Desde marzo, hemos invertido más de $1 mil millones para recompensar a nuestros asociados … y proteger a nuestros asociados y clientes”, dijo Rosales.

Añadió que la empresa sigue escuchando las preocupaciones de los trabajadores y tomaría medidas adicionales para proporcionar un lugar de trabajo seguro. Esto incluye licencia de emergencia pagada y un fondo de Helping Hands de $15 millones, que brinda apoyo financiero a los asociados que atraviesan dificultades debido a COVID-19, incluido el cuidado de niños.

Los trabajadores exigen la devolución de la paga de héroe

El contrato de los trabajadores con Food 4 Less expirará en marzo. El sindicato está intensificando una campaña “Fight 4 More” para promover mejores salarios y protecciones, incluido el pago de héroes, suficientes horas de trabajo, lugares de trabajo más seguros y oportunidades de promoción. 

Kathy Finn, secretaria-tesorera del United Food and Commercial Workers International Union (UFCW) Local 770, dijo que más de 1.400 miembros han sido infectados con COVID-19.

“Muchos todavía están enfermos y luchan por recuperarse, algunos han sufrido daños permanentes en su salud”, dijo Finn. “Ha habido nueve trabajadores en este Food 4 Less en Boyle Heights que han sido infectados con COVID-19”.

Finn dijo que es muy triste ver la pérdida de jóvenes debido al virus. Al menos cinco eran miembros del Local 770 y muchos más miembros de la familia inmediata de los trabajadores, incluidos cónyuges, padres e hijos.

Los trabajadores enfatizaron que algunas tiendas Food 4 Less no han implementado completamente las protecciones básicas en el lugar de trabajo, como garantizar que los clientes usen máscaras, brindar al personal suficiente tiempo para desinfectar las estaciones de trabajo y los carritos de compras.

“Los trabajadores esenciales merecen una mejor compensación, más protecciones y respeto mientras ayudan a alimentar a nuestras familias y garantizan que nuestras comunidades continúen prosperando”, dijo John Grant, presidente de UFCW 770.

Jacqueline García es reportera de La Opinión. Este artículo es parte del California Divide, una colaboración entre redacciones que examina la desigualdad de ingresos y la supervivencia económica en California.


Síganos en Twitter y Facebook.


Siga nuestro canal RSS para artículos en español.


CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact Gary Reed with any commentary questions: gary@calmatters.org, (916) 234-3081.

Jacqueline Garcia

Jacqueline Garcia is a reporter covering poverty and inequality issues for our California Divide collaboration. She is based at La Opinion newspaper in Los Angeles, where she has covered issues ranging...