In summary

La propuesta del Departamento de Seguros eliminaría el “descuento por afinidad”, lo que afectaría a millones en comunidades de color.

Read this article in English.     

Por Julian Cañete, Especial para CalMatters

Julian Cañete es presidente y director ejecutivo de las Cámaras de Comercio Hispanas de California, canetej@cahcc.com.

Desde Washington, DC hasta Sacramento, las entidades gubernamentales están tomando medidas sin precedentes para apoyar a los trabajadores que han sido gravemente perjudicados por las consecuencias económicas de la pandemia de COVID-19. Pero estas acciones sin precedentes solo están haciendo una pequeña mella cuando se trata de apoyar a la comunidad hispana, que ha estado entre las más afectadas por la pandemia. 

Por eso me sorprende que el Departamento de Seguros de California todavía esté considerando una propuesta para revocar una política de larga data, aprobada por los votantes, que está ahorrando a millones de californianos cientos de dólares al año en seguros de automóviles.

El riesgo es algo conocido como “descuento por afinidad”, ahorros que se ofrecen a los miembros que compran un seguro a través de una afiliación grupal. Típicos de estos programas son los que se ofrecen a las personas mayores a través de organizaciones para personas mayores, maestros, bomberos y agentes del orden público a través de sus sindicatos, y propietarios de pequeñas empresas a través de asociaciones como las Cámaras de Comercio Hispanas de California.

Estos programas de descuentos grupales no son infrecuentes. Aproximadamente 40% de los conductores de California participan a través de organizaciones tan variadas como asociaciones comerciales, sindicatos, minoristas de membresía, grupos de defensa, clubes de automóviles y similares. 

Los miembros de las Cámaras de Comercio Hispanas de California, que representan el interés de los más de 815.000 empresarios hispanos de California, se han beneficiado de una relación de afinidad durante casi una década. Este descuento ha permitido a nuestros miembros ahorrar el dinero que tanto necesitan en su seguro de hogar y automóvil. Lo último que la comunidad hispana necesita ahora es que el Departamento de Seguros elimine nuestros descuentos en seguros.

Podemos apreciar que el Comisionado de Seguros Ricardo Lara está buscando proteger a los californianos de bajos ingresos y quiere ampliar descuentos a las comunidades desfavorecidas. Deben tomarse medidas para ampliar el alcance de los programas existentes, promover su disponibilidad en comunidades de bajos ingresos y llegar a nuevos grupos con redes en esas comunidades para establecer sus propios programas de descuentos grupales.  

Desafortunadamente, en lugar de ampliar los descuentos, esta propuesta eliminaría los descuentos para millones, incluidas las mismas comunidades de color y los californianos de bajos ingresos que menos pueden pagar cientos de dólares más por año. 

A pesar de asistir y hablar en innumerables audiencias y enviar cartas para rechazar estas regulaciones propuestas, Lara no nos escucha. 

Las regulaciones no resultarían en un beneficio claro para aquellos en comunidades desatendidas y no harían nada más que crear dificultades. Piense en los propietarios de pequeñas empresas. En cualquier lista de aquellos que se han visto más afectados económicamente por la pandemia, los propietarios de pequeñas empresas estarían cerca de la cima. 

Hay miles de empresas de este tipo en California, la mayor parte de las cuales están formadas por personas que hacen negocios por sí mismos o con no más de un puñado de empleados. Más de 40.000 de ellos han cerrado durante este año de la pandemia, muchos de ellos de forma permanente. Decenas de miles más (restaurantes y cafés, peluquerías y salones de uñas) cuelgan de hilos.

Que una agencia estatal elimine ese beneficio en este momento sería contradictorio con todo lo que California está tratando de hacer para evitar que cierren más pequeñas empresas. Estas regulaciones representan un aumento de los costos que no podemos pagar y limitarán nuestra capacidad de acceder a los descuentos que tanto necesitamos.

De hecho, el estado debe buscar formas de reducir los costos de manera equitativa para todos los californianos, dondequiera que vivan. Pero sacar dinero de los bolsillos de los californianos comunes y de nuestras pequeñas empresas minoritarias que solo intentan aguantar no es la respuesta. 

_____

Julian Cañete también ha escrito sobre la prohibición del tabaco aromatizado.


Síganos en Twitter y Facebook.


Siga nuestro canal RSS para artículos en español.


CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact Gary Reed with any commentary questions: gary@calmatters.org, (916) 234-3081.