En resumen

En las abarrotadas primarias para postulación de controlador de California, Yvonne Yiu está apostando a que gastar millones de su propio dinero es su boleto para lograr quedar en uno de los dos primeros puestos. Pero el historial de candidatos autofinanciados en las contiendas estatales es mixto.

Read this article in English.   

En la mayoría de las elecciones de California, la contienda por el control estatal no recibe mucha atención.

Pero este año, es una de las contiendas que más están llamando la atención. Y la dinámica política lo hace impredecible, abriendo potencialmente un camino para una candidata que no está haciendo mucha campaña, pero que está gastando millones de su propio dinero.

Algunos estrategas creen que Lanhee Chen, la única republicana en las primarias del 7 de junio, probablemente obtenga uno de los dos lugares en la boleta electoral de noviembre. Eso obligaría a cuatro demócratas a luchar por el segundo puesto. 

Esta también Malia Cohen, presidente de la Junta de Supervisores, que cuenta con el respaldo del Partido Demócrata de California. También se cuenta con Steve Glazer, un senador estatal del Área de la Bahía que se presenta como un perro guardián independiente que se enfrentará a los líderes del partido.

También esta corriendo Ron Galperín, quien se desempeña como controlador de la ciudad de Los Ángeles, la “designación de la boleta dorada”, dice, porque es el único candidato que es  “Controlador” junto a su nombre. También dice que es muy conocido en Los Ángeles y espera capitalizar la alta participación de votantes para la contienda por la alcaldía de alto perfil.

Y luego está Yvonne Yiú, miembro actual del concejo municipal y ex alcalde de Monterey Park (población 60,000) en el Valle de San Gabriel. Como asesora financiera desde hace mucho tiempo, ya ha canalizado alrededor de $ 5.7 millones de su propio dinero en su campaña, incluida una donación de $ 1.2 millones el jueves pasado.

Eso es el 95% de su recaudación total de $6 millones hasta ahora. Los otros cuatro contendientes principales han recaudado alrededor de $ 7 millones, combinados.

La cantidad de dinero en efectivo que está dispuesta a gastar en una contienda electoral en la que tiene todo en su contra ha escandalizado a varios, y hace deella un caso atípico entre todos los candidatos que se postulan para un cargo estatal en las primarias.

¿Un candidato sigiloso?

El 5 de mayo, tres días después de la primicia de Politico de un proyecto de fallo de la Corte Suprema de EE. UU. para anular la histórica Decisión de Roe v. Wade, Cohen pidió a Chen que declarara su postura sobre el derecho al aborto de una vez por todas. Galperín y Glazer siguieron prontamente.

El controlador no se inmiscuye en la política estatal, pero como California se prepara para convertirse en un santuario para aquellos que buscan abortos, es posible que el gasto estatal caiga dentro del alcance limitado del controlador. Aun así, hacer campaña sobre el derecho al aborto podría impulsar el reconocimiento del nombre de un candidato. Los Demócratas esperan que les ayude en las urnas, y que pueda superar las preocupaciones de los votantes sobre el crimen, la falta de vivienda y la inflación.

Pero mientras los otros candidatos buscaban atención, Yiu se quedó fuera.

Lo que va acorde al enfoque más sigiloso que ha tomado hasta ahora. En sus propias palabras, es la candidata más desconocida y, a diferencia de los otros candidatos, no está interesada en usar la oficina del controlador como trampolín.

“Quiero hacer lo que se hacer bien, que son las finanzas”, dijo en una entrevista de patrocinio con el Sacramento Bee.

No es que ella no esté haciendo campaña en absoluto. Para su  cumpleaños número 50 en octubre pasado, Yiu lanzó una campaña de recaudación de fondos. Ella también asistió a la convención estatal del Partido Demócrata en marzo e hizo su presentación para el respaldo del partido. Ella ha estado publicando consejos de educación financiera en su página de Instagram, promocionando sus respaldos en su página de Facebook y cortejando a los votantes asiático-estadounidenses a través de Eventosgrupos y medios dirigidos.

Ella se negó a ser entrevistada para esta historia. Cuando se le preguntó por qué está dispuesta a gastar tanto de su propio dinero para convertirse en controladora, respondió por correo electrónico que, como inmigrante y mujer, ha sido subestimada durante toda su carrera y siempre ha confiado en sí misma.

“Cuando anuncié mi campaña correr por el puesto de Contralor del Estado, los expertos políticos, las élites del partido y los grupos de intereses especiales me descartaron nuevamente. Decidí hacer lo que siempre he hecho cuando quería algo. Contaba conmigo misma para hacer el trabajo”, dijo. CalMatters.

“El hecho de que he puesto mi propio dinero en esta contienda me hace independiente, y los votantes nunca tendrán que dudar si tengo si tengo o no, las mejores intensiones para ellos”.

A diferencia de los otros candidatos principales a controlador, ella también rechazó entrevistas en video en persona con CalMatters para la guía del votante, presentando respuestas por escrito en su lugar.

Ella tampoco habla en su anuncios de campaña – en cambio, permite que un narrador la presente a votantes aparentemente aleatorios y promueva el eslogan de su campaña: “Yiu es para ti”.

Pero Yiu dice que no cree que la falta de reconocimiento de nombre en todo el estado sea un problema y dice que los votantes no están tan familiarizados con ninguno de los candidatos en la contienda. Si los respaldos de los medios son una indicación, el división de tres vías entre los principales candidatos muestra que es el juego de cualquiera.

“No soy una candidata tradicional que ha pasado su carrera en la política. El hecho es que los expertos políticos no me conocen”, dijo Yiu en el correo electrónico. “Sin embargo, mi fortaleza son mis antecedentes, experiencia y habilidades, que creo que es lo que los votantes buscan en un controlador estatal: alguien que entienda de finanzas, sepa cómo administrar inversiones y pueda ahorrar dinero a los contribuyentes”.

Ella no es la primera candidata estatal en adoptar un enfoque un tanto “sigiloso” para hacer campaña, confiando principalmente en anuncios de televisión y anuncios publicitarios para ganarse a los votantes. Pero esa estrategia tiene sus límitaciones.

Matt Shupe, estratega político de varias campañas de candidatos  republicanos, dijo que el poder de los anuncios de televisión solo llega hasta cierto punto.

“Las campañas siempre estarán limitadas por una cantidad finita de fondos, y cómo se organizan esos recursos son algunas de las decisiones más importantes que toma una campaña. Si está comprando todos sus anuncios en la televisión, se está perdiendo de las personas que cortan el cable y están en Hulu y Netflix”, dijo Shupe.

“Del mismo modo, si solo está comprando correo directo, puede perder a los votantes en las redes sociales. Tener el espectro más amplio de comunicaciones es vital y ahí es donde está el poder de los medios ganados”.

El estratega político Kevin Spillane dijo que si bien gastar $4 millones en anuncios de televisión tendrá un impacto, no hay garantía de que sea suficiente.

En una contienda electoral negativa, como la de controlador, la designación de la boleta y el partidismo juegan un papel clave.

“Cada uno de sus oponentes tiene espacios individuales e identificación de nombre”, dijo Spillane, citando el título de “controlador” de Galperin y las reputaciones que Glazer y Cohen han construido en el Área de la Bahía. “Eso vale más que una cara nueva que entra y trata de comprar una oficina en esas regiones”.

What Californians need to know to prepare to vote
Go to Voter Guide

Lecciones de autofinanciamiento

Yiu llegó a los EE. UU. desde Hong Kong a la edad de 16 años tras la muerte de su padre. Obtuvo su licenciatura en economía de la UCLA y su maestría en finanzas de la Universidad Loyola Marymount.

Ella dice que nunca olvidó las dificultades que enfrentó su madre para criar sola a sus tres hijas. Es algo por lo que está haciendo campaña: promover la educación financiera para mujeres y personas de color.

Yvonne Yiu se postula para controlador estatal. Imagen a través de YouTube

Yiu trabajó como asesora financiera y administradora de activos para firmas como Merill Lynch, E*Trade Financial, Citicorp Investment Services y Charles Schwab. También fundó su propia firma de inversión y Corredora de Bolsa que, según informa, administró $ 500 millones en activos.

Mientras que ahorajubilada de las finanzas, ha trabajado a tiempo parcial como árbitro y perito para la Administración Reguladora de la Industria Financiera, una corporación privada que tiene como objetivo autorregular la industria financiera. (Esa administración una vez censuró y multó a la propia empresa de Yiu por depositar indebidamente fondos de inversionistas en una cuenta fiduciaria de bienes raíces propiedad de uno de los miembros administradores del fondo).

Ahora, está usando parte de esa riqueza para impulsar su campaña.

“El hecho de que he puesto mi propio dinero en esta contienda electoral me hace independiente, y los votantes nunca tendrán que dudar si tengo o no las mejores intenciones para ellos”.

yvonne yiu, candidata a contralora estatal

Entonces, ¿cuál es el poder que dá la autofinanciación?

En 2018, impulsó al republicano John Cox a ser uno de los dos primeros para gobernador, aunque finalmente perdió cómodamente ante el demócrata Gavin Newsom.

Tim Rosales, quien fue director de campaña de Cox, dijo que el dinero propio de un candidato proporciona el “lujo” de poder pasar por alto a la prensa y pagar por la comunicación directa con los votantes.

“Puede marcar una diferencia significativa, especialmente cuando tienes un campo abarrotado y candidatos que son desconocidos y donantes que están divididos”, dijo. “Ser capaz de invertir en tu propia campaña en gran medida, te da impulso”.

“La gente necesita saber que tienes todo en el asador, y que corres un riesgo” si no tienes un historial en política, agregó Rosales. “Muestra confianza y muestra que realmente crees que puedes hacerlo”.

También en 2018, Eleni Kounalakis, un desconocido político y ejecutivo de una de las empresas de desarrollo de tierras más grandes de California, ganó las elecciones para vicegobernador después de gastar $7.7 millones de su propio dinero, y obtener ayuda de un esfuerzo e inversión independiente de $5 millones financiado por su padre. Este año, Kounalakis es enfrentando solo una oposición simbólica para la reelección.

Sin embargo, el dinero no es el cuadro completo. En California, se necesitaría mucho más que el dinero que ha invertido Yiu para una campaña mediática en todo el estado, dijo Galperin, una de sus competidoras demócratas.

Y, le expresó a CalMatters, “A los californianos por lo general, no siempre, les gusta que la gente simplemente compre una elección”.

También hay una larga historia de candidatos autofinanciados que no han ganado: el republicano Bill Simon, que se postuló sin éxito para gobernador en 2002; el demócrata Steve Westly, quien perdió en las primarias para gobernador en 2006; y la republicana Meg Whitman, quien gastó un récord de $ 140 millones en su campaña, asegurando la nominación, pero perdiendo ante el gobernador demócrata Jerry Brown en 2010.

La consultora Rosales, también señaló el ejemplo de Al Checchi, quien gastó $ 40 millones de su propio dinero en las primarias demócratas para gobernador en 1998 y terminó perdiendo ante Gray Davis, quien tenía una sólida base de apoyo entre el partido debido a su larga trayectoria.

“El dinero te pone en el mapa”, dijo Rosales, “pero no necesariamente puedes ganar las elecciones”.

CalMatters el reportero Alexei Koseff contribuyó a esta historia.

Este artículo fue publicado originalmente por CalMatters.

Síganos en Twitter y Facebook.

Siga nuestro canal RSS para artículos en español. 

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

We want to hear from you

Want to submit a guest commentary or reaction to an article we wrote? You can find our submission guidelines here. Please contact CalMatters with any commentary questions: commentary@calmatters.org

Sameea covers the state Capitol and California politics for CalMatters and is also a production assistant. She joined CalMatters in June 2021 from the Los Angeles Times, where she was a News Desk editor....