En resumen

Los candidatos republicanos de todo el país están apelando a los votantes al reclamar su lealtad a Donald Trump. Pero en California, muchos dicen que no votaron por él.

Read this article in English.   

Más de un año después de dejar el cargo, el expresidente Donald Trump sigue ocupando un lugar preponderante en el Partido Republicano en todo el país. Buscando mantener la feroz devoción de los votantes republicanos mientras contempla otra candidatura presidencial en 2024, Trump continúa realizando regularmente mítines de campaña que atraen a miles de asistentes.

No tanto en California.

Incluso cuando los aspirantes republicanos en otros estados compiten para demostrar cuál de ellos está más alineado con Trump y su agenda, su nombre está prácticamente ausente de las campañas para gobernador y otros cargos estatales en California, donde obtuvo menos de un tercio de los votos en 2016 y sólo un poco más en 2020. Las afirmaciones falsas de que le robaron un segundo mandato a través del fraude electoral ya no se escuchan aquí.

En un puñado de carreras competitivas, quizás las mejores oportunidades del Partido Republicano para romper una racha perdedora para un cargo estatal que se remonta a 2006, algunos de los principales candidatos incluso se están distanciando de Trump y se niegan a decir si votaron por el expresidente.

La estrategia sugiere que sus campañas, incluso antes de que se lleven a cabo las elecciones primarias de junio, ya están mirando más allá de la base conservadora para atraer a un electorado más amplio en las elecciones de noviembre. Eso podría hacer que un político fuera expulsado de Texas por deslealtad, pero no ha causado mucho revuelo entre los republicanos de California.

Varios candidatos ganaron el respaldo del partido estatal en su convención en Anaheim el fin de semana pasado. Las mayores muestras de apoyo del expresidente fueron recuerdos perdidos a la venta en puestos de vendedores y algunas menciones en foros de candidatos.

Jim Brulte, expresidente del partido republicano estatal, dijo que los candidatos republicanos no tienen necesidad de aferrarse a Trump porque tienen un mejor mensaje para vender a los votantes este año sobre los fracasos del presidente demócrata Joe Biden.

“Si los demócratas quieren hacer esta elección sobre Donald Trump, estoy feliz de tener ese argumento”, dijo. “Cuando Donald Trump era presidente, teníamos precios del petróleo más bajos, precios de la gasolina más bajos, relativamente poca o ninguna inflación”.

Eso no quiere decir que el entusiasmo por Trump se haya evaporado de alguna manera en California. Los republicanos, a pesar de representar una minoría cada vez más reducida del electorado, todavía suman más de 5 millones en todo el estado, y muchos de ellos adoran al expresidente.

“Apoyamos al presidente Trump y apoyamos todo lo que él representa”, comentó Randall Jordan, presidente del Tea Party California Caucus, en la convención. “Esperamos que vuelva a postularse o que tengamos otro candidato fuerte para 2024”.

Días después, se filtró un audio del líder de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy de Bakersfield diciéndole a un grupo de líderes republicanos que presionaría a Trump para que renuncie luego del ataque al Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero de 2021. McCarthy parecía estar en modo de control de daños menores durante su discurso de apertura el sábado por la noche, cuando sugirió que Trump debería haber ganado el Premio Nobel de la Paz.

What Californians need to know to prepare to vote
Go to Voter Guide

No obstante, los republicanos que esperan la victoria en la California azul deben lograr un equilibrio cuidadoso. Trump sigue siendo abrumadoramente impopular en la mayor parte del estado y los demócratas han podido capitalizar esa marca tóxica.

El asambleísta Chad Mayes de Yucca Valley, exlíder del caucus republicano de la Asamblea que más tarde dejó el partido por culpa de Trump, explicó que los candidatos republicanos que se están distanciando del expresidente sin denunciar completamente sus ataques a las elecciones de 2020 están mostrando cobardía política, no coraje. Muchos de ellos rechazan el trumpismo en privado, agregó, pero no llegarán tan lejos en público porque temen perder votantes conservadores.

“No es suficiente estar callado. Los republicanos tienen que rechazar rotundamente ese comportamiento”, dijo Mayes. “Estás jugando a la política con los fundamentos de nuestra democracia”.

Durante la elección de destitución contra el gobernador Gavin Newsom el año pasado, el presentador de radio Larry Elder impulsó a los votantes republicanos a criticar los mandatos de coronavirus del gobernador y otras políticas liberales en el estado. Entonces Newsom invirtió con éxito el enfoque sobre Elder, martillándolo en anuncios y eventos de campaña como “el más Trump de los candidatos” e “incluso más extremista que Trump”. Newsom terminó ganando las elecciones de revocación por casi el mismo margen masivo con el que ganó el cargo de gobernador en 2018; Elder rechazó una revancha este año.

Newsom parece ansioso por replicar la estrategia. En una llamada de Zoom el pasado martes con voluntarios de la campaña, acusó a Brian Dahle, quien recibió el respaldo del Partido Republicano para gobernador y es su rival más probable este otoño, de apoyar el ataque del 6 de enero y negarse a reconocer públicamente que Biden ganó la presidencia.

“Este tipo es Trump de principio a fin”, dijo Newsom.

Senador estatal y agricultor de semillas de la zona rural del norte de California, Dahle habló en un mitin de Trump en Redding en junio de 2016, declarando a la región “país de Trump”. Esta campaña, es mucho más circunspecto.

Dahle ha expresado varias veces que apoyaría a Trump si vuelve a ser el candidato republicano a la presidencia en 2024 y luego pasó rápidamente a criticar el historial de Newsom. Ha promocionado en gran medida sus credenciales bipartidistas, diciendo a CalMatters que él sería un mejor socio para los legisladores demócratas en el Capitolio de lo que ha sido Newsom.

El senador estatal Brian Dahle, candidato a gobernador de California, habla durante la convención del Partido Republicano de California en Anaheim el 23 de abril de 2022. Fotografía de Alisha Jucevic para CalMatters

Dahle se la pasó criticando al gobernador Newsom en la conferencia del martes y dijo que el actual gobernador está tratando de “distraer, desviar, negar” mientras “todas las instituciones cívicas de California se desmoronan”. En un comunicado, comentó que había una investigación activa desde el 6 de enero y que “las personas que violaron la ley deberían ser procesadas, aquellos que estaban ejerciendo su derecho a la libertad de expresión deberían ser protegidos”. 

Pero notablemente no afirmó los resultados de las elecciones de 2020, incluso después de que CalMatters presionó a su equipo para aclarar la posición de Dahle sobre la teoría de la conspiración de Trump sobre el fraude electoral. En una entrevista televisiva un día después, Dahle dijo: “Joe Biden es nuestro presidente, sin duda”.

Jenny Rae Le Roux, quien es parte del partido republicano y propietario de un negocio que ha recaudado más dinero que cualquier candidato que se enfrente a Newsom que no sea Dahle, no parece haber hecho ninguna declaración pública sobre Trump, aunque recientemente anunció que su ex director político, Chris Carr, se desempeñaría como asesor principal de su campaña.

What to know about the 2022 elections in California
All Election Coverage

Los republicanos en California pueden darse el lujo de ser diferentes porque el estado está en gran parte fuera del radar de Trump. Carr ha estado involucrado en más de 140 campañas electorales como asesor este año, según el sitio web de seguimiento electoral Ballotpedia, pero ninguno en California.

Entonces, mientras que la campaña del Senado de los Estados Unidos en Ohio se ha convertido en una pelea sobre el respaldo de Trump, hay más espacio en California para un candidato como Shawn Collins, un veterano de la Marina quien también es abogado y terminó tercero en la votación de apoyo a gobernador del partido estatal, por delante de Le Roux.

Collins dijo a CalMatters que no votó por Trump, ni por Biden, a quien confirmó como el “presidente legítimamente elegido”, en 2020.

En una entrevista a principios de este mes, Collins dijo que “le encantaban muchas de las cosas que estaba haciendo Donald Trump”, incluida la firma de un proyecto de ley para reducir algunas sentencias penales federales que “fue una de las leyes más importantes para las personas de raza negra y latinas”. Pero agregó que los mensajes de Trump sobre temas como el fraude electoral socavaron sus logros y dificultaron marcar su nombre en la boleta electoral.

“Lo dejé en blanco”, comentó Collins. “Simplemente estaba desgarrado”.

Collins explicó que se postulará para gobernador para construir una carpa más grande para el Partido Republicano, con un mensaje de valores familiares, fe y conservadurismo fiscal que cree atraerá a las comunidades minoritarias. También dijo que estaba muy frustrado porque “el Partido Republicano de California se ha enganchado al mensaje nacional” a expensas de ofrecer soluciones a problemas más relevantes para la vida de los californianos. Los argumentos sobre el fraude electoral, agregó, están desanimando a la base conservadora de presentarse a las elecciones.

“Necesitamos crear nuestra propia marca del Partido Republicano aquí en California”, señaló. “No estamos haciendo un buen trabajo si no ofrecemos alternativas”.

La mejor opción de los republicanos para un cargo estatal este año puede ser Lanhee Chen, quién se compromete a actuar como un organismo de control fiscal independiente para el estado y que ha recaudado más dinero que cualquier otro candidato republicano a nivel estatal. Chen, ex asesor político del candidato presidencial de 2012 Mitt Romney, se ha negado repetidamente a decir sí votó por Trump, incluso durante una entrevista este mes con CalMatters.

Chen condenó lo sucedido el 6 de enero como una “abominación” y un “ataque a la democracia”, y dijo que los involucrados “deberían ser procesados ​​con todo el peso de la ley”. También declaró que Biden fue “elegido legítimamente como presidente de Estados Unidos. No tengo ninguna duda al respecto”. 

Aún así, esquivó varias preguntas directas sobre su apoyo a Trump, enfatizando su “capacidad de pensamiento independiente” por parte de su partido. “Yo no serví en su administración. No me pidieron ni busqué servir en esta administración”, comentó Chen. “Hay un interés abrumador en mirar hacia atrás en lugar de hacia adelante. Y creo que el futuro del estado no lo definirá el expresidente Trump”.

A pesar de eso, Chen fue recibido calurosamente en la convención estatal del partido. Su stand de candidato experimentó una actividad constante durante todo el fin de semana, que terminó con los delegados respaldando su candidatura.

La gente usó sombreros y prendedores en apoyo del expresidente Donald Trump durante la convención del Partido Republicano de California en Anaheim el 23 de abril de 2022. Fotografía de Alisha Jucevic para CalMatters

Los activistas del partido también respaldaron a Nathan Hochman, un ex fiscal federal que se identifica con el “medio duro” del espectro político. Por otro lado, Eric Early, un partidario vocal de Trump y quien está en la carrera por el cargo de fiscal general del estado, se ha comprometido a investigar las elecciones de California.

Los conservadores esperan que la creciente ansiedad por el crimen pueda barrer al titular demócrata Rob Bonta de su cargo, y Hochman ha jugado su campaña con extrema cautela en un intento por lograr un atractivo cruzado, negándose a tomar una posición en numerosos temas controvertidos.

En una entrevista con CalMatters este mes, Hochman también se negó repetidamente a responder preguntas sobre si votó por Trump. También agregó que la privacidad de los votantes es “un derecho fundamental y sagrado” y que no importaba si apoyaba al expresidente porque eso no afectaría la forma en que haría cumplir la ley como fiscal general.

“Trump es un marcador de posición para una serie de acciones, políticas y declaraciones”, concluyó Hochman. “Trump no está en la boleta electoral”.

La reportera Sameea Kamal contribuyó a esta historia.

Este artículo fue publicado originalmente por CalMatters.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

more on california republicans and trump

House Minority Leader Kevin McCarthy speaks during the California Republican Party convention in Anaheim on April 23, 2022. Photo by Alisha Jucevic for CalMatters

¿Pueden los republicanos de California volver a ganar en todo el estado?

En resumen Los republicanos de California se reúnen en su convención estatal con la esperanza de ganar un cargo estatal por primera vez desde 2006 y ayudar al Partido Republicano a retomar el control del Congreso. Pero las divisiones entre facciones pro-Trump, conservadoras y tradicionales eran difíciles de ignorar. Read this article in English.    No muchos…

Kenneth Lundgreen holds a sign against President Donald Trump outside of Twitter headquarters on Jan. 11, 2021, in San Francisco. Police officers erected barricades and staged for a possible conservative protest Monday morning. Photo by Noah Berger, AP Photo

California Assembly impeachment vote puts Republicans in bind

That the California Assembly would spend its first day of the year calling for the removal of President Donald Trump — a week after he sicced a mob of white supremacists, conspiracy theorists and hooligans on Congress — is about as surprising as summer fog in San Francisco. Democrats hold a super-majority in both chambers…

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Alexei covers Gov. Gavin Newsom, the Legislature and California government from Sacramento. He joined CalMatters in January 2022 after previously reporting on the Capitol for The Sacramento Bee and the...