En resumen

Cal State volvió a presentar una solicitud para que el dinero del estado se use para viviendas para estudiantes. La nueva solicitud incita a que el estado ayude a proveer a las universidades 800 camas más asequibles.

Read this article in English.  

Después de que el sistema de la Universidad Estatal de California se dio cuenta de que había leído mal la letra pequeña de una nueva subvención estatal para construir viviendas asequibles para estudiantes, los funcionarios volvieron a la mesa de discusión, calcularon nuevos números y les dijeron a los legisladores que tienen un plan para desarrollar más viviendas de bajo costo para los estudiantes.

La repetición de la solicitud significa que hasta 800 estudiantes más de Cal State, para un total de casi 3,400, pronto verán espacios de vivienda seguros subsidiados en un momento en que decenas de miles de estudiantes de California enfrentan una grave crisis de vivienda. Los proyectos de vivienda propuestos le costarían al estado menos de lo que Cal States consideró el otoño pasado.

El sistema de Cal State presentó sus planes ​​a la oficina del gobernador para su aprobación a mediados de enero, dos meses después de que un informe de CalMatters de 2021 descubriera que el sistema proponía innecesariamente menos camas asequibles.

En su solicitud inicial para reclamar una parte de los $2 mil millones que el gobernador Gavin Newsom reservó para viviendas para estudiantes, Cal State asumió incorrectamente que podría usar ese dinero, y solo ese dinero, para construir unidades asequibles para estudiantes de bajos ingresos.

Un reporte de CalMatters ayudó a que los  funcionarios de Cal State se dieran cuenta de que las reglas que rigen el programa de subvenciones permitieron a Cal State combinar dinero estatal con fondos externos. Por lo general, los campus construyen viviendas con dinero prestado. La subvención estatal puede servir como un gran pago inicial en esa hipoteca de vivienda para estudiantes. El uso de una combinación de fondos permite que los campus construyan más unidades y se endeuden menos. Esos ahorros después ayudan a cubrir el costo de las clases de los estudiantes. Es un enfoque que originalmente buscaban varios campus de la Universidad de California.

Los planes revisados ​​de Cal State exigen un financiamiento total de $823 millones para proyectos de vivienda en 10 campus, de los cuales $535 millones provienen de la nueva subvención estatal para vivienda y el resto de fondos externos.

Esa cantidad de $535 millones es importante. De acuerdo con las reglas de la subvención, Cal States recibe $600 millones durante los tres años de vigencia del programa de subvención, suponiendo que los legisladores y el gobernador cumplan su promesa de financiar completamente el programa.

La propuesta original del sistema Cal State buscó $773 millones, todo el dinero  proveniente de la subvención. Entonces, a pesar de que la lista original tenía camas más asequibles en la lista, no todas se podrían haber construido.

Las matemáticas incluyen diferentes costos, pero se basan en el costo promedio para construir una cama: el precio para proveer una cama adicional en Cal States es de $225,000 y $240,000  para las UC, según los datos del proyecto de subvención que enviaron los sistemas.

La forma en que el lenguaje de la subvención define una cama “asequible” varía según el campus, pero los alquileres no pueden exceder el 33% del salario típico de un condado para una persona de bajos ingresos. En Los Ángeles y San Diego, eso significa alquileres de aproximadamente $700 a $800 por mes. En UC Berkeley, está más cerca de $1,100 al mes.

De acuerdo a las matemáticas, el estado necesita más camas asequibles para los estudiantes. Numerosas universidades públicas de California informan largas listas de espera de estudiantes que buscan alojamiento en el campus. La universidad estatal de San Francisco escribe en su solicitud de subvención que tiene espacio para 4000 camas para estudiantes, pero en los últimos años ha tenido una lista de espera de 2000 estudiantes que buscan alojamiento. Otra investigación explica que decenas de miles de estudiantes universitarios luchan con situaciones de vivienda inestables y experimentan la falta de vivienda.
Mientras tanto, los legisladores están presionando a los sistemas de UC y Cal State para que amplíen sus inscripciones y así puedan obtener más viviendas para estudiantes. Varios campus de la UC tienen más estudiantes que camas disponibles.

Si bien Cal States invirtió aún más dinero de su subvención, todavía proponen pagar la mayoría de las unidades de vivienda asequible con dinero de subvención estatal. Si el sistema universitario hubiera propuesto usar una cantidad igual de dinero de la subvención estatal y de recursos externos, los campus podrían construir otras 1,100 camas asequibles, dijo el administrador de Cal State, Jack McGrory.

Pero un modelo de financiación que utiliza menos dinero de las subvenciones estatales habría sido demasiado caro para los campus, escribió Toni Molle, portavoz del sistema, en un correo electrónico. “Los proyectos no habrían sido financieramente viables con niveles más altos de cofinanciación de la deuda”.

“No voy a dudar de eso”, agregó McGrory, quien compartió sus cálculos con CalMatters después de la respuesta de Molle. Agregó que, como desarrollador privado, trata de gastar no más de la mitad de sus propios fondos en proyectos, pero que la vivienda asequible requiere un cálculo diferente porque hay menos ingresos para pagar la deuda.

Aún así, un campus de la Universidad de California que buscaba este dinero de la subvención, propuso que las universidades se endeuden más para así poder construir más camas asequibles. Como una opción, UC San Diego quiere usar $100 millones en nuevos fondos de subvenciones estatales para desarrollar 1,100 unidades ultra asequibles para estudiantes como parte de un proyecto de $365 millones. 

Ningún otro campus en cualquiera de los sistemas universitarios públicos de California se acerca a construir tantas camas. Un plan alternativo de UC San Diego crearía solo 390 camas asequibles pero cobraría alquileres increíblemente bajos de $418 al mes.

Otros proyectos de la UC rondan las 300 camas asequibles, en promedio. Lo mismo ocurre con los 10 proyectos de Cal State, con San Francisco State proponiendo la mayor cantidad en ese sistema: 750 camas asequibles.

Eso se debe a la experiencia que tiene UC San Diego en la construcción de viviendas para estudiantes, comentó Paavo Monkkonen, profesor de planificación urbana en UCLA.

La UC alberga aproximadamente un tercio de sus estudiantes, mientras que el sistema Cal State alberga menos del 15%, según un informe de la Oficina del Analista Legislativo de 2021.

Los campus no están obligados a utilizar un porcentaje determinado de la deuda para financiar sus proyectos de vivienda asequible, explicó Rebecca Kirk, funcionaria del Departamento de Finanzas del gobernador, que es la oficina responsable de revisar las propuestas de subvención de vivienda del campus. 

Se espera que el departamento de finanzas presente su propuesta final a los legisladores el 1 de marzo. La construcción de estos proyectos podría comenzar el 31 de diciembre de 2022.

De cara al futuro, Monkkonen dijo que el estado debería coordinar mejor los esfuerzos de construcción de viviendas para estudiantes de los colegios y universidades públicas de California para compartir financiamiento y otras ideas.

“Este es un lugar muy obvio para compartir conocimientos”, concluyó Monkkonen. “Todos estamos en el mismo equipo”.

Este artículo fue publicado originalmente por CalMatters.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

more on student housing

Exclusiva: Un error de Cal State puede significar la pérdida de 3,000 viviendas asequibles para estudiantes

EN RESUMEN Miles de espacios para viviendas asequibles para estudiantes están en peligro después de que el sistema de Cal State malinterpretó la letra pequeña de un nuevo programa estatal de viviendas para estudiantes de $2 mil millones según ha descubierto CalMatters. Una vez superada la fecha límite para las solicitudes, la solución sigue sin…

Las viviendas para estudiantes son escasas. Un plan de California planea invertir $5 mil millones para camas asequibles

En resumen Las viviendas para estudiantes en California son escasas y el estado tiene grandes planes para ampliar la inscripción en la Universidad de California y Cal States. Una propuesta de $5 mil millones otorgaría préstamos a los campus sin intereses para expandir su inventario de viviendas. Read this article in English.  La Universidad de California…

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Avatar photo

Mikhail Zinshteyn has been a higher education reporter since 2015. As a freelancer, he contributed to The Atlantic, The Hechinger Report, Inside Higher Ed and The 74. Previously, he was a reporter at EdSource...