In summary

La venta de alimentos, los fondos comunes y las campañas de recaudación de fondos han sido un salvavidas para muchas familias afectadas por la pandemia.

Read this article in English.   

Cuando Claudia Badillo comenzó a acumular deudas luego de perder su trabajo de limpieza de la casa cuando llegó la pandemia, decidió vender comida.

“Invité a una amiga que es buena cocinando y acordamos que ella cocinaría y yo me ocuparía de las ventas y entregaría los pedidos”, dijo Badillo. “Distribuiríamos las ganancias equitativamente”.

La preparación y venta de comida centroamericana evitó que Badillo cayera en una espiral de endeudamiento. “Los primeros meses antes de vender comida, mis hijos y mis amigos me prestaban (dinero) para pagar el alquiler, las facturas de servicios públicos, el seguro del automóvil y la matrícula en la escuela de cosmetología a la que asisto”, dijo Badillo.

Sin trabajo durante la crisis de salud, muchas familias recurrieron a tarjetas de crédito o pidieron préstamos a familiares y amigos para pagar sus facturas. Algunos han recurrido a eventos de recaudación de fondos en línea o recursos conjuntos. Otros han tratado de reducir sus gastos solicitando pagos más pequeños en préstamos para automóviles o cursos de educación profesional. Badillo dice que su escuela de cosmetología redujo su pago mensual de $400 a $250.

Aplazamiento de la deuda

Un informe reciente del Congreso encontró que el paquete de ayuda económica de $2 billones de la Ley CARES, junto con otros programas de aplazamiento de deuda y beneficios de desempleo mejorados, han ayudado a evitar que muchos consumidores incumplan sus deudas. Sin embargo, a medida que la pandemia se prolonga, no está claro qué pasará con la deuda del consumidor en el futuro.

Rigoberto Barboza, un ex beneficiario de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia que ahora es residente permanente, se vio obligado a cerrar su agencia de viajes, “Navega Travel Tours and Cruises” en La Puente en el condado de Los Ángeles.

Retrato de Rigoberto Barboza. Foto de Aurelia Ventura, La Opinión.

Al comienzo de la pandemia, trabajó desde su casa con la esperanza de que la economía se reabriera rápidamente, pero a medida que la pandemia se extendió, se vio obligado a cerrar. Sin ingresos, se sumergió en sus ahorros y agotó sus tarjetas de crédito. Con esposa e hijo, Barboza no vio mejor opción que enrolarse en la Guardia Nacional.

“Mi entrenamiento comienza en marzo, pero desde el primer día me van a empezar a pagar, lo que me permitirá salir adelante con mis gastos y pagar mis deudas”, dijo.

Para diciembre, el desempleo entre los latinos era incluso más alto que el promedio nacional, 9.3% versus 6.7%, según el informe más reciente de la organización UnidosUS, antes National Council of La Raza.

Eso es el doble de la tasa de desempleo 4% antes de la pandemia. 

Venta de alimentos

Mayra Todd, activista y líder de Mujeres de Hoy, una organización de Los Ángeles que ayuda a mujeres víctimas de violencia doméstica, dice que muchos inmigrantes desempleados han buscado ideas para hacer dinero durante la pandemia.

“Mi primera pregunta fue: ¿Qué puedes hacer?”, Dijo Todd. “La mayoría sabe cocinar y sugiero que planeen comenzar a vender comida”.

Su organización ha apoyado a las mujeres con equipos, lo que les ha permitido vender jugos de frutas o verduras. Otros han iniciado un negocio de pastelería vendiendo cupcakes.

Todd también ha organizado innumerables campañas de recaudación de fondos para familias desempleadas. “Recaudamos dinero a través de las diferentes aplicaciones y sitios en línea que existen”, dice.

Cundinas

Otra forma de ayudar a la comunidad latina ha sido con la organización de rifas y cundinas. Las cundinas o tandas son un sistema de ahorro basado en la confianza, muy popular en México que se realiza entre amigos, familiares y conocidos. Cada miembro aporta una cierta cantidad de dinero cada semana y un miembro recibe el bote de ahorros en cada ronda.

“Organicé una cundina en la que cada semana teníamos que ahorrar $25”, dijo Todd. “Tenemos 22 personas participando, y cada semana una persona estaba lista para recibir hasta $550”.

Donaciones de GoFundMe

Las campañas de recaudación de fondos en GoFundMe para las víctimas de COVID-19 también se han disparado. Cada vez más, las personas comparten sus luchas después de perder un trabajo, un ser querido o encontrarse con una emergencia.

“Morir en tiempos de una pandemia es caro y las familias afectadas han tenido que recurrir a todo tipo de actividades para recaudar fondos para los gastos del funeral”, dijo Emilio Amaya, director del Centro de Servicios Comunitarios de San Bernardino. “Cada día es más común ver sorteos y ventas de comida para intentar recaudar los fondos necesarios, y también hemos visto como las empresas funerarias aumentan sus costos por la demanda de sus servicios”.

Amaya agregó que es triste y lamentable ver la falta de apoyo oficial a los inmigrantes por parte de sus gobiernos. “La pandemia nos ha mostrado lo mejor y lo peor de nosotros mismos, pero sigue siendo alentador ver la solidaridad humana”.

GoFundMe informó que solo en 2020, la plataforma recaudó más de $625 millones para necesidades relacionadas con COVID-19. Como resultado, GoFundMe creó una categoría para que las personas recauden dinero para comida, alquiler y otros gastos.

A través de una cuenta familiar, los seis hijos de Brenda López que perdió su lucha contra el virus el verano pasado en Palmdale, han logrado levantar $142,758. Juan José Martínez, de 19 años, quien de la noche a la mañana se convirtió en padre y madre de sus hermanos menores de 15, 9, 8, 7 y 2 años, dijo a La Opinión que estas donaciones son para el sustento de la familia. 

“Quiero ahorrar ese dinero para nuestros gastos de educación en el futuro”, dijo Martínez.

Este artículo es parte de California Divide, una colaboración entre redacciones que examina la desigualdad de ingresos y la supervivencia económica en California.


Síganos en Twitter y Facebook.


Siga nuestro canal RSS para artículos en español.


CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact Gary Reed with any commentary questions: gary@calmatters.org, (916) 234-3081.