In summary

La Ley Step Forward limitaría la capacidad de llevar afiliaciones arbitrarias a pandillas a la sala del tribunal.

Read this article in English.    

Por Emily Galvin-Almanza, Especial para CalMatters

Emily Galvin-Almanza, ex defensora pública, es cofundadora de Partners for Justice, galvin@partnersforjustice.org.

Si le dijeran que existe una ley en los libros que permite a la policía apuntar a personas para enjuiciamientos especiales por motivos de raza, ¿lo creería? ¿Creería usted que esta ley permite a la policía designar a niños negros y morenos para vigilancia y acoso, y permite a los fiscales suspender muchas de las reglas que protegen los derechos de los blancos? ¿Qué pasaría si le dijeran que esta ley, la Street Terrorism Enforcement and Prevention Act (Ley de Prevención y Aplicación del Terrorismo Callejero) (STEP por sus siglas en inglés), está en los libros de California?

Experimenté por primera vez este marco legal asombroso en 2008, durante mi primer trabajo de verano como estudiante de derecho, cuando vi que la Ley STEP conducía a la condena de un padre joven inocente del delito que se le imputaba. Ahora, en mi trabajo al frente de Partners for Justice, una organización nacional dedicada a ayudar a las personas a salir del sistema legal penal con sus vidas lo más ilesas posible, sigue siendo difícil creer que aún no hayamos cambiado estos estatutos enormemente dañinos.

La Ley STEP de California se aprobó en 1988, con el pretexto de proteger a las personas del espectro (a menudo amplificado por los medios) de los delitos de pandillas. Se ha utilizado para criminalizar a los niños de color y crear un sistema de justicia separado para ellos y sus familias. Al permitir que la policía determine quiénes pueden ser designados como pandilleros y los fiscales para eludir las reglas normales de evidencia y utilizar los delitos cometidos por amigos y vecinos para inferir la culpabilidad, la Ley STEP sirve efectivamente para fabricar delitos sobre la base de la etnia y las relaciones.

Un hombre blanco puede enfrentar un juicio por robo bajo reglas de evidencia que exigen estrictamente que un fiscal demuestre que cometió el robo, sin importar si el fiscal tiene una foto de ese hombre en una barbacoa con un primo que una vez fue arrestado con una pistola. Pero para un hombre negro que enfrenta el mismo cargo con una acusación de pandilla agregada, a pesar de que las bases de datos de pandillas pueden estar tremendamente plagadas de errores, con bebés listados como gánsteres admitidos, el caso del primo también se puede presentar al jurado, junto con la foto. En virtud de la Ley STEP, se permite la culpabilidad por asociación, una vez anatema para los juicios con jurado.

La senadora estatal Sydney Kamlager ahora está luchando para cambiar eso con el Proyecto de Ley 333 de la Asamblea, la Ley STEP Forward. Cuando se le preguntó qué la motivó a presentar este proyecto de ley, me dijo que “AB 333 trata sobre el debido proceso y garantizar la coherencia en la forma en que se aplica el castigo adicional debido a la afiliación a una pandilla a la sentencia de una persona. Cuando vemos que el 92% del castigo adicional se agrega debido a la afiliación a una pandilla se usa contra las comunidades de color, tenemos que considerar cómo nuestro sistema de justicia penal está utilizando las herramientas que ya tienen a su disposición”.

El proyecto de ley evitaría que los fiscales aleguen que las personas son miembros de pandillas simplemente por la comunidad de la que provienen, con quién están relacionados, qué ropa usan o a quién conocen. La forma en que se procesan los crímenes de pandillas se acercaría más a la forma en que se procesó al crimen organizado: restringiendo la lista de crímenes que califican para acusaciones de pandillas y, lo más importante, requiriendo evidencia directa de la actividad de pandillas en lugar de permitir la culpa por asociación e inferencia extraída de especulación policial aplicada a publicaciones inocuas de Facebook o fotos de fiestas de cumpleaños. En última instancia, ayudaría a equilibrar el sistema estructuralmente racista contra las personas de raza negra y morena, y nos acercaría un paso más a la equidad.

Imagínese que lo sacan de la escuela, se le niega la oportunidad de graduarse con su clase y lo envían a un centro de detención porque seguía vistiendo de azul en la escuela después de que un juez le dijera a su madre que no se le permitía hacerlo y que no podía pagar para comprar tu ropa nueva. Imagínese que la policía lo detiene todos los días o que se queda despierto por la noche preocupado de que su oficial de libertad condicional lo envíe de regreso a prisión si se entera de que está viendo a su hijo, porque una orden judicial le prohíbe ver a sus seres queridos. Esta es la realidad en California, que es especialmente impactante dado este momento de ajuste de cuentas nacional con nuestro sistema legal criminal racista.

Al juzgar la calidad de una solución propuesta, la aportación de nadie es más importante que la de las personas más afectadas por el problema. Por eso es importante que este proyecto de ley esté copatrocinado por miembros de organizaciones comunitarias como Silicon Valley De-Bug, Pillars of the Community y Young Women’s Freedom Center. Pronto se escuchará en el piso de la Asamblea, pero el trabajo de crear conciencia sobre este tema ha recaído directamente sobre los hombros de las personas que experimentan las actuales injusticias de aplicación.

Este sistema ha creado décadas de daño, arruinado vidas, robado a los jóvenes de su futuro y familias separadas. No es suficiente usar una camisa de Black Lives Matter y pedir un cambio solo cuando algo es tendencia en Twitter. Si nosotros, como sociedad, vamos a lograr una transformación, debemos hacer el arduo trabajo de presionar a nuestros legisladores para que aprueben una legislación profundamente importante como la Ley STEP Forward.


Síganos en Twitter y Facebook.


Siga nuestro canal RSS para artículos en español.


CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org .