In summary

El gobernador propone un estímulo adicional de $600 para los californianos de bajos ingresos además de la reciente ayuda de estímulo federal. También quiere extender la moratoria de desalojos de California, que actualmente expira el 31 de enero.

Read this article in English.     

El gobernador Gavin Newsom quiere duplicar la ayuda de estímulo poniendo $600 adicional en las manos de californianos de bajos salarios y extender la moratoria de desalojo del estado, que expirará a fin de mes.

El gobernador demócrata anunció hoy las dos propuestas como parte de su próximo presupuesto para 2021. Newsom hizo una aparición virtual con los legisladores demócratas en una muestra de apoyo para orientar la ayuda a las familias de bajos ingresos que se han visto más afectadas financieramente por la pandemia de coronavirus. Dijo que pediría a los legisladores que aprueben una legislación de urgencia para obtener el dinero de estímulo mucho antes de la fecha límite presupuestaria de mitad de año.

“No queremos esperar hasta julio”, dijo Newsom. “Queremos algunas acciones inmediatas para distribuir $2.4 mil millones en lo que llamamos el estímulo Golden State. Esta es nuestra versión de lo que acaba de hacer el gobierno federal. Pero queremos, en lugar de que los cheques de $600 caigan en los bolsillos de las personas según lo que acaban de hacer los federales, queremos duplicar eso. Queremos traer $1,200 a los bolsillos de las personas “.

Newsom también propuso distribuir un total de $2.6 mil millones en dólares de ayuda federal para alquiler a inquilinos de bajos ingresos y pequeños propietarios. 

Los investigadores han descubierto que la recesión inducida por el virus ha golpeado más a los trabajadores de bajos ingresos mientras que los trabajadores de mayores ingresos, en gran parte capaces de trabajar desde casa, han escapado relativamente ilesos, lo que agrava la desigualdad de ingresos del estado. Incluso cuando la tasa de desempleo de California se modera desde un máximo de 16,4% en abril y mayo a 8.2% en noviembre, la tasa actual sigue siendo más del doble de la tasa de desempleo prepandémica en noviembre de 2019, que era 3.9%. 

Si se aprueba una legislación para enviar un estímulo a los californianos de bajos ingresos, Newsom dijo que el estado podría enviar aproximadamente 4 millones de cheques a las pocas semanas de su aprobación. Los cheques de estímulo enviarían $600 tanto a los contribuyentes como a las personas sin número de Seguro Social que recibieron el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo de California (EITC), que está disponible para los hogares. ganando menos de $30,000 anualmente. 

La asambleísta Eloise Gómez Reyes, una demócrata de Colton, aplaudió el esfuerzo de Newsom por construir sobre el programa EITC del estado, que se ha ampliado en los últimos años.  

“Es un esfuerzo político central para ayudar a abordar las desigualdades en nuestro estado que han sido tan exasperadas por COVID”, dijo Gómez Reyes. “Esta herramienta proporcionará la ayuda necesaria a quienes más la necesiten para pagar el alquiler atrasado y cubrir los gastos domésticos necesarios ahora que tantos han perdido sus trabajos o han reducido o interrumpido sus horas”.

Newsom también se comprometió a abordar la inminente crisis de desalojos del estado, que ha dejado más de 2 millones de personas en riesgo de desalojo y podria poner mas inquilinos en riesgo de contraer el virus mortal. La actual moratoria de desalojos está programada para terminar el 31 de enero sin intervención legislativa.

“Sí, lograremos un acuerdo para extender estas protecciones para inquilinos y desalojos”, dijo Newsom. “Es esencial, es fundamental. Todos reconocemos la necesidad de hacer eso “.

Sin embargo, el gobernador no indicó cuánto tiempo estaba proponiendo extender la moratoria de desalojo a pesar de que el asambleísta demócrata de San Francisco, David Chiu, ha propuesto extender la moratoria por el año.

Después de que expiró la moratoria de desalojos de la Corte Suprema de California el 1 de septiembre, Newsom y los legisladores estatales extendieron las protecciones para los inquilinos residenciales y previeron los desalojos hasta el 1 de febrero para las personas que declararon que perdieron ingresos debido a la pandemia del coronavirus. 

Sin un rescate nacional más grande, el acuerdo estatal es esencialmente una solución a corto plazo que convertirá el alquiler atrasado en deuda civil, lo que significa que los propietarios aún podrán solicitar el pago en la corte de reclamos menores.

Este artículo es parte de California Divide, una colaboración entre las salas de redacción que examina la desigualdad de ingresos y la supervivencia económica en California.


Síganos en Twitter y Facebook.


Siga nuestro canal RSS para artículos en español.


CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org .

Nigel Duara joined CalMatters in 2020 as a Los Angeles-based reporter covering poverty and inequality issues for our California Divide collaboration. Previously, he served as a national and climate correspondent...