In summary

Una Oficina de Asequibilidad de la Atención Médica pondría fin al enfoque “whack-a-mole” de California.

Por Bill Kramer

Bill Kramer es director ejecutivo de políticas de salud en el Purchaser Business Group on Health, wkramer@pbgh.org.

Anthony Wright, Especial para CalMatters

Anthony Wright es director ejecutivo de Health Access California, awright@health-access.org.

Read this article in English.    

Con ocho de cada 10 californianos citando el aumento de los costos de la salud como una de las principales preocupaciones, los legisladores estatales pueden tomar medidas audaces la próxima semana para brindar a las familias un mejor acceso a la atención médica asequible y la recuperación económica a raíz de la pandemia de COVID-19. Como parte del presupuesto estatal, los legisladores votarán pronto sobre un nuevo enfoque integral para el aumento de los costos de la atención médica: una nueva Oficina de Asequibilidad de la Atención Médica.

Los precios inflados de la atención médica nos enferman más. Según una encuesta reciente de la California Health Care Foundation, más de la mitad de las familias de California retrasaron o saltaron la atención debido al costo, y casi la mitad dijo que sus condiciones habían empeorado como resultado. Los altos costos también nos hacen más pobres, desplazando los salarios y los beneficios a medida que los empleadores luchan con el aumento de los precios de los seguros.

Lo que es peor, nuestros costos de atención médica son mucho más altos que los de otros países, a pesar de que no requerimos más atención ni obtenemos mejores resultados. Simplemente pagamos más. Pero ese no tiene por qué ser el caso. Sabemos que una mejor atención cuesta menos y que mejorar la calidad de la atención también puede mejorar la asequibilidad.

Los legisladores y defensores de California han abordado el costo creciente de la atención a través de reformas específicas sobre medicamentos recetados, prácticas industriales anticompetitivas y facturas médicas de “sorpresa”. Pero intentar abordar cada uno por separado es un juego de “whack-a-mole”. La creación de una Oficina de Asequibilidad de la Atención Médica es un esfuerzo integral para abordar este problema en todo el sistema.

La nueva oficina propuesta es el resultado de años de negociaciones con las partes interesadas. Tiene el respaldo del gobernador Gavin Newsom, junto con un grupo poco común de partidarios entre los defensores de los pacientes, los empleadores y los sindicatos. Un proyecto de ley relacionado, el Proyecto de Ley 1130 de la Asamblea, del presidente del Comité de Salud de la Asamblea, Jim Wood, fue aprobado por la Asamblea en pleno la semana pasada.

La responsabilidad real es lo que hace que la Oficina de Asequibilidad de la Atención Médica propuesta sea única y potencialmente eficaz. Transformaría la forma en que se informan los datos de costos de atención médica y usaría esos datos para establecer objetivos de costos anuales exigibles en todo el estado para planes de salud, hospitales y sistemas de salud.

Permitiría al estado analizar los costos del mundo real experimentados por aseguradoras y proveedores, y utilizar esos datos para establecer un objetivo para cada sector de atención médica. Los costos no pueden exceder ese objetivo sin penalización o explicación.

El objetivo es brindar a los proveedores de atención médica de alto rendimiento un campo de juego justo al identificar los aumentos de precios y las fallas del mercado, y abordar el desperdicio en el sistema.

Los estudios muestran que si los costos siguieran aumentando solo a la tasa del crecimiento económico general, la Oficina de Asequibilidad de la Atención Médica propuesta podría ahorrarles a los californianos miles de millones de dólares cada año.

La idea recibió un amplio apoyo de los líderes de políticas de salud, las partes interesadas y los académicos de tres universidades de California durante un diálogo de 18 meses facilitado por el Centro de Convergencia para la Resolución de Políticas. A pesar de estar a veces en diferentes lados de los problemas, nosotros y otros participantes estuvimos de acuerdo en que lo que California necesita ahora es un esfuerzo para recopilar datos de costos y establecer objetivos de costos exigibles.

Entendemos que el cambio real debe producirse en toda la industria, ya que el sistema es interdependiente. La oficina propuesta reconocerá el papel que juegan los hospitales, los planes de salud, los grupos médicos y otros sectores del sistema en conjunto, en lugar de destacar a cualquier parte de la industria.

La idea no carece de precedentes. La Comisión de Políticas de Salud de Massachusetts ha estado estableciendo objetivos de costos desde 2012, con verdadero éxito . California puede aprovechar este y otros esfuerzos similares en otros estados para satisfacer nuestras necesidades únicas.

Si esta oficina hubiera estado en funcionamiento antes de la pandemia, una agencia centralizada de supervisión de la salud que examinara el panorama general podría haber ayudado a manejar la crisis. Podría proporcionar un mundo de ayuda en la próxima emergencia de salud pública.

No podemos cumplir con las metas que nunca nos propusimos. Con una Oficina de Asequibilidad de la Atención Médica, California puede reducir los costos de la atención médica y aumentar el acceso a la atención, al tiempo que mejora la calidad y la equidad en la salud. Pongamos a California por delante de la curva de costos de la atención médica, en lugar de quedar más atrás.


Síganos en Twitter y Facebook.


Siga nuestro canal RSS para artículos en español.


CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org .