In summary

El número de californianos disminuyó en 2020 durante el primer año desde al menos 1900. Pero los funcionarios estatales culpan a la pandemia e insisten en que no es un éxodo.

Read this article in English.             

La pandemia de COVID-19 ha hecho lo que más de un siglo de plagas, recesiones, oleadas de delincuencia, sequías y terremotos pasados no pudieron. 

Redujo la población de California.

Según los nuevos datos publicados hoy por el Departamento de Finanzas del Estado, la población de California disminuyó en 182,083 personas en 2020. Esa es la primera vez que la estadística anual viene con un signo menos desde 1900, cuando el departamento comenzó a recopilar estas estimaciones. 

El nuevo informe agrega una coda decepcionante a lo que ya han sido unas semanas duras para los demógrafos de California. La semana pasada, la Oficina del Censo de los EE. UU. publicó sus recuentos de población de una década que muestran que, aunque el estado creció entre 2010 y 2020, lo hizo a un ritmo más lento que el resto del país. 

Por lo tanto, ese otro fastidio de una primicia histórica: El estado está perdiendo un escaño en el Congreso

La nueva estimación de la población también proporciona más información para los críticos del gobernador Gavin Newsom, quienes tomaron el anuncio del censo de la semana pasada como evidencia de que el Estado Dorado está en declive. 

Los pronosticadores estatales enfatizan que los factores que contribuyeron a esta caída de la población son exclusivos de este período y, por lo tanto, temporales. En 2020, aproximadamente 51,000 californianos murieron de COVID-19. Las restricciones de viaje y el miedo al contagio también redujeron drásticamente el número de recién llegados del extranjero, la principal fuente del crecimiento de la población del estado durante la última década. 

“De cara al futuro, anticipamos que esos dos factores que nos llevaron temporalmente a territorio negativo van a cambiar en los próximos meses”, dijo el portavoz del Departamento de Finanzas, H.D. Palmer. 

Pero incluso si California alcanza la inmunidad colectiva, no es probable que el estado experimente un crecimiento acelerado en el corto plazo. Nuestra lenta tasa de crecimiento prepandémica se debe a algunas tendencias a largo plazo.

La tasa de natalidad del estado, que cayó en 2020, ha estado disminuyendo gradualmente durante años. 

La cantidad de californianos que han abandonado el estado por rincones más asequibles de la unión también ha sido un lastre para el número de personas del estado durante tres décadas. Esa “emigración nacional neta” superó la cantidad de nuevos inmigrantes de todo el mundo por primera vez en 2018, según estimaciones del Departamento de Finanzas.  

Palmer hizo todo lo posible para enfatizar que los californianos empacando para Texas y Colorado no son la causa principal de la sorprendente disminución de la población del estado.

“Algunas personas que corren con tijeras estadísticas intentarán extrapolar o hiperventilar que esto es evidencia de algún tipo de éxodo‘ al estilo ‘Mad Max’ de California y ese no es el caso”, dijo.

Los críticos conservadores de California han pasado la mejor metad de esto siglo advirtiendo que las tasas impositivas relativamente elevadas del estado sobre las personas de mayores ingresos y las voluminosas regulaciones perseguirán a los creadores de empleo del Estado Dorado a estados con menos impuestos y regulaciones. 

Pero un nuevo análisis del Instituto de Políticas Públicas de California dice que el estado sigue siendo tan atractivo como siempre para los ricos. Son las personas de las clases media y trabajadora las que se van, en gran parte debido a los altos costos de vivienda y otros costos. “En los últimos cinco años, el flujo de residentes de ingresos medios fuera del estado se ha acelerado”, escribió Hans Johnson, demógrafo del instituto. 

El número total de californianos yendo y viniendo enmascara cambios mucho mayores dentro del estado. El “éxodo” más dramático no ha sido de California a Florida, sino del Área de la Bahía al Valle Central y de Los Ángeles al Inland Empire.

Según las nuevas estimaciones del estado, la población de San Francisco disminuyó en 1.6% mientras que la población de Los Ángeles disminuyó en 1.3%. El beneficiario de todos esos emigrantes que trabajan desde cualquier lugar se encuentra tierra adentro. Desde enero de 2020, las poblaciones de Merced, Manteca y Tracy en el norte del Valle de San Joaquín y Banning y San Jacinto en el condado de Riverside crecieron en más de 2%.


Síganos en Twitter y Facebook.


Siga nuestro canal RSS para artículos en español.


CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: [email protected]

Ben Christopher

Ben covers California politics and elections. Prior to that, he was a contributing writer for CalMatters reporting on the state's economy and budget. Based out of the San Francisco Bay Area, he has written...