In summary

Las tecnologías de almacenamiento de energía de larga duración serán una parte integral de la planificación de energía renovable y cambio climático de California.

Read this article in English.     

Por Julia Prochnik, Especial para CalMatters

Julia Prochnik es directora ejecutiva de la Long Duration Energy Storage Association of California, julia@jasenergies.com

Los titulares son sombríos. La red eléctrica de Texas falla en medio de una ola de frío mortal, lo que pone en riesgo a millones. Una ola de calor histórica pone de rodillas a la red eléctrica de California, poniendo en riesgo a millones. 

Dos estados masivos con dos enfoques claramente diferentes de la energía, pero que aún enfrentan un resultado similar: fallas y apagones. En ambos casos, la causa es la misma, una falta de planificación para eventos climáticos extraordinarios que se están volviendo demasiado comunes.  

En principio, California se ha movido en la dirección correcta al adoptar la energía renovable. Pero en la práctica, debido en parte al retraso burocrático, se ha quedado corto y ahora el liderazgo energético de California está en un precipicio. Siga adelante con acciones audaces para implementar, adquirir y planificar una cartera diversa y complementaria de energía renovable y almacenamiento, y California cumple su búsqueda de una verdadera economía de energía verde. Aguanta y California cede su futuro energético a los combustibles fósiles. Debería ser una decisión fácil. 

Las fallas de la red de energía de California en agosto pasado pusieron en primer plano esta importante decisión para el estado. A pesar de algunos de los titulares engañosos, la energía renovable no fue la causa de los cortes de energía durante la histórica ola de calor del verano pasado. Fue una falta de planificación coordinada. De hecho, si el estado tuviera un conjunto más diverso de tecnologías limpias en línea, incluido el almacenamiento de larga duración, podríamos haber mitigado o evitado las interrupciones por completo. 

Eso nos lleva al ahora y la necesidad de planificar lo extraordinario. California se enfrenta a lo que probablemente será otro verano caluroso y el temor a que se repitan los cortes debido a las olas de calor extremo provocadas por el clima es genuino. El estado, bajo una enorme presión para evitar que se repita el verano pasado, está autorizando extensiones de contrato y expansiones para los recursos de combustibles fósiles, hipotecando nuestro futuro a cambio de algo de confiabilidad a corto plazo agregada a nuestra red. 

En lugar de planificar lo extraordinario al acelerar significativamente el despliegue y la adquisición de energía limpia, capacidad y almacenamiento para reemplazar de manera confiable los combustibles fósiles, el estado está aplicando una curita sucia.

Sí, el estado debe mirar a corto plazo y tomar decisiones para mantener las luces encendidas este verano. Pero eso no significa que el estado deba seguir demorando la aprobación y puesta en línea de proyectos de almacenamiento y energía renovable. Los extraordinarios impactos del cambio climático están aquí, con millones de californianos afectados por incendios, humo y clima extremo. Lo extraordinario se está volviendo ordinario y debemos planificar en consecuencia. Los cortes de energía de agosto de 2020 volverán a ocurrir si el estado no prioriza la acción a largo plazo.

Una red de energía limpia también es una red resistente y confiable. California puede y debe hacerlo mejor para facilitar el desarrollo rápido y sostenido de miles de megavatios de energía limpia y almacenamiento. Se han propuesto varios proyectos nuevos de almacenamiento de energía de larga duración en todo el estado que están listos para construir y poner en funcionamiento. Además de obtener más energía y almacenamiento, estos proyectos vienen con el incentivo adicional de ayudar a la recuperación económica del estado mediante la creación de miles de empleos verdes bien pagados. 

Pero para lograr el tipo de progreso que necesitamos en 2021 y en el futuro, los reguladores de energía deben tomar medidas ahora para permitir que estos proyectos (aire líquido, baterías de zinc-aire, hidrógeno, energía solar térmica e hidroeléctrica bombeada) entren en funcionamiento.

Nuestras políticas de planificación hasta ahora no han respondido a los desafíos de nuestra nueva realidad. Al trabajar con nuestros socios en la industria y en todas nuestras comunidades, las tecnologías de almacenamiento de energía de larga duración serán una parte integral de la energía renovable del estado y la planificación del cambio climático. De esa manera, los californianos pueden mantener las luces encendidas y cumplir con los objetivos estatales de cambio climático al mismo tiempo. 

El momento de que California sea audaz es ahora. Nuestro futuro de energía verde depende de ello.


Síganos en Twitter y Facebook.


Siga nuestro canal RSS para artículos en español.


CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org .