Read this article in English.  

En agosto, cuando un rayo inició el incendio de su casa en el condado de Napa, Ian MacMillan escapó de las llamas con su esposa, sus tres hijos y su suegra. Un mes más tarde, cuando otro incendio forestal rugió en la región vinícola del norte de California, tuvieron que huir de su casa otra vez.

“Sonaba como una zona de guerra”, dijo MacMillan, de 41 años. “El fuego estaba ardiendo, los vientos eran malos y se podía oír el sonido de los tanques de propano.”

Esta vez, su casa no se salvó.

MacMillan pasó las siguientes semanas atendiendo asuntos urgentes, como encontrar un lugar para vivir. Sin embargo, ahora que él y su familia están temporalmente instalados, planea buscar su boleta en la oficina de correos donde se guarda su correo. “Cruzo los dedos y espero que esté allí”, dijo.

Las boletas de reemplazo pueden ser enviadas fuera de los condados registrados de los votantes, e incluso fuera del estado, siempre y cuando se soliciten antes del 27 de octubre. 

California se ha propuesto facilitar el voto de los residentes durante la pandemia enviando una papeleta de voto por correo a cada votante registrado. Pero para MacMillan y miles de otros que perdieron sus casas en los incendios de este año, el voto por correo plantea un conjunto único de desafíos. 

“Las boletas, en algunos casos, se enviaron por correo cuando estalló el incendio y pueden haber sido destruidas en el buzón o en sus casas”, dijo John Tuteur, del Registro de Votantes del Condado de Napa. 

En otros casos, las boletas pueden seguir guardándose en las oficinas de correos locales, pero por ley no pueden enviarse a una nueva dirección, ni siquiera a petición del votante. 

Así que hacer llegar una boleta a los votantes requiere un poco de empeño por ambos lados. Los condados están tomando medidas adicionales este año para informar a los votantes sobre sus opciones. 

Por primera vez, el Secretario de Estado de California y los responsables del registro de los condados de Napa y Sonoma han añadido secciones a sus sitios web para los votantes desplazados por desastres. Los condados crearon sus páginas en septiembre después del incendio del complejo LNU Lightning, que destruyó 1,491 estructuras, y justo antes del incendio Glass Fire que consumió 1,555 estructuras, incluyendo la casa de MacMillan.

En el condado de Shasta, el incendio de Zogg se inició el mismo día que el incendio Glass Fire que acabó destruyendo 204 estructuras. Cathy Darling Allen, la encargada del registro de votantes del condado de Shasta, dijo que su oficina planea llamar a los votantes registrados que pueden haber sido afectados por los incendios y que aún no han votado.

“También vamos a, probablemente una semana antes de las elecciones, revisar nuestro archivo de registro de votantes”, dijo Allen. “Probablemente haremos llamadas telefónicas en ese momento para tratar de encontrar a las personas y asegurarnos de que saben cuáles son sus opciones”. 

Pero la mayoría de los votantes no se dan cuenta de que hay algo fácil que pueden hacer: pedir una boleta de reemplazo. 

Según Tuteur, no hace falta ser una víctima de los incendios para obtener una boleta de reemplazo. Las razones legítimas pueden incluir: “Lo dejé en casa, mi perro se lo comió, [o] el gato orinó en él”, explicó.

Y estas boletas de reemplazo pueden ser enviadas fuera de los condados de registro de los votantes, e incluso fuera del estado, siempre y cuando se soliciten antes del 27 de octubre. 

Votar en persona también sigue siendo una opción hasta el día de las elecciones, ya sea en los centros de votación o en la oficina de comicios de cada condado. Los votantes también pueden registrarse o solicitar una boleta de reemplazo en la oficina de comicios de su condado.

“Pero para votar con seguridad y votar temprano, estamos instando a la gente a obtener una segunda boleta”, dijo Tuteur. “Con la pandemia, estamos tratando de evitar aglomeraciones o largas colas en nuestros centros de votación.”

En última instancia, la mayoría de las personas como MacMillan esperan que su boleta se retenga en su oficina de correos. Pero muchas personas desplazadas por los incendios forestales están dispersas en remolques, refugios, hoteles y casas de familiares. Algunos no disponen de automóviles para recoger su correo en la oficina de correos. Y algunas oficinas de correos están en zonas de evacuación de incendios y cerradas durante varios días.

“Las boletas, en algunos casos, se enviaron por correo cuando estalló el incendio y pueden haber sido destruidas en el buzón o en sus casas”.

JOHN TUTEUR DEL REGISTRO DE VOTANTES DEL CONDADO DE NAPA

“Parece una especie de sistema defectuoso”, dijo Sean Piccirilli, quien vive en un remolque en el estacionamiento del negocio de su tío desde que su casa se quemó en el incendio Glass Fire. 

Cuando Piccirilli se puso en contacto con la oficina de correos sobre su boleta electoral, dijo: “Parecían bastante nerviosos por todo el asunto porque no es sólo una persona la que les pregunta. Son todas las demás personas en la fila”.

Piccirilli nunca había votado en California antes. Acababa de mudarse de Oregon en marzo cuando estalló la pandemia, y dijo que se sentía aislado desde entonces. Ahora, su casa también desapareció. 

“Todo lo que acumulé en mis 27 años en este planeta, todo lo que significaba algo para mí, se desvaneció”, dijo. 

Sin embargo, la experiencia ha hecho que se comprometa más con el voto.

“Tengo una mochila con ropa y una foto de mi perro recientemente fallecido”, dijo. “¿Qué más tengo? Bueno, tengo mi voz y tengo las cosas que me importan y quiero expresarlas”. 

Isabella Bloom y Marco Torrez son reporteros de la Facultad de Periodismo de UC Berkeley.Votebeat es una colaboración nacional de medios de comunicación sobre la administración e integridad de y los asuntos relacionados con las elecciones sin precedentes de 2020. En California, CalMatters auspicia la colaboración con el Fresno Bee, el Long Beach Post y la Facultad de Periodismo de UC Berkeley.


Síganos en Twitter y Facebook.


Siga nuestro canal RSS para artículos en español.


CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact Gary Reed with any commentary questions: gary@calmatters.org, (916) 234-3081.

Isabella is a reporter at UC Berkeley’s Graduate School of Journalism.

Marco is a reporter at UC Berkeley’s Graduate School of Journalism.